BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Estamos más que acostumbrados a ver el horror de la guerra. Infinidad de películas nos han enseñado el dolor, el miedo y la tensión de un conflicto. La Segunda Guerra Mundial es un «lugar conocido» para los cinéfilos y los nazis, los villanos por antonomasia. Son insensibles, sin escrúpulos y capaces de las mayores aberraciones. Pero en Jojo Rabbit, Taika Waititi hace un ejercicio de reflexión y empatía y, basándose en la premisa de que los niños siempre serán niños, nos pone en la piel del inocente Johannes, que siempre ha querido ser un nazi y cuyo amigo imaginario es el mismísimo Adolf Hitler.

«Definitivamente es un mal momento para ser nazi»

Jojo tiene 10 años y lleva años preparándose para formar parte de la guardia de Hitler. Después de vestirse con su mejor uniforme y de practicar el saludo frente al espejo, baja corriendo la calle para asistir al campamento de las juventudes hitlerianas. Además, su mejor amigo es el propio Hitler, así que nada puede salir mal. Pero después de negarse a ser cruel y hacer daño a un conejo salvaje, se gana el despectivo apodo de «Jojo Rabbit».

Al final, el joven Jojo tiene que regresar prematuramente a casa donde se dedicará a hacer pequeños recados mientras el resto de jóvenes ayudan en los últimos años de la campaña militar alemana. Al estar ahí, Jojo se encontrará con una joven judía que vive escondida en el piso de arriba de su casa. Sin duda, si el pequeño Jojo Rabbit es capaz de estudiar y analizar a uno de esos monstruos judíos, se ganará la confianza del resto de nazis y, por supuesto, del mismo Hitler.

Jojo Rabbit, niños siendo niños

Tuve el privilegio de ir a ver Jojo Rabbit sin apenas saber nada al respecto. Sabía que era una comedia ambientada en la II Guerra Mundial, sobre un niño y el propio Hitler. A pesar de que el humor de Taika Waititi (Thor: Ragnarok, Lo que hacemos en las sombras) me gusta mucho, esperaba ver una comedia frívola o infantil. Si bien es cierto que la primera mitad de la película sí peca de ser un tanto naïve, es precisamente la que te gana rápidamente. A día de hoy resulta un poco surrealista y absurdo que un niño entrene a lanzar granadas o le haga ilusión escribir un libro sobre cómo los judíos se liman los cuernos con la esperanza de ganarse el favor de un dictador, pero el director sabe capear el drama y la comedia sin faltar al respeto ni resultar moralizante. Ante todo, estamos ante una historia tierna de un niño pequeño y su peculiar punto de vista.

El personaje de Hitler es apenas una muletilla para ayudar el guion y representa la parte más infantil y fantasiosa de Jojo. Su presencia y peso va disminuyendo a medida que la trama avanza hasta que la realidad golpea la película duramente. El momento en el que la Gestapo hace acto de aparición, tanto la narrativa como los personajes maduran de golpe. A pesar de ello, la película no se hunde en el drama. Como grandes películas antes que ella, Jojo Rabbit consigue que, incluso en las circunstancias más duras, esbocemos una sonrisa.

Una película que llegará al corazón

Uno de los mayores aciertos de Jojo Rabbit es una compleja construcción de personajes acompañados de actuaciones soberbias. Además del Roman Griffin Davis (Jojo), los que realmente dan una dimensión especial a la película son los personajes secundarios. El tándem formado por Scarlett Johansson y Sam Rockwell (que ya trabajaron juntos en Iron Man 2) demuestran, una vez más, que sea el papel que sea están sobresalientes. Ambos actores construyen unos personajes con bastantes capas y muy humanos. Thomasin McKenzie aporta ese toque de realismo y ternura perfecto para compensar la inocencia de desprende Griffin Davis

Sin duda, Jojo Rabbit es una de esas películas que te atrae por la comedia pero te atrapa por la historia. Una de las grandes sorpresa del año y aunque el podio para los Oscar de este año está muy disputado, es una fuerte contendiente.

Dirección: Taika Waititi.

Guion: Taika Waititi (Novela: Christine Leunens)

Reparto: Roman Griffin Davis, Scarlett Johansson, Thomasin McKenzie, Taika Waititi, Sam Rockwell, Rebel Wilson, Alfie Allen, Stephen Merchant.

Género: Comedia. Drama.

Duración: 108 minutos.

Fecha de estreno: 17 de enero de 2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here