Las chicas del cable lo nuevo de Netflix

Sin duda, el estreno de este fin de semana ha sido Las chicas del cable que, como ya sabréis, se trata de la primera serie original de Netflix en España.

Ambientada en el Madrid de los años 20, Las chicas del cable nos cuenta la historia de cuatro mujeres muy distintas que empiezan a trabajar al mismo tiempo como operadoras de la centralita de la única compañía de telefonía existente. Blanca Suárez, Ana Fernández, Nadia de Santiago y Maggie Civantos son las protagonistas de esta serie. A continuación os contamos por qué deberías verla.

las chicas del cable

1. Tiene más argumento de lo que crees

Aunque en un primer momento, leyendo el argumento, parezca una serie sin mucha “chicha”, lo cierto es que cada una de las protagonistas tiene una historia propia, cada cual más dispar, siendo especialmente sorprendente la de Blanca Suárez.

2. Temas de actualidad

A pesar de tratarse de una serie ambientada en los años 20, se tratan temas de rabiosa actualidad hoy en día como el poliamor, los derechos de la mujer o el maltrato.

3. El elenco femenino

Aunque también hay actores muy buenos, Las chicas del cable es una serie eminentemente femenina y por eso su principal baza es su casting; actrices conocidas y populares que le dan una personalidad muy definida a cada personaje. Destacan especialmente en sus papeles Ana Polvorosa y Nadia de Santiago.

4. Echas de menos Velvet

El parecido con Velvet es más que evidente e innegable, por eso la serie puede ser una buena sustituta de los espectadores que echen mucho de menos a Paula Echevarría y Miguel Ángel Silvestre o que no tengan paciencia para esperar a Velvet Collection. Es cierto que está ambientada en otra época pero, en general, los argumentos, los escenarios e incluso algunas actuaciones (sí, el Pablo de Marga tiene la misma personalidad que el Pedro de Rita, eso es así) son parecidas.

5. Nostalgia y un poco de morbo

Por supuesto que una de las razones tenía que ser el trío protagonista. Siete años después del final de El Internado volvemos a tener en la misma serie a Yon González, Blanca Suárez y Martiño Rivas y, además, creando un triángulo amoroso que desesperará a más de uno. La química entre González y Suárez es más que obvia, algo que en la serie se sabe explotar muy pero que muy bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here