Hoy os voy a hablar de una serie que, según mi nada objetivo punto de vista, debería ser de obligado visionado.  No es otra que FNL, o lo que es lo mismo Friday night lights.
FNL se estrenó en 2006 y acabó en 2011 tras cinco temporadas en emisión.  La serie se basa en un ficticio pueblo de Texas llamado Dillon, en la que la población vive por y para su equipo de futbol  ‘Los Panthers’.

La serie  fue un poco maltratada por las audiencias y la cadena que la emitía, la NBC, por lo que a partir de la tercera temporada se acordó emitirla por Direct TV, una plataforma de emisión por cable. A pesar de todo eso, la serie siempre tuvo buenas críticas y no decae en ningún momento, siendo constante y sabiendo desarrollar muy bien las tramas. 

Friday night lights

El ejercicio de los guionistas es increíble, ya que saben como hacernos sufrir con cada partido y conseguir que empaticemos con cada uno de los protagonistas de la serie. Sobre todo con los Taylor, familia formada por el coach, la consejera del Instituto y su hija Julie.


Podría pasarme horas y horas hablando del coach Taylor, porque es uno de los mejores personajes creados de televisión. Porque no sólo hace de entrenador de los chavales, sino que muchas veces actúa como un padre para ellos y da unas lecciones y unas charlas que siempre emocionan.
Una de las cosas que más me gustan de la serie es que avanza con el crecimiento natural de sus personajes, es decir, no se pasan cinco años en el instituto como si el tiempo no pasara, sino que se atreve a hacer cambios increíbles. No sólo de fútbol vive esta serie, sino que trata temas de todo tipo y estilos con una naturalidad y sencillez inigualables.

Como veis sólo tengo buenas palabras para esta serie, porque es genial, así que si tenéis tiempo, no dudéis en darle una oportunidad a la serie. 


Clear eyes, full hearts, can’t lose!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here