El tiempo no curó las heridas del pasado

El hijo del acordeonista es una película basada en la novela de Bernardo Atxaga, el escritor en euskera más traducido y leído. Fernando Bernués, que también dirigió la obra teatral, lleva al cine esta historia de amistad, de traición y del poder de la verdad. La película, que está rodada en euskera, juega con dos espacios temporales de los protagonistas; el presente y el pasado, época de su juventud.

El presente lo protagonizan Aitor Beltrán e Iñaki Rikarte, actores que ya interpretaron al David y Joseba jóvenes en la obra teatral. En el flashback nos encontramos con Cristian Merchán Bingen Elortza. El hijo del acordeonista refleja una época histórica que marcó al país. El franquismo llegaba a todos los pueblos, vemos sobre todo este concepto en el padre de David (Joseba Apaolaza). Existía una gran desconfianza entre los ciudadanos, ya que cualquiera podría ser fusilado con entregar un nombre a la policía.

el hijo del acordeonista

El hijo del acordeonista, entre la historia y los sentimientos…

Pero la historia va más allá de la situación política reinante, va sobre sentimientos. Cuando comienza el filme, David se encuentra en un estado crítico en un hospital de California. Joseba, su amigo de toda la vida, va a despedirse de él. Allí sacarán a la luz la verdad que tanto deseaban. Cuando eran jóvenes, ambos pasaron a formar parte de ETA. Pero ya en la película, el espectador entiende que David lo hace principalmente por el odio y rencor que tiene hacia su padre. En los años 70, David tuvo que huir del País Vasco porque fue acusado de traición.

Lo más atractivo de El hijo del acordeonista son los símbolos que posee. El acordeón, que aparece tanto en el presente como en el pasado, es ese elemento que une a David a su padre y a su pasado. Otro elemento que podría ser un personaje más, es el tiempo. En la historia vemos que el tiempo no ha curado las heridas de los dos amigos. Sí, las ha silenciado durante mucho tiempo pero David no podía hablar siquiera de su juventud con su mujer. Por último, tenemos el libro de Joseba, que escribió mientras estaban en la organización terrorista y el libro que David quiere publicar de sus memorias.

En relación a los aspectos técnicos, la película tiene una fotografía muy atractiva junto con una música (Fernando Velázquez) que dota de emoción a la historia. Sí que es cierto, que el pasado está más trabajado, tanto en la trama como en los planos. El presente de los personajes carece de interés y puede aburrir al espectador. En general, la interpretación, la historia y la belleza de los planos crean un drama interesante que refleja la amistad en su más pura esencia.

Dirección: Fernando Bernués.

Reparto: Aitor Beltrán, Iñaki Rikarte, Cristian Merchán, Bingen Elortza, Frida Palsson, Eneko Sagardoy, Jose Ramón Argoitia, Joseba Apaolaza, Mireia Gabilondo, Miren Arrieta, Laia Bernués, Alberto Berzal, Mikel Losada.

Duración: 95 minutos.

Estreno: 12 de abril de 2019.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here