Hace 27 años, en 1990, una joven inglesa de 25 años imaginaba, en un trayecto Manchester-Londres, una historia sobre una escuela de magia con un niño como protagonista. Lo que nunca pudo pensar es hasta dónde llegaría esa idea, y todo lo que la traería a su vida.

Esa mujer, una trabajadora en paro llamada Joanne Kathleen Rowling, plasmó 5 años después la historia de aquel un niño y su llegada a esa escuela ubicada en un mundo mágico invisible al resto del mundo, los muggles. Tras tardes y tardes en cafeterías para pasear a su bebé esperando que se durmiese, consiguió terminar el manuscrito, que se hizo con la negativa de hasta 12 editoriales , hasta que Bloomsbury aceptó después de que la joven hija de su presidente leyese el primer capítulo de la novela y pidiese desesperadamente el segundo. Oculta bajo sus iniciales bajo el supuesto de que los niños se interesarían menos por la historia si era una mujer la que la había escrito, JK Rowling publicó, en 1997, su primera novela: Harry Potter y la piedra filosofal.

 JK rowling

El éxito de ventas del primer libro se repitió con el segundo, Harry Potter y la cámara secreta, un año después, al que continuó Harry Potter y el prisionero de Azkaban, que consiguió un triplete para Rowling consiguiendo consecutivamente tres años seguidos el Premio a Mejor libro infantil. El cuarto libro, Harry Potter y el cáliz de fuego rompió récords de ventas en Inglaterra y Estados Unidos en el año 2000.

Pero entre el cuarto libro y el quinto, en 2001, Harry Potter traspasó el papel para llegar a las pantallas de cine de todo el mundo. La propia Rowling se encargó del casting y de supervisar los detalles del guión para evitar fallos argumentales para el futuro exitoso que se veía que iban a tener las adaptaciones. El fenómeno Harry Potter traspasó fronteras y creó una legión de seguidores. Los potterheads, fans incondicionales de todo lo que rodea al joven mago y a su archiconocida escuela, Hogwarts. La saga tuvo fama mundial en cuestión de meses, y consiguió enganchar a miles de jóvenes a las novelas del niño que sobrevivió. Así, las siguientes entregas (Harry Potter y la Orden del Fénix, Harry Potter y el misterio del Príncipe y Harry Potter y las reliquias de la muerte) tuvieron una expectación mundial increíble, tanto en los cines como en las librerías. Joanne Rowling contaba, en 2006, con un patrimonio de 500 millones de libras, aún a la espera de un apoteósico éxito en pantalla de las entregas finales, sobretodo de la última entrega, dividida en dos películas.

JK Rowling

La vida de Joanne, sin embargo, no fue fácil, y se puede ver en las aventuras del joven Potter. Por ejemplo, la orfandad de Harry y cómo se siente sólo es un reflejo de la experiencia de la autora tras la pérdida de su madre; así como los Dementores, esos seres ocultos bajo una capa que consumen la felicidad de los que tienen cerca, son una alegoría de esa etapa de depresión clínica que tuvo tras dicho fallecimiento. Su relación con la prensa tampoco ha sido especialmente buena, incluso se rumoreó con que el personaje de Rita Skeeter, la insistente periodista del periódico El Profeta, la escritora pretendía representar una sátira de la misma, aunque fue desmentido posteriormente por la autora.

Aunque esta vida, como ya hemos mencionado, cambió de la noche a la mañana gracias al pequeño mago desafortunado Harry Potter. Tras el triunfo de la saga en todo el mundo, The Elephant House, una cafetería de Edimburgo que acogía a Rowling todas los días con un café que le duraba toda la tarde, pasó a ser un local de culto para todos sus seguidores. Por otro lado, la silla en la que la escritora se sentó para escribir las dos primeras partes de las aventuras de los tres magos más valientes de Griffindor llegó a ser subastada por 394.000 dólares. La fortuna de Rowling, sin embargo, pese a llegar haber sido considerada por la revista Forbes, ha ido bajado gradualmente debido a sus obras caritativas, ya sea exigiendo al proveedor de la saga cinematográfica una donación de 18 millones de dólares a la asociación Reading is Fundamental, o subastando el manuscrito del libro Los cuentos de Beedle el Bardo por la friolera de 1.950.000 libras, dedicados íntegramente a la asociación The Children’s Voice. Tras el final de las aventuras de Potter, Rowling publicó una serie de libros dedicados al público adulto, que al principio firmó con el pseudónimo de Robert Galbraith, pero que no llegaron a tener mucha repercusión.

JK Rowling

Tras las Reliquias de la muerte, Rowling escribió algunos relatos para Pottermore, el sitio web oficial de la saga, en los que hablaba del futuro de los personajes de las novelas. De momento, el 28 de septiembre llegó a nuestro país el guión de la obra teatral de Londres supervisado por ella, Harry Potter y el legado maldito; y en la actualidad seguirá trabajando en los guiones de las dos entregas que quedan por ver la luz de la saga Animales Fantásticos y dónde encontrarlos. Y, aunque asegura que no tiene intención de volver al mundo mágico de Hogwarts por ahora, nunca se sabe cuando Joanne Kathleen Rowling volverá a sorprendernos con su magia.


Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies