Los años de la movida madrileña se han tratado en diferentes ocasiones en el cine, teatro y la televisión. Una época algo idealizada para los que no la vivimos y porque fue una explosión de libertad tras la dictadura franquista. Mi hermano es un moderno cuenta la historia de un grupo de jóvenes que viven esa época donde drogarse no era considerado tan peligroso y donde aún se respiraba el miedo de que la democracia no se consolidara lo suficiente en España. A través de la música, el amor y la amistad conoceremos a unos personajes que solo quieren ser libres y prosperar a pesar de tener todo en su contra.

Lo verdaderamente interesante de Mi hermano es un moderno es que no idealiza esa época y presenta los peligros y dudas típicas de este periodo de España. Es fácil empatizar con cada uno de los personajes porque son tiernos e ingenuos, además de tratar diferentes temas como las drogas, la homosexualidad y la violencia, algo que desgraciadamente no difiere mucho de la actualidad.

Pero es conveniente decir que Mi hermano es un moderno tiene momentos de humor que hará que la experiencia sea más amena, al igual que las canciones bien interpretadas por los actores y que consiguen incluso que las tarareemos una vez hayamos salido del teatro. Una obra agridulce pero honesta, se agradece que Secun de la Rosa no se haya ido a lo fácil y señale con acierto los problemas que se vivían en aquellos tiempos y, sobre todo, reflexionar también que aunque hayan pasado casi 40 años no hemos cambiado tanto.

En definitiva, recomiendo la obra por lo que cuenta, por un joven reparto que da todo por sus personajes, se disfruta viéndolos en un escenario y porque creo que siempre hay que apoyar a obras valientes que nos hagan reflexionar.

Texto y dirección: Secun de la Rosa
Elenco: Xavi Melero, Edu de Tena, Ana Hurtado, Sara Vega, Fernando Ramallo, Jorge Monje, Tania García y Cristina Rueda.
Horario: Lunes 20:30
Teatro Lara

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here