Adelantando a su tiempo

¿Es posible que un solo servicio monopolice la demanda de una de las industrias más rentables del mundo, y sobrepase a sus principales plataformas sin experiencia previa? Esto es lo que supuestamente promete Google pues aún son solo eso, promesas que parecen sostenerse en un futuro utópico.

El futuro ha llegado para quedarse

Jugar a videojuegos en streaming desde cualquier dispositivo que disponga de conexión a internet ofreciendo una resolución de 4k a 60 fps de base pero que alcanzaría la barrera de los 8k a 120 fps en un futuro próximo, sería poco más que una falacia hace apenas unos años.

Google Stadia

Pura magia para disfrutar en tu smartphone

Democratizar el acceso como nunca antes, sin la necesidad de comprar nuevos dispositivos y sin ninguna discriminación por hardware, es del todo remarcable. Es más, sería compatible con el resto de periféricos del mercado además de contar con su propio mando que contará con funcionalidades complementarias como un botón de share o la posibilidad de acceder al buscador para que nos ayude en las dudas que nos planteen las partidas.

Su potencia duplica a las consolas líderes de la generación: Xbox One X y PlayStation Pro gracias a su colaboración con AMD (empresa puntera que junto con NVIDIA acaparan el mercado de las tarjetas gráficas) logran suministrar desde sus servidores hasta 10.7 teraflops de pura magia para disfrutarlo directamente desde tu televisor smartphone o tableta.

La comunidad, motor de cambio

La potencia está muy bien, si, pero lo que hará que verdaderamente se lleven el gato al agua es el contenido. La variedad de títulos en cartera así como sus exclusivos y el feedback cliente/compañía supondrán la base para construir una comunidad amplia y activa que hará evolucionar la plataforma.

Otra cuota de suscripción…

De momento, poco se sabe sobre este punto salvo su juego abanderado Doom: Eternal que alcanza un rendimiento perfecto en la plataforma mostrando su potencial en la GDC 2019 el pasado mes de marzo en la presentación de Stadia. Respecto a la cuota de suscripción aún no se sabe nada ni del precio del mando o la velocidad contratada para lograr esas tasas de fps y de definición casi diabólicas.

doom-eternal

La experiencia es un grado

Microsoft no ha tardado en pronunciarse, Mike Nichols jefe de marketing de Xbox asegura que es precisamente en este apartado donde más flaquean los de Sundar Pichai. Alaba su infraestructura especialmente YouTube, por su comunidad, pero no tiene el contenido necesario para competir con los grandes en lo que según Xbox es una empresa incipiente y que apenas cuenta con experiencia en este ámbito.

Recordemos plataformas como Steam, Origin o Epic Store que pese a ciertos achaques han sido las precursoras el concepto de videojuego como servicio y por supuesto como un nuevo modelo de negocio millonario mediante suscripciones anuales (gamepass) y los famosos micropagos.

Google es Google

El jugador de hoy en día esta cansado de falsas promesas, downgrades y títulos incompletos pero esto sería un varapalo sin precedentes, el hype esta por las nubes y eso podría convertirse en la semilla de la discordia.

Habrá que ver si es oro todo lo que reluce, muchas preguntas importantes aún sin contestar para llamarlo revolución. Google es Google y eso hasta la fecha ha sido sinónimo de grandes cosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here