De Bulgaria con amor

Patrick Cassir nos presenta su ópera prima Primeras Vacaciones, una comedia romántica estándar pero efectiva en su propósito.

Tras conocerse por Tinder, Marion y Ben deciden embarcarse en unas vacaciones juntos, a pesar de las advertencias de las personas que les rodean. Pero ¿podrá su relación ser lo suficientemente fuerte como para sobrevivir a cada periplo que les ocurra?

La película no es original, ni particularmente ocurrente en su género, pero es divertida y entretiene.

Primeras Vacaciones cuenta con Jonathan Cohen (Budapest) y Camille Chamoux (Vacaciones con Mamá) y no cabe duda que tienen mucha química entre ellos, aún así conectar con los personajes protagonistas es un tanto difícil, no sólo por sus personalidades extremas en algunos puntos sino también porque a veces y siendo sincero pueden caer un poco mal.

El guion es correcto, no cae en lo absurdo, resulta muy entretenida. El filme cumple con su cometido y lo hace sin quejas. No tiene subtexto ni significado más allá de lo que cuenta y ni falta que le hace.

Una película veraniega

Los personajes del filme son estereotípicos pero realistas y, aunque da la sensación de haber visto esto antes, y puede que mejor, la cinta se deja ver.

Puede que una estirada duración en su recta final haga que la cinta se ralentice y tropiece, pero su humor desenfadado y pocas pretensiones hacen que el viaje sea llevadero. Y poco más se puede pedir a este tipo de películas salvo pasar un rato agradable.

En resumen Primeras vacaciones cumple todos los requisitos del género y sale bastante bien parada del asalto. Es una película fresca y divertida para ver en el cine un domingo por la tarde.

Director: Patrick Cassir.

Guion: Patrick Cassir, Camille Chamoux.

Reparto: Jonathan Cohen, Camille Chamoux, Sagi Halperin, Bar Levy.

Duración: 102 min.

Fecha de estreno: 26 de julio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here