BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
El abuelo que saltó por la ventana y se largó
¿Qué se le puede pedir a la vida como regalo de cumpleaños? Para Allan Karlsson un anciano que va a cumplir los cien años de
vida la respuesta es sencilla, romper con la más que sufrible monotonía de su
día a día en la residencia de ancianos en la que se encuentra para volver a
disfrutar de la vida como en sus tiempos de juventud.

El abuelo que saltó por la ventana y se largó

Armado de valor Allan saltará por la ventana de la habitación
que ocupa en la residencia dejando a todos plantados en la fiesta de su cumpleaños para lanzarse en busca de
aventuras, en busca de algo que le devuelva la ilusión por la vida y le haga
sentir como en aquellos años de su juventud en los que los hechos más insólitos
y sorprendentes eran habituales en su vida, pues en definitiva la aventura era
su propia historia.
De esta manera mientras Allan va dando pasos hacia las muchas
sorpresas que todavía le depara la vida nos irá recordando sus vivencias; desde
su experiencia con los explosivos o colaboración para la creación de la primera
bomba atómica, su participación en la guerra civil española, sus encuentros con
Franco y Stalin, o su trabajo como agente secreto entre otros muchos trabajos nos mostrarán
quien es realmente Allan Karlsson y que sobretodo la vida es para vivirla.
El abuelo que saltó por la ventana y se largó

NOTA: 6,5  
La película
es la versión cinematográfica del libro de mismo nombre de Jonas Jonasson, en
la que se tocan algunos de los sucesos más importantes
de la historia en este último siglo que son utilizados como telón de fondo mientras nos cuentan la vida del
protagonista y que servirán para dar carácter al personaje de Allan Karlsson y justifique a su vez su afán y obsesión por vivir aventuras.
En este aspecto las anécdotas de su vida dan bastante juego
a la hora de hacer numerosos gags que aporten un tono cómico a la aventura de
un señor de 100 años al que nadie parece poder parar. Lamentablemente según va
avanzando la película ese toque de humor parece que va perdiendo intensidad aunque
acabe por recuperarla en el momento justo para volver a enganchar con fuerza
al espectador. A pesar de ese bajón momentáneo en el aspecto humorístico, esto
no es de vital importancia pues lo mejor de la película es el toque de fantasía
e imaginación en la historia que hacen que uno quiera saber que más vivió el
anciano Allan, pero sobretodo que más le puede quedar por vivir.

El abuelo que saltó por la ventana y se largó
DIRECTOR: Felix Herngren
REPARTO:
Robert
Gustafsson, Iwar Wiklander y David Wiberg, Mia Skäringer, Jens Hultén

3 Comentarios

  1. tienes toda la razón Javier.
    pero esta visto que la gente mayor, la tienen marginada y la pena que quien hace eso, no sabe que malo será si no llegamos todos a viejos…

    Juankar.

  2. Hombre es que la historia esta llena de flashbacks de su juventud, asi que aprovechan y ponen al mismo actor para las dos etapas que igual se hubiera notado mucho si hubieran puesto a personas difentes para cada etapa. De todos modos lo peor el doblaje, en el que la voz del anciano resulta bastante forzada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here