El mundo del cine y más concretamente Hollywood, nos ha dejado no sólo historias de grandes romances, como los de Katharine  Hepburn y Spencer Tracy o Elisabeth Taylor y Richard Burton, sino también de grandes y sonados desencuentros. Una de las enemistades más conocidas es la que mantuvieron las hermanas Olivia de Havilland y Joan Fontaine, un enfrentamiento que duró hasta la muerte de la pequeña de la hermanas, Fontaine, en el año 2013. La otra gran rivalidad de esa época dorada del cine ha sido la que Ryan Murphy ha decidido llevar a la pequeña pantalla en su nueva serie antológica para FX, Feud. Hablamos de dos de las estrellas más importantes del cine americano de los años 30 y 40, Joan Crawford y Bette Davis.

Bette Davis y Joan Crawford

El pasado seis de marzo, HBO estrenó el primer capítulo de esta serie compuesta por ocho episodios.
La serie narra la puesta en marcha, rodaje y posterior éxito de ¿Qué fue de Baby Jane?, película dirigida por Robert Aldrich en 1962 que cuenta la vida de las hermanas Jane y Blanche Hudson, estrellas infantiles con diferentes destinos, mientras que Jane acaba siendo un juguete roto, Blanche consigue el éxito. Un accidente deja a Blanche postrada en una silla de ruedas y al cuidado de su hermana Jane, que disfruta atormentándola.

Poster película ¿Qué fue de Baby Jane?

Este primer capítulo pone sobre la mesa un problema que lamentablemente sigue estando presente en la industria, la falta de papeles para mujeres de más de 40 años. El episodio nos presenta a una Joan Crawford deseosa de encontrar un proyecto con el que reactivar su carrera y estrellato. Es ella la que propone el proyecto y a Davis, ambas actrices olvidadas por Hollywood, una industria que tan fácilmente te sube a la fama como te olvida, siempre en búsqueda de nuevas y jóvenes estrellas. La primera secuencia donde vemos a una irritada Joan Crawford viendo como Marilyn Monroe recibe su Globo de Oro lo resume perfectamente.
Pero en este sentido, y si por algo se caracteriza el Sr. Murphy, es por su intención en cambiar esto. No olvidemos que fue él el encargado de volver a poner en el mapa a grandes actrices como Jessica Lange y Kathy Bates en American Horror Story o como en este caso a Catherine Zeta Jones, que interpreta a Olivia de Havilland.
Como ha dicho el propio Murphy, su intención con esta serie es representar un nuevo avance para las mujeres tanto en el cine como la tv.

Susan Sarandon y Jessica Lange

La enemistad entre Crawford y Davis se remonta a mucho antes de la filmación de ¿Qué fue de Baby Jane? (única película donde actuaron juntas), pero ambas actrices sabían que era la oportunidad perfecta para remontar sus carreras y tanto el estudio como el director, conscientes de esa rivalidad, veían en ella una propaganda perfecta para publicitar su película. Durante el rodaje, se sucedieron incontables anécdotas que no hacían más que aumentar esa enemistad. Tampoco ayudó que Bette Davis fuera la única actriz de la película nominada a los Oscar ese año siendo Crawford olvidada por la Academia.
Tal fue su enfado, que según cuentan, llamó al resto de actrices nominadas para decirles que si ganaban ellas en vez de Davis, sería ella la que subiría al escenario a recoger el Oscar en su nombre. Ese año ganó Anne Bancroft por El milagro de Anna Sullivan y así lo hizo, subió a recoger el Oscar en nombre de Bancroft y recibió los aplausos.

Bette Davis -«¿Que por qué soy tan buena haciendo papeles de mujeres malas? Eso es porque no soy así. Quizás es por eso que Joan Crawford siempre interpreta a señoritas«.

Joan Crawford – «Bette Davis robó mis mejores escenas, pero lo divertido es que cuando veo ¿Qué fue de Baby Jane? de nuevo me doy cuenta de que ella me las robó porque parece una parodia de sí misma y yo una estrella«.

Jessica Lange como Joan Crawford y Susan Sarandon como Bette Davis están fantásticas, pero además están rodeadas por un estupendo elenco de secundarios, entre los que destacan Alfred Molina como Robert Aldrich, Judy Davis como Hedda Hopper, mordaz periodista de cotilleos, Stanley Tucci como Jack Warner, uno de los fundadores de Warner Bros. Jackie Hoffman es Mamacita, ama de llaves de Crawford, Kathy Bates interpreta a Joan Blondell, amiga de Bette Davis,  Sarah Paulson encarna a Geraldine Page, nominada al Oscar en 1963 junto a Davis y Catherine Zeta Jones como Olivia de Havilland.

Mención aparte merece el diseño de los títulos de apertura, magnífico trabajo por parte del diseñador Kyle Cooper (creador de títulos como Seven o American Horror Story ) y Marc Quayle, responsable de la música que ya trabajó para Murphy en The People v. O.J. Simpson. Un precioso homenaje a los trabajos de Saul Bass y Bernard Hermann.

FEUD: Bette and Joan es una serie de perfecta factura. El vestuario, el aire que respira a esa época, unido a las grandes interpretaciones hacen que el conjunto brille. Ahora solo nos falta seguir disfrutando de esta historia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here