BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Sparrows, la nueva película del director islandés Rúnar Rúnarsson (Volcán), que se estrena el 11 de septiembre, parte de una premisa bastante manida en la historia de la gran pantalla. Ari (Atli Oskar Fjalarsson), un joven adolescente, se ve obligado a mudarse con su padre, Gunnar (Ingvar Eggert Sigurosson), al que no ha vuelto a ver desde que se divorció de su madre. Ari llegará de Reikiavik a la región de los fiordos islandeses para enfrentarse a una nueva vida con su padre, después de que su madre tenga que dejarle por cuestiones de trabajo. Vivirá las primeras experiencias de todo adolescente: el primer trabajo, el primer amor, los reencuentros, el enfrentamiento con la muerte de un ser querido o las discrepancias con la figura del padre.

La historia que podría haberse convertido en un cuadro de reflexión sobre los problemas de la adolescencia, se queda en una mera pincelada sosa y difícil de digerir. El ritmo en exceso pausado de la cinta, totalmente carente de intensidad, solo consigue que el espectador pierda interés por una historia que no acaba de transmitir nada de lo que pretende. La muy celebrada Boyhood (Momentos de una vida) del director Richard Linklater (Antes del amanecer, Escuela de Rock) pecaba (en ocasiones) de grandilocuencia pero conseguía mantener al público atado a la historia, cosa que Sparrows no consigue ni por asomo. Lo que con Linklater era puro sentimiento, con Rúnarsson es frialdad y tedio.

Sparrows es el retrato de los sentimientos que nos invaden a lo largo de la juventud cuando no somos capaces de encontrar nuestro sitio o no sabemos qué camino seguir. Rúnarsson es capaz de dibujar ese vacío a través de un guión decente y de una fotografía que puede llegar a aburrir más que a emocionar. Seguramente el problema del film del islandés sea su falta de ritmo y que trata un tema que ya se ha tocado hasta la saciedad y en el que es bastante difícil innovar. Ni las actuaciones son capaces de salvar una película que fue incomprensiblemente galardonada con la Concha de Oro en el Festival de Cine de San Sebastián del año pasado.

Hemos podido ver los problemas de adaptación en la infancia en películas de terror como Déjame entrar, de Tomas Alfredson (El Topo) la original y de Matt Reeves (Monstruoso, El amanecer del planeta de los simios) el remake; en películas de grupos de adolescentes como Las ventajas de ser un marginado de Stephen Chbosky; en películas en las que se plantea la angustia por la identidad sexual adolescente como La vida de Adèle de Abdellatif Kechiche; películas sobre la adolescencia como la ya mencionada Boyhood; o en grandes películas que marcaron a toda una generación y de la que El club de los poetas muertos de Peter Weir (El show de Truman, Master and Commander: al otro lado del mundo) es su máximo exponente. Todas ellas, mejores o peores, consiguen transmitir todo lo que Sparrows pretendía, mientras que Sparrows no llega a ser ni una película más.

Director: Rúnar Rúnarsson.

Reparto: Atli Oskar Fjalarsson, Ingvar Eggert Sigurosson, Kristbjörg Kjeld, Rade Serbedzija.

no hay problema para perros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here