Ahora que el parón navideño de todas las series americanas a llegado a su fin, es momento de recordar dónde se habían quedado nuestras favoritas. Una de ellas esta siendo la comiquera serie Gotham.

Gotham - Titulo

Rodeada de una promoción inmensa por parte de FOX, Gotham se presentaba como una serie policíaca en la sórdida ciudad, centrando el protagonismo en el no-todavía-comisario Jim Gordon. La serie daría el pistoletazo de salida con el crimen más famoso de DC, la muerte de los Wayne por parte de un atracador anónimo. Cuando la anunciaron, muchos fuimos los que temimos ver un CSI:Gothan pasado por el filtro Nolan pero nos llevamos una grata sorpresa al ver una serie madura y bien construida.

(Intentaré en la medida de lo posible ser lo mas SPOILER FREE que pueda)

El ambiente

La ciudad de Gotham tiene una personalidad y estilo propio y en una serie como esta tiene que ser tratada casi como un personaje más. Es una ciudad donde los corruptos medran mientras y el crimen tiene carta blanca para actuar. Donde la pobreza es la norma y la ley y el orden tan solo son apariencias.
Quizás los escenarios no logran captar todo el ambiente de la ciudad (La casa Wayne parece componerse solo de un salón y se parece sospechosamente a la del mafioso Falcone…) pero sí está lograda la personalidad que tiene la ciudad. Especialmente la corrupción que destilan el cuerpo de policía y las fuerzas políticas de la ciudad resulta muy creíble y realista en ese ambiente de crimen e impunidad. Resulta una ciudad realista (sin ser esa aberración art decó de Schumacher) aunque anclada en un momento temporal un tanto irreal (esos trajes y coches tan de principios del siglo XX junto a móviles y ordenadores actuales).

Gotham - Arkham
Al igual que todo en esta serie, se aprecia una maduración en el tono y el estilo de los elementos de la ciudad, siendo un claro ejemplo la presencia del asilo de Arkham. Actuando como una pieza fundamental de la ciudad en los cómics, en la serie televisiva aparece tímidamente, apenas un terreno abandonado el cual se disputan las familias mafiosas. Poco a poco va ganando protagonismo (dejándonos en un interesante cliffhanger a final del décimo episodio) y orientándose a convertirse en la mas famosa institución mental de los cómics. 

Las tramas

Aunque al principio Gotham tonteaba con la idea de una serie policíaca procedimental (un caso por capítulo, con historias autoconclusivas), la trama de las familias mafiosas ha ido ganando peso hasta el punto de centrarse casi exclusivamente en ella. La guerra fría que mantienen Falcone y Maroni está llena de giros y sorpresas, con planes dentro de planes, traiciones y sabotajes constantes.

Gotham - Interrogatorio
Por otro lado, otra de las tramas que ha ido cogiendo fuerza es la referente al asesinato de los Wayne. He de reconocer que hasta los dos últimos capítulos (donde remonta un poquito), cualquier intrusión de Bruce Wayne durante la historia no me provocaba más que pereza y rechazo. Está claro que FOX pretende recordarnos constantemente que ese niño indignado y con nulas dotes sociales algún día llegará a ser Batman, pero la historia del joven Bruce es sosa hasta en las páginas de los cómics. 

Los personajes

La serie de Gotham está cimentada con unos sólidos personajes que han ido supliendo sus carencias a lo largo de la temporada. A pesar de que al principio la mayoría de los personajes no tienen un trasfondo bien definido y parece que están colocados a dedo (en ningún momento explican de dónde viene Gordon ni porqué es de esa manera, sin ir más lejos), cosa que irán resolviendo a lo largo del tiempo, sí tienen una personalidad bien dibujada e interesante.
Quizá una de las cosas que más se agradecen de la serie es que los personajes van evolucionando y cambiando a lo largo del tiempo, madurando.

Gotham - personajes
Gordon sigue estrellándose una y otra vez con el corrupto sistema de Gotham mientras que va aprendiendo como funcionan los engranajes (momentazo en The Penguin’s Umbrella). El genial Donal Logue en el personaje de Bullock ha pasado de ser el peor policía de la comisaria a convertirse en el fiel aliado que Gordon tendrá en un futuro. El que destacar también a Robin Lord Taylor en el papel de Oswald Cobblepot, el Pingüino, que ha sido toda una sorpresa esta temporada, pasando de ser un patético soplón a comenzar a labrarse su futuro como uno de los grandes jefes mafiosos de la ciudad.
Por otro lado no salen tan bien parados de esta revisión los papeles femeninos de la serie. Barbara Gordon es posiblemente el personaje mas desconcertante e irritante de la serie. Resulta completamente fuera de lugar y tono (ese momento con Montoya… ¿era necesario?) y no existe ninguna química entre el protagonista y ella. Por otro lado tambien tenemos a una Jada Pinkett Smith sobreactuadisima dando vida a Fish Mooney, la intrigante lugarteniente de Falcone.
En definitiva, Gotham esta resultando toda una sorpresa en la parrilla televisiva actual. Ha sabido solventar sus carencias o fallos que pudiesen apreciarse en el piloto. No es un simple carrusel de personajes conocidos de los cómics, ha sabido madurar y tener una presencia propia.

Si os intriga y queréis saber más de esta fabulosa serie, ese mismo jueves 15 de Enero, CANAL+ Series la estrenará por todo lo alto, no os la perdáis!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here