BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Este viernes 10 de Enero, llega a la gran pantalla la nueva película de Sam Mendes (Skyfall, Camino a la perdición), un drama bélico en el que el tiempo es el verdadero enemigo.

La cinta rodada enteramente en dos planos secuencias de una hora de duración cada uno, 1917 llega pisando fuerte y con una concreta misión: arrasar en las salas y en los premios del próximo año. Está claro que Sam Mendes va con todo y esta película lo demuestra.

¿Está sobrevalorada o es realmente una joya del cine moderno?

Una experiencia visual inigualable

1917 nos sumerge en lo más crudo y frío de la primera guerra mundial, donde dos jóvenes soldados reciben una misión que cambiará el curso de la guerra. Con el tiempo en su contra y unos enemigos que no les darán ni un respiro, deberán entregar un mensaje que salvará más de 1500 vidas, entre ellas, la del hermano de uno de ellos.

Lo que hace de la película algo especial es sin duda su ejecución, muy poco vista en el cine, que brinda de elegancia cada matiz de la historia y el porqué van sucediendo las cosas. Nada está puesto por azar, todas las piezas están colocadas estratégicamente, formando un rompecabezas que el espectador va hilando conforme van pasando las secuencias.

Sam Mendes echa toda la carne en el asador y demuestra por enésima vez que es uno de los mejores directores que hay en Hollywood actualmente. Planeada de forma inteligente y ejecutada de manera tan elegante que parece hasta fácil. Es muy complicado hacer una película en general en un plano secuencia o dos, pero una bélica es el triple de difícil. Aquí no falla absolutamente nada, demostrando un trabajo detrás muy complicado tanto para cámara como para fotografía y sonido. Mendes consigue que todos trabajen de forma unitaria siguiendo sus patrones de una manera magistral. Pocas veces se ha demostrado una maestría de este calibre y eso es lo mejor de 1917. Su espectáculo visual y su trabajo para que esto sea posible.

El libreto, escrito a cuatro manos entre Sam Mendes y Krysty Wilson-Cairns está bien planeado y estructurado, basado en una historia real del abuelo paterno de Sam Mendes, Alfred Mendes, una historia digna de ser contada.

El director lo tenía todo en su cabeza y solo había que ir colocando piezas en diferentes sitios que el protagonista irá recogiendo y que serán importantes en las siguientes secuencias. Cuenta también con un ritmo frenético que no te dará ningún respiro, convirtiendo sus dos horas en algo tan corto que te quedarás con ganas de mucho más.

La conexión del plano inicial y el último plano del film, están tan estudiados que parece mentira que haya salido tan perfecta. Diálogos enriquecedores y secuencias muy complejas, forman un guion de leyenda.

Unas interpretaciones de Oscar

El dúo protagonista formado por los jóvenes actores George MacKay (11.22.63) y Dean-Charles Chapman (The King) tienen una química explosiva durante todo el metraje, haciendo que la historia sea mucho más entretenida y disfrutable, contando con algunas escenas dramáticas que harán que tu corazón se congele durante breves instantes.

El grupo de secundarios no se queda atrás y forma un pelotón de élite de renombre con Benedict Cumberbatch (Sherlock, Doctor Extraño), Mark Strong (Kingsman, Shazam), Colin Firth (El Discurso del Rey, Kingsman) y un Andrew Scott (Sherlock, Spectre) que está también magnífico. Decir que aparecen pocos minutos en el cómputo total del metraje así que no te esperes verlos durante toda la película.

La música también juega un papel determinante, sobretodo para acompañar esos tremendos planos secuencia, haciendo que todo tenga un ritmo y un sentido narrativo muy potente y sobrecogedor. Cada nota, cada pieza musical, está perfectamente elegida y engrandece cada plano. Una banda sonora que acompaña y enriquece el filme.

Los giros de cámara y cada uno de los movimientos que ésta hace, están muy bien coordinados y la verdad que cada uno de ellos dice todo lo que es necesario decir. Sin duda alguna, es una de las mejores ejecuciones y planificaciones de los últimos diez años junto con Birdman (2014, Alejandro González Iñárritu).

En general, 1917 es una muestra visual de cómo el cine puede ser tan grande y de cómo puede transmitir tanto de todas las maneras posibles, ejecutando esta idea con un par de planos secuencia dignos de estudio, una dirección hecha por un maestro como Sam Mendes y unas interpretaciones de lujo.

Este filme bélico te dejará boquiabierto y con ganas de haber visto mucho más. Visualmente es muy potente, 1917 es sin duda la mejor película para comenzar este año 2020.

Director: Sam Mendes.

Reparto: George MacKay, Dean-Charles Chapman, Benedict Cumberbatch, Colin Firth, Andrew Scott, Mark Strong.

Género: Bélico. Drama.

Duración: 119 min.

Fecha de estreno: 10 de enero de 2020.

no apta para perrunos

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here