BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
Director: Ken Loach.
Guionista: Paul Laverty, a partir de una obra de Donal O’Kelly.
Reparto: Barry Ward, Simone Kirby, Andrew Scott, Jim Norton, etc.
Sinopsis
Irlanda, años 30. El activista Jimmy Gralton vuelve de Estados Unidos a casa después de un retiro forzado, gracias a la independencia del país con respecto a Reino Unido. Pero aunque el país ya no se encuentre bajo dominio británico, la fuerza de la derecha más rancia y de la iglesia sigue siendo poderosa en Irlanda, por lo que a su llegada no todo va a ser como Jimmy esperaba.
Antes de la guerra de independencia, Jimmy administraba un local en el que los jóvenes bailaban, cantaban, aprendían diferentes oficios (como costura, mecánica, carpintería) o incluso practicaban deportes como el boxeo. Un local que en cualquier sociedad no estaría prohibido, salvo que el problema residía en que no estaba administrado por la iglesia. La música que sonaba era más americanizada que la típica irlandesa, por lo que estaba demonizada. Cuando Jimmy regresa del ostracismo, los jóvenes se alegran y lo incitan a abrir de nuevo el local, puesto que tras la guerra el paro juvenil está por los cielos. Esta nueva reapertura pondrá a Jimmy en el punto de mira contra la iglesia y la derecha irlandesa, que intentarán como sea acabar contra él y su troupe comunista.

Jimmy’s Hall

Nota: 6.7.
Fantástica dirección de Ken Loach, que nos trae esta historia sobre la represión y el miedo al cambio basada en hechos reales. La música es otro de sus puntos fuertes en los que la banda sonora nos lleva directamente a esos años 30 irlandeses. Pero, sobre todo, gran descubrimiento el de Barry Ward, que interpreta al hijo pródigo Jimmy. Gran film para ver en estas tardes de protoinvierno.  
Jimmy’s Hall
Artículo anteriorNunca es demasiado tarde
Artículo siguienteLos pingüinos de Madagascar
Licenciado en Filología Clásica y con un Máster de Guion de cine y TV, es cordobés de nacimiento. Se dio cuenta de lo enamorado que estaba del cine cuando su madre le hizo elegir entre su colección de la revista fotogramas o su cama, porque las dos no cabían en su habitación. Desde entonces tiene problemas de espalda, porque intenta tú dormir sobre la cara de Tom Cruise. Si lo intentas conquistar con A dos metros bajo tierra, American Beauty, Woody Allen o Tarantino ya has ganado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here