Sí, ya sé que en mi anterior artículo dije que terminaba con los muertos vivientes, y aquí estamos, otra vez, con una serie con Dead en el título, lo sé. Pero tomároslo como una especie de posdata, o de extra. Y es que no podía dejar pasar esta muy peculiar serie que los chicos de Starz (los de Spartacus o Black Sails) han estrenado esta temporada.

Y vamos a empezar con un poco de historia.

En 1981 un joven Sam Raimi (os sonará por ser el tipo de la trilogía «buena» de Spider-Man, o la genial Un Plan Sencillo) estrenó su segunda película, Evil Dead (Posesión Infernal en cristiano), hecha con lo que vienen a ser dos duros y tres colegas y que tuvo una gran acogida entre los fans del genero.

EvilDead1

Fue tal la repercusión de la película, combinando el terror Slasher que tan de moda estaría en los ochenta, gore y comedia que en 1987 se estreno una segunda parte. Dirigida otra vez por Raimi y con Bruce Campbell (amigo del anterior) otra vez de protagonista, Evil Dead II (Terroríficamente Muertos en cristiano, que ya sabéis como nos gusta liarla traduciendo títulos) acentuando los puntos fuertes de esta, básicamente más gore y humor absurdo. Obtuvo mejor recepción aún que la anterior y ya con una legión de fans a sus espaldas permitió que en 1992 se pudiese disfrutar de la tercera parte de la saga: El Ejercito de las Tinieblas (ésta sí está bien traducida). Tres películas, tres obras de culto en el genero. Legiones de fans, un musical (sí, musical, no me he vuelto loco, lo hicieron), y la cosa ahí quedó.

Quedó hasta el 2013, cuando se estrenó ésto:

EvilDead2

Vale, pone Evil Dead en el título, bien. Sam Raimi es productor ejecutivo, correcto, hay una cabaña perdida de la mano de dios y un libro chungo, perfecto, y… ya. Pregunta retórica: con la pasta que hay en Hollywood, ¿tan difícil es conseguir guiones originales que nos pasamos el día con revisiones? Ese análisis quizá lo haga otro día, pero es que si nos fijamos en los grandes hits, la mayoría secuelas, precuelas, «porsicuelas», revisiones, reboots o alguna variante similar. En el caso que nos importa, un revisión que deciden tirar por el lado de terror, obviando la parte de comedia que daba a la saga su toque genuino y que es otro producto igual a la docena de películas de terror que tenemos cada años.

Otra pregunta retórica: ¿era necesario hacerla? Pues más bien no. Y encima se hizo pensando en hacer una saga que se uniese con la original para redondear el asunto. Por suerte parece que aunque tuvo cierto éxito la idea quedó en aguas de borrajas. Esto NO es Evil Dead.

Y por suerte este año, debe de ser para enmendar el estropicio, Raimi nos ha traído la serie de la que va el artículo:

EvilDead3

Como ponía en la cabecera, vuelve a los orígenes, con Bruce Campbell de protagonista, y con los hermanos Raimi como guionistas y el propio Sam dirigiendo el capítulo piloto. Y es que el argumento es sencillo, treinta años después de salir de la cabaña como único superviviente y con una motosierra en lugar de mano, Ash debe de afrontar nuevamente a los demonios desatados por el Necronomicon. Por motivos de derechos se ve, obvian la tercera película (El Ejercito de las Tinieblas) lo que en parte simplifica las cosas (los viajes en el tiempo siempre acaban en lío).

Con capítulos cortos (quitando el piloto de 45 minutos el resto duran poco más de 20) pero de ritmo frenético, y manteniendo el espíritu original de gran cantidad de tripas, sangre (a litros) y chascarrillos, la serie nos trae todo lo que los fans de la serie echamos en falta en la película del 2013. Es una serie gamberra, rozando en ocasiones la vergüenza ajena, que nos lleva por el camino de la nostalgia a esas películas ochenteras, desde los chorros de líquido rojo, a los movimientos de cámara.

Tiene a Ash como protagonista prácticamente absoluto (introduce dos personajes comparsas que tratan de seguirle el ritmo a trompicones) con su paletismo, humor burdo y todas esas características que pueden definir a un cretino (el arranque del piloto lo dice todo) y que lo hacen ese anti-heroe tan peculiar. Además tenemos a Lucy Lawless (estamos hablando de una producción de Sam Raimi al fin y al cabo) haciendo sus pinitos por ahí en su particular cacería.

EvilDead4

Se podría decir que en el fondo tira de lo fácil. Tira mucho de la nostalgia y da a los fans confían que estos esperan ver. Y lo consiguen, lo cual se agradece. Hay multitud de guiños a las tres películas originales (sí, la tercera incluida, no podrán tenerla en cuenta para el guión pero sí que dejan cosas para el disfrute de los seguidores). No los voy a destripar aquí, porque es mejor que los descubráis, pero si os gusta la saga los encontraréis bastante simpáticos.

Una serie que aquellos que buscan el terror refinado a los American Horror Story no les va a encandilar, pero para aquellos que busquéis una serie entretenida, con toque «vintage», y que os guste la sangre y el humor gamberro, os hará pasar un buen rato.

https://www.youtube.com/watch?v=unnLg1TPCYM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here