BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
Cuántas veces os habrá pasado eso. Estás viendo una película y de repente, «Hey! esa es la voz de Johnny Depp«. A lo mejor estás distraído, haciendo la comida hablando por teléfono o simplemente mirando el techo, cuando «Anda, no recordaba a Julia Roberts en esta película… Ah claro, es Catherine Zeta Jones…«
La industria del cine español puede tener miles de defectos (el precio abusivo de las entradas, retrasos inexplicables, traductores de títulos esquizofrénicos…) pero si me preguntasen por una virtud, diría sin dudar que el doblaje. No entraré en el debate de si es mejor VOS o DUB, cada cual tiene sus pros y sus contras, pero la calidad del doblaje en España es innegable.
Si dudáis, probad a ver algún otro doblaje de otro país.
Lo malo de la industria del doblaje es que es una industria oculta, llenas de voces sin rostro y la gran mayoría de los casos, sin nombre. En algunas películas, las de animación sobre todo, si tenéis suerte y paciencia veréis una lista de los dobladores después de todos los créditos. Durante apenas unos segundos.
Pero la mayoría de las veces solo diréis: «Oye, esa voz me suena»
Por lo tanto, pretendo comenzar lo que espero sea una sección regular con la que posiblemente sea la voz más reconocible del doblaje español: Constantino Romero.

Constantino Romero (1947-2013) comenzó como actor teatral y rápidamente dio el salto a la fama presentando el concurso El Tiempo es Oro al que luego siguieron otros como La Parodia Nacional o Alta Tensión.

Gracias a su voz grave y musical, Constantino fue un locutor habitual de anuncios televisivos lo cual le permitió, en 1970 con tan solo 23 años, dar el salto a doblajes en la gran pantalla, comúnmente personajes de westerns. Ahí fue cuando dobló por primera vez a un vaquero con gesto hosco y mirada seria. En 1970, en una de sus primeras películas, dobló por primera vez a Clint Eastwood. El propio Clint escuchó la voz de Constantino y se quedó gratamente sorprendido con lo que oyó. Desde entonces, Clint Eastwood fue uno de los muchos actores para los cuales Constantino o Romero prestaría la voz de manera habitual.

Su voz profunda resultaba ideal para personajes duros, serios y carismáticos. En la segunda película como agente 007 de Roger Moore, «007: El hombre de a pistola de oro«, Constantino Romero pudo decir la famosa frase «Mi nombre es Bond, James Bond«. Desde entonces se convirtió también en la voz habitual de ese actor.

Porque si algo ha podido doblar han sido grandes frases. Frases que forman parte de la historia y la cultura. A finales de los años 80, ya era toda una figura del doblaje. Eso le permitió doblar uno de los grandes villanos del cine: Darth Vader. James Earl Jones era quien ponía voz a este oscuro jedi de voz resonante en la versión original. A pesar de lo que mucha gente cree, Darth Vader no llegó nunca a pronunciar la frase «Luke, yo soy tu padre«, simplemente dice «No, yo soy tu padre«.

La relación del actor con la ciencia ficción y la acción se fue estrechando al convertirse en la voz habitual de Arnold Schwarzenegger (quién no recuerda ese creativo «Sayonara baby» del T1000) así como del espacial William Shatner. También dio voz al famoso replicante Roy Batty de Blade Runner, interpretado por Rutger Hauer. 

Más alejado de los disparos y los viajes espaciales, Constantino Romero también dio voz a personajes de animación, siendo el más famoso de todos otro personaje doblado originariamente por James Earl Jones, el rey Mufasa, de El Rey León. De la misma manera fue la voz (esta vez cantando también) al que a mi parecer es el mejor villano de Disney hasta la fecha, el juez Frolo de El Jorobado de Notre Damme.

Era posiblemente el doblador que mas actores de primera fila doblaba habitualmente y uno de los más prolíficos. Su ficha de eldoblaje.com  nos deja una portentosa cifra de 753 trabajos, entre doblajes, narración y spots publicitarios.

Y si con Clint Easwood comenzó, con Clint Eastwood terminó, ya que en 2012 dobló por última vez al actor americano antes de retirarse del doblaje y de la vida pública debido a una enfermedad neurológica degenerativa. Cinco meses después, el 12 de Marzo, Constantino Romero murió en la ciudad de Barcelona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here