Segundo día y el festival continúa en pleno apogeo. Por cuestiones de horario no puedo asistir a la primera sesión del día, lo cual es una lástima ya que estoy escuchando críticas interesantes de las proyecciones de la franja horaria de las cinco de la tarde. 
Aún así me dirigí veloz a la segunda proyección del día y mi primera proyección de la sección oficial Fantástica, donde se recogen todo tipo de películas del género, incluyendo, thrillers, ciencia ficción o incluso animación. En este caso se trataba de la segunda película como director del productor Jack Heller, conocido sobre todo por producir la sorprendentemente longeva carrera cinematográfica del luchador Steve Austin. Esta vez se adentra en el terror monstruoso en lo profundo de un bosque americano.
Unos leñadores en lo profundo del bosque han despertado a algo que allí dormía y ahora esa criatura se cierne sobre el inocente pueblo de Maiden Woods. Todos confían en que el dañado emocionalmente sheriff Paul Shields pueda hacerse cargo de la bestia antes de que sea demasiado tarde…
Dicho así suena hasta interesante y hay que decir que Dark Was The Night es una película que tiene pocas cosas negativas que reprochar. Lo malo es que tampoco tiene demasiados detalles destacables. La película sigue el manual de este tipo de pelis al dedilllo, lo que a estas alturas provoca una falta absoluta de sorpresas en el guión. La tensión crece adecuadamente (su presencia por los bosques es de lo más logrado) y la presentación de la bestia es espectacular (para haber hecho únicamente su mitad inferior…)  pero parece que no se han esforzado mucho en tratar de hacer algo original.
Por otro lado me gustaría destacar la buena actuación de Kevin Durand, el cual creo que está bordando su año, después de The Strain o Cautivos (que también destaqué su actuación por encima del resto). Durand sabe cambiar de registro de una película a otra sin problemas y en el papel del sheriff Shields muestra su cara más dramática (su actuación salva un poco la parte más lenta del guión).
Previamente pudimos ver el corto español Bienvenidos al Fin del Mundo, tres escenas demenciales unidas por el hilo conductor de ¿qué es lo que tú harías en la última noche de la Tierra? Curiosa y divertida cuanto menos, en especial la colaboración de Nacho Vigalondo.
Este es nuestro primer año en Nocturna y como no iba a ser de otra manera, peque un poco de novato. Por retraso en el sistema de reserva de entradas no pude disfrutar de We Are Monsters por la noche (la lista de espera para conseguir una entrada era tan larga como la de acreditaciones que se repartieron) pero no por ello me quedé sin ver nada. Presentado por el villano indiscutible y disfrutando de otro buen baño de multitudes, Robert Englund dió paso a la proyección de honor de Pesadilla en Elm Street y yo disfruté como un enano viéndola de nuevo. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here