Remakes y remasterizaciones que erosionan a la industria

Que todo tiempo pasado fue mejor es una falacia inherente a cualquier sector artístico. No importa cuál. En los videojuegos, sorprende que se haya llegado a un punto de eterno retorno, de siempre querer más del pasado, de temer la incertidumbre del futuro. De rejugar, en vez de conocer. De mirar con recelo la novedad y abrazar lo que ya es sabido con más júbilo que resignación. Al igual que con la gallina y el huevo, no se sabe si fueron primero las empresas quienes abogaron por rescatar viejas glorias de su catálogo, o fuimos nosotros mismos, consumidores y jugadores no tan exigentes, los que clamábamos por una vuelta de lo anterior. Da lo mismo. La cuestión es hasta qué punto el querer recordar viejos momentos nos hace tener más prejuicios ante lo nuevo y, en consecuencia, dificultar la evolución natural de la industria.

Este cambio de tendencia y actitud de los propios jugadores comenzó a observarse hacia el final de la pasada generación de consolas. Cuando todo el mundo parecía preparado para dar el gran salto a PS4 y XBOX One, y los incentivos para crear eran más bien pocos, el mercado empezó a llenarse poco a poco de jugosas recopilaciones: Metal Gear Solid, Devil May Cry, God of War, Hitman, Jak, Kingdom Hearts, Silent Hill o Final Fantasy X/X-2 reconciliaron a unos con su pasado y a otros les abrió nuevas fronteras. Obviamente no hay nada de malo en ello. De hecho, había algo humilde y honesto en esos primeros meses, en los que no se entendían las remasterizaciones tanto en términos económicos, sino como en un servicio al jugador.

GTA V

La remasterización de Grand Theft Auto V es el juego mejor valorado de PS4 en Metacritic (97), seguido de la revisión de The Last of Us (95)

La presente generación de PS4 y Xbox One fue un paso más allá y cambió el paradigma dentro de las remasterizaciones. En juegos de PSX o PS2, el salto al HD tenía un claro sentido tecnológico y temporal, tanto por la diferencia de resoluciones como por los años que habían pasado desde que salieron al mercado. GTA V, la saga Uncharted, Darksiders e incluso Dead Island, todos ellos lanzados apenas unos años antes en PS3 o en XBOX 360 (en el caso del título de Rockstar, tardó solo un año en lanzarse remasterizado), son ejemplos de esa pérdida de argumentos respecto a las primeras revisiones de la pasada generación de consolas.

En algunos casos, como en el de GTA V o The Last of Us, la mejora gráfica es muy evidente y puede justificarse su compra, pero en otros como Skyrim, Assassin’s Creed o Bioshock, el retroceso respecto a sus versiones originales en PC es evidente. Incluso hay títulos que han repetido remasterización en PS3 y PS4, como es el caso del anteriormente mencionado Final Fantasy X/X-2 y toda la saga Kingdom Hearts, con muy discretas evoluciones entre sus rediseños. Así pues, ¿cuál fue la utilidad de la remasterización? Ninguna. Ni como experiencia ni como mero gesto romántico-temporal.

Final Fantasy VII Remake

El remake de Final Fantasy VII fue uno de los grandes anuncios del E3 2015.

Otro síntoma de ese giro conservador en la mentalidad de los usuarios quedó perfectamente reflejado en el pasado E3 y en el de 2015. Hace algunos años, resultaba impensable que un remake fuese considerado como el gran anuncio dentro de una conferencia, pero Final Fantasy VII, Shadow of Colossus o, en menor medida, Crash Bandicoot recibieron grandes dosis de atención mediática en sus presentaciones. Todos son títulos con más de diez años de vida, jugados y rejugados hasta la saciedad, y cuyos remakes, aunque puedan ser útiles a la hora de introducir a nuevos jugadores en ellos y en la propia historia del videojuego, no dejan de instalar una sensación de retorno tanto en la industria como en los aficionados. Un retorno que, aunque no sea ni mucho menos incoherente, no permite dar el paso definitivo hacia el futuro del sector.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies