Empezamos uno de los días esperados para los amantes de Wim Wenders con el estreno de su última película “Every thing will be fine”. 

Con mucho menos frío que otros días, por que a comparación del sábado 7, la temperatura ha subido unos cuantos grados, lo cual nos congratula ya que nos hace pensar que llevamos el buen tiempo a todos los lados. 

Y en estos días que llevamos, un desayuno abundante nos mantiene espabilados y llenos de energía, de la mano de buena compañía que siempre conocemos en estos festivales, nos dirigimos al Hotel Hyatt, el centro neurálgico de todo la Berlínale. Echando un vistazo en las salas de prensa, verificar cambios en la agenda, conferencias,  entrevistas…
Wim Wenders

Algunas anécdotas que os podemos contar, que nos hemos encontrado un par de veces con algunos actores en los lavabos y nuestro amigo alemán Troster, se hizo un super selfie con uno de ellos, que quedo fenomenal y del cual nos despedimos este día por que dejaba el festival con una amplia sonrisa en el rostro, invitándonos eso si cuando queramos y podamos a su programa de radio. La encantadora Angie, una periodista japonesa que vive en Canadá, agradable, divertida a mas no poder que nos chivaba alguna que otra apetecible noticia de los famosos, con visitas de algunos actores inesperados y no previstos (que si os portáis bien os contaremos más adelante). Un miembro del festival, encargado de repartir las invitaciones para los visionados fuera de la programación de prensa (Brasileño) que hablaba un perfecto “portuñol” como el mismo describió, también otro compi encargado del audio en las conferencias de prensa al que le encanto nuestra mascota Chewbacca al que siempre llevamos en los festivales y al cual confundió con un gato, y muchas otras personas agradables, con don de gente, con los que te quedas charlando y pasando un rato ameno entre tantos actos que cubrir en el festival, comiendo bombones (invitación de otro periodista en la rueda de prensa), enviándonos notas como en el colegio, en una palabra “genial”, es lo que más nos gusta de estos lugares las buenas migas que haces.
Sin mas dilación, os cuento la película que vimos hoy (fue una por que estuvimos, escribiendo por la tarde y por la noche de fiesta (nos habían invitado a dos) así que tuvimos la oportunidad de quitarnos un poco el stress acumulado.
Marie Josee Croze
Every thing will be fine
Uno de las películas mas deseadas por ver, del director que se lleva este año el oso de honor Wim Wenders, nos cuenta la historia de Tomas Eldan, papel interpretado por James Franco, un escritor que esta un tanto frustrado con la redacción de su ultimo libro, desencantado de su vida en pareja, donde esa pasión, idilio y compenetración está un tanto apagada. Rachel McAdams es su encantadora esposa Sara, algo distanciados, aunque ella le da libertad que necesita para encontrar esa inspiración.
Esta historia nos relata como sobrevivir a los malos recuerdos, no solo de su posible separación de su esposa, también de un accidente que tiene Tomas, donde conocerá a Kate (Charlotte Gainsbourg) y a su hijo Christopher (Robert Naylor), logrando así una relación particular con ellos y encontrando apoyo para superar esas malas experiencias que tienen en común.
En la rueda de prensa Wim Wenders nos explicó el hecho que su film se diese en 3D, sencillamente por que ve que así se podían apreciar mejor las imágenes que proyectaba. De la misma forma nos comentó que el encargado de fotografía tenia una hermosa visión de lo que quería en el film, captando junto a él las mejores imágenes y que estas se veían fielmente reflejadas en el film. 
James Franco
James Franco, respondiendo a una de las preguntas de un periodista sobre el radical cambio de roles entre “The interview” y este film, dijo que él sabe que es un cambio radical de registro, pero tuvo seis meses entre películas, lo llevó bien ya que al ser los papeles tan diferentes es un reto, y tenia muchas ganas de ver el resultado del film. 

Y esta más que encantado con tener 3 pelis en esta 65 edición del Festival Internacional de Cine de Berlín, aunque de estas solo dos entren en competición.
Con lo que nos quedamos fue que Wim Wenders dijo que había terminado de montar su peli, el mismo día que inauguraron el festival (vaya curro). Estuvo asustado de no terminar a tiempo, pero está encantado con el resultado.
Mi sincera opinión creo que esta película tiene un innecesario 3D, pero una buena fotografía e imágenes preciosas. Aunque quizás la historia carece de dinamismo, tensión y recae en la simplicidad de los protagonistas y no da mucho de sí el film. 

Para una tarde en casa no esta mal, pero para pagar dos o un euro de más y ver la película en 3D no os merece la pena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here