Mi vida entre las hormigas, el documental de Ilegales

“Esquizofrénico; pasado de pastillas, pero sin dar nunca un mal concierto; extraordinario bocazas…” Con estas confesiones arranca el documental de Ilegales.

Codirigido por Juan Moya y Chema Veiga, es un fiel recorrido por la historia de la banda de rock y su líder Jorge Martínez, desde sus inicios con Madson, hasta su regreso en 2015.

“Sirve para acercarnos a Jorge y saber quién es: una personalidad poliédrica, rica en matices y muy compleja”, apunta Moya. Además, cuenta con testimonios de Miguel Ríos, Jesús Ordovás, Jaime Urrutia, Tomás Fernando Flórez o Diego A. Manrique.

El proyecto, financiado por Crowdfunding, ha recaudado más de lo previsto. El documental ha sido proyectado en salas de Asturias, Madrid y Barcelona y llegará a Movistar + el 17 de Julio.

La historia de Ilegales

Un genio musical violento y culto a partes iguales

«Él y una guitarra son la misma cosa», pero también «ha pegado las mejores hostias en la historia del rock español». Jorge Ilegal Martínez es el hombre de las mil caras.

Ilegales hacen realidad el famoso eslogan: ¨sexo, drogas y rock and roll¨, pero ni las drogas ni las peleas consiguieron frenar los pensamientos de Jorge.

Llenaron salas en España y América, se enfrentaron con otras bandas y hasta fueron expulsados de Ecuador tras un concierto, pero la banda no se detiene y evoluciona con los años, sin perder los sonidos tradicionales del grupo.

“De Madson: el rock te destrozará los intestinos” a “Ilegales: música peligrosa”

Acostumbrados al rock enclenque, Ilegales llega con un estilo depurado, letras elegantemente violentas y un equipo de sonido excepcional. Canciones premonitorias, críticas sociales y provocaciones componen los ácidos discos del grupo asturiano. Errores, heridas y vidas deshechas que, aunque pudieron evitarlas, marcarán la historia del grupo.

Influidos por el punk londinense, consiguen abrirse espacio en un mundo pop marcado por la movida madrileña.

“Nunca pensé que llegaría a los 60”

El líder asturiano se emborrachó por primera vez a los cuatro años con anís. A pesar de haber abandonado su mítico stick de hockey del que habla en la canción, Jorge se niega a envejecer. Prefiere ser cigarra a hormiga y disfrutar de su existencia: “¡antes morir que perder la vida!”.

A pesar del parecido con Trainspotting, admite que lo que ellos vivieron era mucho más duro de lo que aparece en la película.

BSO

Los músicos volvieron al estudio para grabar la banda sonora del documental y rescatar temas clásicos, adaptándolos al sonido del momento. Letras claras, esqueléticas y una música tremendamente ilegal.

Ni las modas, ni la evolución marcada por el tiempo y las vivencias del grupo, han podido desbancar a los Ilegales.

Podéis escuchar la banda sonora aquí.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here