¿Por qué funciona tan bien el remake?

El remake funciona, esto es así. El público prefiere volver a ver algo que ya sabe que le gusta que arriesgarse a probar cosas nuevas. Hollywood lo sabe muy bien y desde hace tiempo estamos siendo bombardeados por estos remakes… Ghost in the shell, La bella y la bestia, El planeta de los simios… La lista es interminable, ¡si hasta tenemos remake de Los vigilantes de la playa y los Power Rangers! La polémica está servida y no me extraña. Algunas obras son de admirar, incluso unos pocos pueden superar el original, pero entre tantos títulos que sólo buscan recaudar hay mucho refrito cutre.

En el mundo gamer pasa un poco lo mismo, hablemos de remakes, remasterizaciones o secuelas tardías. Se entiende entonces que si van a volver a hacer algo que ya era bueno y revolucionario para su época, es para mejorarlo, o, por lo menos, igualar la calidad de esa obra y así rendirle tributo, además de facilitar la opción de descubrir estos títulos a las nuevas generaciones. Tristemente, no siempre consiguen ser fieles a los originales y acaban desvirtuando grandes obras.

remake
remake

Donkey kong, Bayonetta o Resident Evil 2 son algunos de los muchos títulos que en 2018 contarán con su remasterización y les deseo lo mejor, pero son 3 títulos los que de verdad me preocupan y espero como buen jugón que estén a la altura de sus originales.

LOS 3 REMAKES MÁS ESPERADOS DE 2018

Shadow of the colosus, producida por Kenji Kaido, nace como la titánica protosecuela de Ico. Este título fue totalmente novedoso, con una calidad artística impresionante, que vio la luz en 2005 para PS2 y fue, sin duda, revolucionario para su época. Un joven solitario a lomos de su yegua se adentra en las bastas y desoladas tierras prohibidas con la esperanza de resucitar a Momo, una inocente muchacha victima del destino. Wander, nuestro héroe, deberá enfrentarse cara a cara contra los titanes que habitan la zona, con un sistema de combate y unas físicas nunca vistas hasta entonces. Estoy deseando volver a disfrutar de sus paisajes y sus titanes en gráficos de ultima generación.

Medievil, desarrollado por SCE Cambridge Studio para PlayStation en el 98mezcló el humor y el terror como ningún juego ha conseguido volver a hacerlo. Una gran historia acompaña al juego, pero si esta entrega es una de las más recordadas de la quinta generación de videoconsolas fue por su desarrollo técnico. Con las limitaciones de aquel momento, crearon un diseño de ambientes y de personajes en 3D que superaba las expectativas de la época. Una gran jugabilidad y una banda sonora de 10 cerraban este gran clásico, al que espero sepan hacerle honor con su remake.

Final Fantasy VII es para mí y para muchos el mejor juego de la historia. Este juego es redondo, es decir sobresaliente en todos los aspectos. La obra maestra de Inoboru Sakaguchi que Square Enix lanzó en 1997 no puede dejar indiferente a nadie. A nivel gráfico y visual fue una revolución con unas cinemáticas de infarto para la época. Su banda sonora y sus efectos sonoros son tan excelentes que se siguen copiando a día de hoy. A una jugabilidad perfecta para un RPG se le suman los minijuegos dentro del propio juego, como las carreras de chocobos que aumentan la diversión. La historia y sus giros argumentales son absolutamente geniales, al igual que sus personajes y la evolución de éstos. Pero Final Fantasy 7 aún es más que sus partes, es un conjunto perfecto al que hay que jugar para disfrutar y asombrarnos por su magnificencia, y ahora sí que cruzo los dedos y rezo por que consigan hacer justicia a este gran juego de culto.

Deja un comentario