BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Desde el primer momento que saqué el Samsung Galaxy Note 10, vi claro que no estaba ante un terminal como los otros. Se nota que la empresa coreana había puesto mucho mimo en su gama alta, para demostrar que la guerra de los smartphones no solo está en incluir el último procesador, meter más megapíxeles en la cámara o más microamperios en la batería. Desde el aspecto al funcionamiento, ha sido todo un flechazo. Nosotros pudimos disfrutar probando el modelo normal, pero el modelo +, con mejores características y tamaño, es un plus a considerar.

Aspecto

Por fuera, el Samsung Galaxy Note 10 destaca sobre todo por un acabado muy cuidado, un tamaño reducido y un peso imperceptible. Parece mentira que hayan podido hacer un terminal de estas características y con una batería de 3.500 mAh en un terminal de menos de 170g. Con tan sólo 5,8mm de grosor y un ratio de pantalla del 91% y bordes ligeramente curvos, prácticamente estamos ante un dispositivo libre de marcos.

Si nos centramos en su pantalla, estamos ante una pantalla de 6.3” que presenta una resolución de 2.280 x 1.080, 401 ppp. Si nos centramos únicamente en los números, parece que Samsung ha ido sobre seguro con su modelo Note 10 pero la pantalla presenta una claridad y un brillo envidiable. Aunque apenas tiene bordes si presenta el clásico agujero para la cámara frontal que apenas incomoda, pero no nos deja de resultar curioso. La ausencia de bordes en los lados curvados no molestan el agarre y aportan los accesos directos de Samsung Edge, una seña de este tipo de dispositivos.

Si damos la vuelta, el Note 10 llama la atención por su elección de colores. Nosotros pudimos probar el aspecto nacarado llamado por la marca coreana como «Aura Glow» pero también está disponible en tonos anaranjados o negros. en cualquier caso el dispositivo llama la atención y sería una lástima perder ese acabado (que no termina libre de huellas) poniendo una funda. Desde que Apple tomase esa cuestionable decisión de diseño. El resto de marcas no tienen problemas en que las cámaras traseras sobresalgan y hagan bailar el terminal y el Samsung Galaxy Note 10 no es menos.

Este modelo aún conserva el trío de cámaras en posición vertical y, al igual que la marca de Cupertino, también ha decidido abandonar el minijack de auriculares a favor de unos auriculares USB-C incluidos. Puestos a dejar caracteristicas atrás, aunque el smartphone de Samsung ya dejó la ranura de doble sim, también ha prescindido de la posibilidad de ampliar el espacio (256GB) con una tarjeta Micro SD. Todos esos elementos son compensados de largo por otras características del teléfono como el S Pen, del que ya hablaré después.

Características técnicas y software

En el interior del Samsung Galaxy Note 10 tenemos potencia y espacio para todo. El dispositivo no es configurable ni para disco ni para memoria, presentando siempre esos 256GB movidos por una CPU Exynos 9825, y 8 GB de memoria RAM. Aunque algún terminal como el Note 10+ y el ONEPLUS 7 PRO empiezan a aparecer con configuraciones de 12GB de RAM, el uso de el smartphone que nos ocupa es impresionante. Después de un día de uso intensivo y con muchas aplicaciones en segundo plano en memoria, no se notaba ninguna clase de retraso. Samsung está exprimiendo al máximo tanto la CPU como el propio sistema operativo para ofrecer una fluidez en todos los aspectos.

Para un día de trabajo habitual con el Samsung Galaxy Note 10, los 3.500 mAh de batería pueden resultar un poco justo pero ni mucho menos. El teléfono aguanta generosamente más de un día de uso, llegando incluso a dos si se reducen los servicios que más gastan. Además dispone de carga rápida que ponen la batería al 85% en menos de una hora. Por si era poco, incluye también carga inalámbrica, aunque el cargador para ello no esté incluido.

Samsung sigue apostando por la capa de personalización OneUI, sencilla y sin florituras, precisamente lo que la mayoría de los usuarios piden. Se trata de una capa sobre Android muy ligera que permite una gran cantidad de personalización si el usuario lo desea y también ofrece el modo Always On, donde podremos personalizar y mostrar diferentes notificaciones incluso con la pantalla en reposo sin penalizar para nada el rendimiento o la batería.

En las pruebas de uso que hemos hecho, no hemos notado ningún tipo de parón. Los vídeos en una pantalla como esta que además ofrece vídeo HDR si ven impresionantemente nítidos y juegos exigentes como el Fornite, Minecraft o Asphalt funcionaban sin problemas con los gráficos a tope. Eso sí, En el caso de los juegos la falta de bordes pone los controles un poco en los extremos y complica un poco el agarre. Nada que no se solucione con un mando bluetooth…

Cámara

Al igual que pasaba con la pantalla, la cámara del Samsung Galaxy Note 10 está en la mitad inferior de la tabla de los topes de gama, pero consigue desenvolverse son una gran soltura. No hay que olvidar que estamos hablando de un dispositivo de 2019, contando con el ya clásico trío de cámaras normal-tele-angular. El modelo plus además incluye la cámara de profundidad que este smartphone simula mediante hardware.

Con las condiciones adecuadas de luz, las tres cámaras funcionan con los resultados que se esperan de un móvil de alta gama como este. A destacar especialmente el gran angular que ofrece una nitidez incluso a cortas distancias sorprendente. Como siempre, cuando la luz empieza a flaquear, es donde las cámaras de los smartphones dejan algo que desear. El Samsung Galaxy Note 10 compensa un poco esta tendencia utilizando un ingenioso Modo Noche que ofrece fotografías mucho más limpias al menos si no las ampliamos mucho.

Respecto a la interfaz de la cámara, Samsung ha reducido al mínimo las opciones, mostrando únicamente un modo foto (son posibilidad de detectar la escena automáticamente y Modo Belleza), vídeo y enfoque dinámico. Resulta curioso que el resto de opciones, que no son pocas, estén un poco escondidas en la interfaz. Especialmente el Modo Pro, que te ofrece literalmente todas las opciones configurables para poder disparar (velocidad, apertura, ISO…).

S Pen

He querido dejar para el final el elemento realmente distinguible de la familia Note y que posiblemente hará que te enamores o que odies el Samsung Galaxy Note 10: el S Pen. Con un pequeño click la parte inferior, se puede extraer el lápiz digital que le aporta un plus al smartphone y que, como veremos, sirve para más cosas además de usarlo de puntero en la pantalla.

Como indicaba en el comienzo del artículo, la familia Note está pensada para el trabajo y a veces perdemos precisión solo con los dedos. A pesar de su aspecto, el S Pen del Samsung Galaxy Note 10 no es como los antiguos punteros de las PDAs si no un dispositivo bluetooth completo, con batería (que se carga al volver a guardarlo) y funciones extras. Nada más extraer el lápiz, la interfaz nos mostrará una serie de atajos a aplicaciones pensadas para funcionar con él. Desde el primer momento, al igual que pasa con los lápices de las tablets gráficas, veremos que el puntero funciona incluso sin llegar a tocar la pantalla y que (dependiendo de la aplicación) reconoce tanto la presión como la inclinación.

El botón a un lado del S Pen no sólo sirve para acciones clásicas como borrar o cambiar de elemento en las aplicaciones de dibujo, si no que desbloquea el segundo uso del lápiz como mando a distancia. Después de un pequeño aprendizaje, las aplicaciones del Samsung Galaxy Note 10, como la cámara o Chrome, responden a una serie de combinaciones de gestos y pulsaciones. He de confesar que después de pasar la fase de aprendizaje (y una pequeña fase sintiéndome un Harry Potter), su uso se vuelve comodísimo y te verás sin darte cuenta usando el lápiz para todo.

Conclusiones

En conclusión el Samsung Galaxy Note 10 es un auténtico tope de gama, que ofrece tanto un aspecto cuidado y premium, como una serie de funcionalidades muy originales. En lo personal, tanto la pantalla como su peso y grosor me han encantado. El S Pen me parece el añadido perfecto para este dispositivo y aunque quizás pediría una cámara con unos resultados ligeramente mejores, creo que por el precio que tiene el dispositivo es más que suficiente.

Especificaciones técnicas Samsung Galaxy Note 10

  • Procesador
    • Exynos 9825
  • Pantalla
    • Tamaño 6,3»
    • Resolución 2280 x 1080 401ppp
    • Tecnología Corning Gorilla Glass 6 HDR+
    • Pantalla con lector de huellas integrado
  • Cámara
    • Cámara Principal: Triple: 12MP (Apertura f1.5) /10MP (Apertura f2.2) Súper gran angular 107˚/12MP (apertura f2.1) Teleobjetivo con estabilizador (zoom 2x)

    • Cámara Frontal: 10MP (Apertura f2.2)
    • Resolución de grabación de vídeo UHD 4K @60fps
  • Memoria
    • RAM (GB) 8
    • Memoria Disponible* (GB) 256
    • Externa MicroSD: No
  • Conectividad
    • Interfaz USB-C
    • Mini Jack: NO
    • NFC 
  • Especificaciones físicas
    • Dimensiones (Al x An x Prof, mm) 151 x 72 x 7.9
    • Peso (g) 168
  • Batería
    • Capacidad (mAh) 3.500mAh (integrada)
    • Tipo de Carga: Carga rápida y Carga Inalámbrica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here