Miso es una joven koreana que trabaja como empleada del hogar en Seúl. Sus ingresos son muy limitados, pero eso a ella no le importa mientras pueda mantener aquello que le da la felicidad. Tanto es así que cuando debe renunciar a una de esas cosas, prefiere abandonar su apartamento. En su periplo por la ciudad, descubre que los amigos que la acogerán y la gente para la que trabaja tiene, al igual que ella, su propio Microhabitat en la enorme urbe.

Esta producción surcoreana tuvo la Premiere en Octubre de 2017 y se estrenó en Korea del Sur en Abril del año siguiente. Durante este tiempo ha recogido una cantidad importante de premios en su área de influencia. La película se centra en construir a Miso, un personaje maravilloso y diferente. Esto genera que el ritmo sea muy lento a veces, pero cuando su historia se complica y entrelaza con otras, el drama mejora, tocando temas profundos.

Microhabitat
Poster original de la película koreana Microhabitat.

Felicidad por encima de todo

Vamos descubriendo un poco más a Miso y, compartamos o no su visión de la felicidad, lo cierto es que terminamos admirándola.

Ser feliz es sencillo para Miso: Cigarrillos, whisky y su novio Han. Limpiando y ordenando las casas de otros, gana lo justo para permitirse esas cosas. Esta fórmula le funciona tan bien que cuando sus gastos exceden a sus ingresos, decide dejar su apartamento en lugar de renunciar a ella. La joven recurre a su lista de amigos, todos más acomodados, para que la acojan unos dias en sus casas. Es entonces cuando descubre que, a pesar de todo, no son más felices que ella, ni mucho menos.

Cada uno de los hogares de sus amigos y empleadores le muestra a la joven un escenario diferente. Un Microhabitat, como reza el título de la película, engarzado en la masiva ciudad. En todos ellos vamos descubriendo un poco más a Miso y, compartamos o no su visión de la felicidad, lo cierto es que terminamos admirándola. Aunque para muchos su situación sería la peor, ella no sólo no lo cree así, sino que encuentra hueco para ayudar a los demás. Su determinación es férrea y su ánimo inagotable. Ella quiere lo que quiere, ni más ni menos, y no importa lo que otros digan o piensen.

Microhabitat
Acompañaremos a Miso y su maleta naranja por las casas de sus amigos en Seúl.

Muchos temas para reflexionar

Las características copas de whisky, los cigarrillos y, sobre todo, la maleta naranja de Miso se convertirán en auténticos símbolos.

Además de la magnética Miso, el mayor punto a favor de Microhabitat es la variedad de temas que aborda paralelamente. Machismo controlador, sobretrabajo, separaciones, hipotecas eternas, maternidad forzada, amistad… Y sin embargo, el tema de fondo es claro: «He renunciado a lo que quiero por lo que se supone que debo hacer». Por eso es imposible no sucumbir a Miso. Representa la pureza de priorizar ser feliz por encima de las restricciones.

El mayor contra de Microhabitat es probablemente la excesiva lentitud en muchos tramos de la película. Además a veces se echa en falta algo de intensidad. Tal vez sea una cuestión de estilo, pero incluso las escenas o discusiones más dramáticas ocurren con excesiva educación. Por otro lado, el juego con los elementos de imagen es una baza a favor: las características copas de whisky, los cigarrillos y, sobre todo, la maleta naranja de Miso se convertirán en auténticos símbolos.

En resumen, es cierto que Microhabitat no es una película excitante o activa, pero el personaje protagonista es excelente. Además, la profundidad del tema y los diversos modos de abordarlo la convierten en ideal para la reflexión: ¿Nos esforzamos demasiado por ser felices cuando no es tan complicado? Miso lo tiene claro.

Dirección: Jeon Go-Woon.

Reparto: Esom, Ahn Jae-Hong, Choi Deok-Moon, Kim Jae-Hwa, Kim Gook-Hee, Lee Sung-Wook, Kang Jin-Ah, Cho Soo-Hyang, Kim Ye-Eun.

Duración: 106 minutos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here