Dirección y guion: Ronit Elkabetz, Shlomi Elkabetz
Reparto: Simon Abkarian, Gabi Amrani, Dalia Beger, Sasson Gabai, etc.
Viviane Amsalem se separó hace años de Elisha, su marido, y ahora quiere un divorcio legal para no convertirse en una marginada social. En Israel, el divorcio solo es posible si el marido da su consentimiento. Sin embargo, Elisha, no está dispuesto a aceptarlo. Viviane tendrá que luchar ante el Tribunal Rabínico para lograr lo que ella considera un derecho. Así se verá inmersa en un proceso de varios años en el que la tragedia competirá con lo absurdo y absolutamente todo se pondrá en tela de juicio.

Nota: 8,1

Esta tercera parte de la trilogía de Vivane Amsalem de los hermanos Elkabetz, la cual empieza con «Take a wife» y «Seven days», pero no por ello la última. Al igual que las anteriores entregas, «Gett» nos muestra los aspectos más controvertidos y difíciles del día a día de una mujer en el Israel. Un guión fiel que muestra cuán difícil y estrictas pueden llegar a ser las leyes para que una mujer pueda obtener el divorcio alegando que simplemente ya no quiere a su marido. 
Este tema actual, donde la mujer, aún habiéndose separado formalmente del marido, si no obtiene el divorcio por el tribunal rabínico, es vista de mala manera por los demás miembros de su comunidad, llegando al punto de ignorarla como ser humano, recibiendo burlas, malos tratos o peor aún, degradándola como mujer. Actualmente, en el Israel más moderno, ya no resulta así (no se puede decir lo mismo de la parte más ortodoxa) pero aún siguen arraigados esos sentimientos religiosos de la mano de las leyes, las cuales al final no se llegan a ejecutar con suma justicia.

Este film, estudiado, concienciado de la mano de Ronit y Shlomi Elkabetz, nos muestra este lado familiar que no es habitual ver en la gran pantalla. Con un estética sencilla, al igual que el escenario, que es el juzgado donde es estudiado este caso de divorcio. Quizás esto es lo que engrandece a la película aportando ese drama, pasión, rebeldía, que no nos resultan nada ajenos, de lo contrario nos llevan a implicarnos dentro de esta gran guion. 
Las asombrosas interpretaciones de Ronit, Sasson, Simon y Gabi, lo más implicados en la película nos dejan atónitos al ver como la representación de sus papeles nos supera, llegándonos a transmitir esa sensación de angustia, preocupación, risas, burlas, que tiene la película de una forma irónica, que traspasa la gran pantalla.
Lo mejor:
Las actuaciones, el guion, nos hacen participe del film.
Lo peor: 
Se os puede hacer larga, pero os aseguramos que si os adentráis en el film, tendréis asegurado el entretenimiento y podéis decidir de parte de quien estáis. 
Alabada dentro y fuera de su país, solo deseamos que si podéis vayáis a verla, es una historia que no pasará desapercibida, pero siendo realistas a mucho nos os parecerá «comercial». Nuestros lectores habituales, nos conocéis, así que solo os diremos: La recomendamos.

«La sencillez de la película, la hace grande»

El director Shlomi Elkabetz os invita a conseguir los tickets para el film.
Estreno: 01 de abril

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here