BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Dennis Hauck sorprende con la narrativa arriesgada de Too Late.

Too Late es una de las últimas incorporaciones al catálogo de Filmin. Una apuesta por el cine independiente norteamericano, esta vez de la mano de Dennis Hauck. Desde Moobys te traemos un repaso de lo que nos cuenta esta película y las formas de narración que esta utiliza.

Too Late narra la historia de Samson (John Hawkes), un investigador privado tras el asesinato de Dorothy (Crystal Reed), una mujer directamente relacionada con su pasado.  La premisa no es más que una excusa para mostrar al espectador el debate y el remordimiento del protagonista por no llevar una vida diferente; lejana a la oscuridad y la suciedad de la noche.

Constantemente Too Late se apoya en el mundo de la noche, los stripteases, los traficantes de poca monta y el crimen organizado; aunque conviene mirar detenidamente la utilización de este recurso. La crítica no trató demasiado bien la obra de Haucks en el momento del estreno, debido a la repetida utilización del mundo de la noche. Ahora bien, la importancia del guion no reside en mostrar la cara oscura de Los Ángeles; de la misma forma que el peso no recae en los personajes en sí, ni en la utilización de una banda sonora tan maravillosa.

Lo realmente importante y clave del guion de Too Late son las referencias de las que se nutre; y que sirven a Haucks para construir un universo donde la acción se desarrolla. Desde Paul Schrader (guionista de Taxi Driver o Toro Salvaje), hasta las Hangouts movies, o el cine negro como género; pasando por Guy Ritchie, David Lynch, o Pulp Fiction y Godard. Todos ellos maestros de la narración cinematográfica.

Recordemos la obra magna de Quentin Tarantino, Pulp Fiction es una reverencia a Bande à part de Jean – Luc Godard. Tanto en la estructura por episodios, como en el orden de estos episodios, como en la construcción de los planos y la narración. Es más, la productora que cofundó Tarantino en 1991 se llamó A Band Apart, también en referencia a este film.

Volviendo a la película que concierne al artículo y cerrando el guion: los diálogos tan característicos y enrevesados, pero a su vez sin sentido alguno colman los 120 minutos de película. Es precisamente por eso por lo que la acción y la premisa queda supeditada al presente del film, a lo que en ese momento se está escuchando.

El guion no es lo único, la dirección es un desfase técnico maravilloso.

Aunque este no es el rasgo más llamativo de la película. En el momento que cualquier persona introduce el nombre del film en cualquier buscador en internet, encuentra que fue rodada en cinco planos secuencia sin cortes digitales. Cada plano secuencia ronda los 20 minutos, a excepción del último que dura unos minutos más, pero es interrumpido por unos pequeños cortes en los últimos segundos de película.

Esta arriesgada apuesta narrativa no solo denota una gran calidad por parte del director, sino que, si a esto sumamos la complejidad de los diálogos y los constantes movimientos dentro de escena, tanto de cámara como de los propios personajes; el resultado es muy positivo en tanto al trabajo del elenco.

Finalmente, la estética y la fotografía no solo hila con la estética del cine noir, como la crítica mencionó en su momento, sino que puede recordar a la estética del maestro David Lynch. Es muy característica la dicotomía presente entre la calma pura de los escenarios diurnos, nada sucede más allá de la acción de los personajes; y del caos de los escenarios nocturnos, donde, al contrario, fuera de foco suceden mil cosas distintas.

Cerrando la crítica al film, Dennis Haucks demuestra unos dotes más que correctos de narración cinematográfica en tanto al guion como a la dirección del film. ¿Es una apuesta arriesgada? ¿Quizás demasiado arriesgada? Desde luego es un cúmulo de arriesgadas decisiones por parte del autor al mando. Puede incluso que en algún momento de la película se pase de pomposa, pero en todo momento tiene al espectador agazapado frente a la pantalla; y al fin y al cabo ¿No es eso lo que todo cineasta pretende?

Una vez más decir que Too Late está disponible en Filmin bajo suscripción, y por supuesto recomendar la plataforma a todo aquel lector que busque un cine que rompa con la línea del resto de plataformas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here