Directora: Claudia Llosa
Reparto: Jennifer Connelly  (Nana Kunning), Mélanie Laurent (Jannia Ressmore), Cillian Murphy (Ivan), Oona Chaplin (Alice), etc.
No llores, vuela

Claudia Llosa nos obsequia con esta gran película, que inauguro el 17 Festival de Málaga. La historia que nos trae es un drama basado en dos premisas, primero lo que puede hacer el poder de la mente, la creencia sobre si en verdad la curación existe; y la estrecha y complicada relación que puede llegar a existir entre una madre y un hijo, quizás dada por una falta de comunicación.

No llores, vuela

Esta directora, casi siempre nos obsequia en todos sus trabajos con una oda a la mujer, ya sea en Made in USA, La teta asustada y en este caso No llores, vuelta (Aeloft). Sus películas siempre tienen ese sello sobre el valor de la mujer, el sacrificio de esta, su fuerza y la calidez que puede llegar a brindar.

No llores, vuela
Esta película, nos muestra a Nana, viuda, madre de dos hijos, que convive el día a día gracias a la ayuda de su suegro, que de vez en cuando le ayuda sobre todo ocupándose de Ivan, el hermano mayor. Nana centra casi toda su atención en su hijo pequeño Gully, que tiene una enfermedad incurable y para el cual solo hay una salida, una operación arriesgada, el cual ningún medico se atreve a realizarla.
Nana, centra todas sus fuerzas en ir a un grupo en el cual mediante un sorteo, un curandero elige a una persona enferma y la cura dentro de una cámara construida por el mediante ramas. Por lastima, ese día no sale elegido Gully, mientras Ivan el hijo mayor tan solo cuenta con su gran afición que es la crianza y domesticación de los halcones, el cual le inculco su padre antes de irse.
El curandero ve en Nana a una mujer con fuerza, y que según él tiene el poder de curar, poco a poco ella empezara a curar gente, sobre todo para mostrarse así misma, si es capaz de hacerlo y algún día poder curar a su hijo menor.
El tiempo ha pasado, vemos a un Ivan mayor casado y con hijo, que solo le perturba una cosa, y que gracias a una periodista llamada Mélanie, tratara de hallar la verdad, de hablar con su madre, de curar ciertas heridas, apaciguar su alma y quitarse de la cabeza malos momentos vividos.
Nota: 7,8
No llores, vuela

En el transcurso de la película, la cual fue rodada en Canadá, vemos una fotografía preciosa, escenas hermosas. Obtuvieron el premio a mejor fotografia en el 17 Festival de Málaga. Las actuaciones de J. Connelly, C. Murphy, M. Laurent y los niños, fueron muy convincentes, transmiten ese temor, resentimiento, pasión, no os voy a negar que en algunas partes se hace algo lenta, pero es una película que llega. Os la recomiendo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here