Hoy jueves 12 de febrero a nada menos que tres días para que este festival llegue a su fin y resolviendo las incontables dudas sobre quién se llevará el Oso de Oro, solo podemos decir que no queremos que se termine. 

Habiendo visto hasta la fecha una cifra aproximada de 20 películas en estos seis días que llevamos aquí, con películas las cuales recordaremos por mucho tiempo y otras que nuestra memoria no las retendrá por un largo tiempo (demos gracias) y que merecen caer en el olvido. Nos quedará ante todo los bueno momentos, las maravillosas escenas, imágenes que esperemos pasaran a la posteridad, actuaciones impecables (sobre todo de actores noveles) y lo más destacado de esta 65 edición del Festival Internacional de Cine de Berlín, la gran cantidad de películas de habla hispana, Chile, México, Guatemala, Perú, se hacen eco en diferentes secciones, en competición oficial, Panorama, Culinary y eso es de alabar.

65 Berlinale

Que el agua nunca falte y no lo hace en las instalaciones del hotel Hyatt, con gas o sin gas, este bien preciado nunca escasea para deleitar nuestra áspera garganta después de unas horas sin parar de hablar comentando los films anteriormente vistos.
Primero decidimos no asistir al pase de “13 minutos” y creemos que hicimos bien, ya que por lo que nos comentaron sobre todo dos periodistas hindúes es que las 2 horas de duración del film, era pura temática nazi, y que el director en la rueda de prensa decía lo “bonito” de una esvástica. Así que por lo tanto no nos perdimos mucho o más bien nada.
Fuimos al siguiente pase de las 12:30, del film:
Sworn Virgin
Un film que retrata la historia de Hana quien muy joven pierde a su familia y no lleva bien las tradiciones de que las mujeres solo se limiten a la casa y al marido, pero gracias a Papa que la recibe en su casa, brindándole así un techo cálido y cobijo de las frías temperaturas que le esperan en Albania. Una familia que ya cuenta con una hija, pero que verá en Hana una luchadora, que solo desea vivir como cualquier hombre y que incluso hará un voto de castidad para poder pasar a convertirse en Mark. 

Pasado algunos años viajará para reencontrarse con aquella mujer con la que compartía cama, casa y comida, a la que cuidaba y quería como una hermana, ella le echara una mano para que Mark se encuentre a si misma, busque un trabajo, tenga un lugar donde vivir y quizás de esta manera Mark pueda encontrar a Hana, y llegar a un punto medio de su nueva identidad.

65 Berlinale

Este film es distinto ya que nos narra la historia del sacrificio personal que hace Hana por no dar su brazo a torcer, por no conformarse con lo que la gran mayoría de las mujeres realiza, luchando por tener el control de su vida, pero sobre todo de su imagen, aunque llegue a ciertos momentos de duda consigo misma, pero eso le valdrá para que se encuentre tanto como persona y como mujer.

A la rueda de prensa no asistimos, ¿por que? por que es el día del pato… A que viene esto, a que el día de ayer, encontramos un lugar que nos recomendó un periodista de «chinnesse food» y que tienen Take away lo cual viene muy bien, así que ayer por la noche fuimos a ver que había, todo tenia una pinta genial y estaba a tope de gente, lo cual habla bien del lugar y de la comida, así que me pedí, pato curry con noodles, y mi cuerpo se transporto al séptimo cielo al probarlo, estaba exquisito y eso que lo dieron para llevar ya que teníamos el visionado de una película de la sección Panorama «Out of my hand» del director Takeshi Fukunaga en los cines Cinemax. 

65 Berlinale

Hoy no quise desayunar mucho, tan solo una taza de café, esperando que termine la película de las 12:30 y dejar la rueda de prensa para ir a por mas pato… me pedí lo mismo ya que me encantó, pero esta vez para comer ahí, así que como de costumbre me  sirvieron más de la cuenta, por eso estoy ahora mismo harta de pato, pato y más pato. 

Con respecto al film «Out of my hand», una colaboración entre USA y Liberia, narra la historia de un trabajador que recolecta latex de los árboles para poder sobrevivir en Liberia junto a su familia. Su ambición es viajar a Nueva York donde tiene a su primo, para poder tener una vida mejor y darle lo mejor a su familia. Se hace ligera, dura 87 minutos y si podéis verla os la recomiendo para conocer acerca de otras culturas.

Dentro del centro comercial donde estaba el restaurante chino también estaban las instalaciones de la tienda de la Berlinale, con mucho merchandishing para comprar pero nos dimos con la sorpresa que la gran mayoría de los productos estaban agotados, salvo el chocolate que estaba buenísimo. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here