[column size=one_half position=first ][authorbox authorid=»53″ title=»Chris Hemsworth, mucho más que el Dios del trueno»]

El nombre de Chris Hemsworth está ligado, para bien o para mal, al universo Marvel. Thor es el personaje que le ha dado la fama (y los millones) y al que seguirá vinculado gracias a las nuevas entregas de Thor y Los Vengadores (the Avengers). Pero si algo ha demostrado es que, debajo de esa fachada de chico guapo y perfecto, hay un buen actor con grandes dotes para la comedia.

Hemsworth comenzó su carrera como actor en distintas series de su Australia natal, para posteriormente embarcarse en la aventura americana en busca de títulos que lanzaran su carrera cinematográfica. Su primer papel en EEUU no pudo ser más acertado, al hacer de un jovencísimo James T. Kirk en la primera película de la saga Star Trek dirigida por J.J Abrams. Su papel fue pequeño, pero bastó para que todo el mundo se fijara en el grandullón australiano.

A partir de ahí participó en varias películas y cortometrajes, de no mucho renombre, hasta que en 2011 cogió el martillo para meterse en la piel del Dios del trueno a las órdenes de Keneth Branagh. Esa época fue el comienzo del despegue de Marvel y las películas de superhéroes, por lo que el actor afianzó su estrellato al firmar un contrato millonario que le vincularía a la compañía para rodar las sucesivas entregas de Thor y Los Vengadores.

Para cualquier actor, despegarse de una marca tan fuerte y pesada como la de las películas de superhéroes, e intentar afianzar una carrera cinematográfica sólida más allá del mundo Marvel y de un físico imponente que, tampoco lo vamos a negar, suele limitar el tipo de papeles que ofrecen a este tipo de actores/actrices. Debe ser difícil, pero el actor australiano ha sabido elegir bien sus proyectos, unas veces de manera más acertada que otras (como la entrega de Blancanieves, la leyenda del cazador), pero el riesgo está ahí y podemos decir que ha salido airoso.

Los actores más sobrevalorados

Películas como Blackhat de Michael Mann, donde interpreta a un Hacker informático; la magnífica Rush de Ron Howard, dando vida al mítico piloto de carreras James Hunt; o En el corazón del mar, de nuevo a las órdenes de Howard, donde el actor cambió su imponente físico para meterse en la piel del pescador Owen Chase, son una muestra de que Hemsworth sabe actuar, pero, otro punto más a favor, es que ha sabido explotar, y muy bien, una faceta en la que la mayoría creíamos que era ajeno: el humor. Hemsworth es un  gran actor de comedia y nos lo demuestra en películas como Vacaciones, remake del film de los 80: Las vacaciones de una chiflada familia americana; en la nueva Goshtbuster, donde interpreta a ese guaperas bobalicón pero adorable; y las promos de Marvel para promocionar varias películas de su universo como Civil War o Thor Ragnarok llamadas “Team Thor”.

En definitiva, Chris Hemsworth es mucho más que una cara y un cuerpo, es un actor con muchas facetas por explotar y seguro que nos dará muchas alegrías en el futuro.[/column]

[column size=one_half position=last ][authorbox authorid=»42″ title=»Chris Evans, un actor que despegó con Capitán América»]

Christopher Robert Evansconocido como Chris Evans, nació en Massachusetts el 13 de junio de 1981. Es un actor, director de cine y modelo estadounidense. Chris es, además, mundialmente conocido por protagonizar películas como Los 4 fantásticos o Dime con cuántos. Pero la cumbre de su carrera como actor llegó con Capitán América: El primer vengador. Película basada en una historia de cómics, y estrenada en 2011.

Respecto a este último filme (Capitán América: El primer vengador), Evans ha confesado recientemente que tuvo bastante miedo de firmar contrato para la película de Marvel. Le exigían cumplir con el contrato de hasta seis películas, y esto era algo que aterraba al actor.

Además, ha manifestado que otro de sus miedos, al igual que el de muchos actores, es que las películas terminen teniendo éxito.

Chris Evans

Pero… ¿qué tiene Chris Evans que no tienen otros actores?, pues que consigue llenar las salas de cine, consigue cautivar al espectador y se ha convertido en uno de los motivos principales de los espectadores para acudir al cine. Hasta antes de conseguir su papel como superhéroe, era un actor que atraía al público joven y no tan joven por su físico. A partir de este papel, se ha convertido en un actor sonado en Hollywood. Por ahora, tiene contrato con Marvel hasta 2018 con Avengers: Infinity War. ¿Qué pasará después con Chris Evans?, eso no lo sabemos, pero creemos que esta aventura que le ha causado tanta fama, será renovada una vez terminado el contrato.

Pratt y Evans unidos por una visita solidaria

Además, el actor también tiene su lado solidario. Chris Pratt invitó por Twitter a participar en una apuesta de la Superbowl de 2015 a Evans. En ella, se enfrentaban los equipos favoritos de cada uno, y en la que el mismo Pratt perdió. Éste se puso su traje de Guardianes de la Galaxia y acudió a un hospital para visitar a niños ingresados. Pero… aunque Evans ganara la apuesta, se puso su traje de Capitán América y acudió con su amigo. Mostrando así un gesto precioso de solidaridad.

El actor estadounidense lleva en el mundo del cine desde el año 2000 cuando se estrenó su primera película, The Newcomers. Filma al año entre dos y tres películas y, a día de hoy con tan solo 36 años, lleva alrededor de 40 películas. ¿Cuál será el siguiente proyecto de Evans?, solo nos queda esperar y ver con qué siguiente estreno nos sorprende este gran actor.

[/column]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here