BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

El Festival Internacional de Cine de San Sebastián está llegando a su ecuador, y los días comienzan a pesar. Tres películas al día es el límite que mi cabeza me impone para poder distrutar bien las películas. Este día tuvmimos un día la mar de eductivo. Tuvimos una lección sobre cómo hacer gran cine, una muestra de cine demencial y extraño, y un ejemplo sobre como no escribir un guion.

Hitchcock Truffaut

Comenzamos el día con el documental Hitchcock/Truffaut, acerca del libro del mismo nombre que trata sobre ocho días de conversaciones que el director francés mantuvo con el americano. Con una gran acogida en Toronto, el documental sirve como excusa para ahondar una vez mas en la vida del cineasta, apoyándose por testimonios de grandes directores como Martin Scorsese o David Fincher. En mi caso no había leido dicho libro y resultó una visión muy instructiva sobre la manera de pensar de Hicj, obsesivo y controlador hasta el detalle, pero sin que el documental incida demasiado en ello. Lo que si que consigue reflejar con éxito es el amor que Hitchcock procesaba al cine y la pasión que Truffaut ponía en sus películas.

Después del documental y un momento de asueto por el Kursaal, tuvimos el placer de poder disfrutar de una de esas sorpresas que te brinda el festival: el accesso a la carpa Keler. La marca de cervezas vasca monta una pequeña carpa en la parte de atrás del Kursaal, el lugar perfecto para refrescarte y relajarse con una cerveza o unos pintxos.

Como las sesiones del mediodía no nos interesaban, decidimos relajarnos en gran compañía del maravilloso grupo de amigos que hemos ido conociendo años tras año en el festival.

High Rise

Por la tarde, fuimos a una de las proyecciones esperadas del día,  más por los invitados que vendrían que por la película en sí: High Rise de Ben Wheatley. Con unos impresionantes Tom Hiddleston y Luke Evans a la cabeza. High Rise es una película muy difícil de describir y valorar. Con una narrativa onírica y un estilo muy metafórico que en momentos me recordó a alguna de las locuras de Terry Gilliam, la película adapta el complejo libro de J.G. Ballard. En un mundo atemporal y sin contexto, Hiddleston interpreta a un psicólogo que acaba de mudarse a un gigantesco rascacielos, con todas las facilidades que pueda desear. Al poco de llegar comienza a desatarse una guerra de estratos sociales que conduce a los inquilinos a una espiral de demencia y depravación.

El desconocido

Aún con sensación de desasosiego, fuimos a la última proyección del día. Por algún motivo que se me escapa, Atresmedia ha decido presentar El Desconocido, de Dani de la Torre, en el Zinemaldia fuera de toda categoría, a las diez de la noche y muy cerca de su estreno. Mezclando Ultima Llamada con Speed, El Desconocido es un thriller de acción de un hombre que amenazado por un misterioso interlocutor telefónico, debe proteger a sus dos hijos evitando salir de su coche para no detonar na bomba instalada en él. Con un Luis Tosar que es lo mejor de la película con diferencia y un despliegue de medios innegablemente grande, El Desconocido lamentablemente es todo un ejemplo de como no se debe hacer un guión.

Puedo tener un gusto extraño en las películas y un criterio cuestionable, pero soy muy sensible ante los fallos de guión. Un fallo me saca completamente de la película, pero si encima esos errores funcionan como los puntos de apoyo de todos los giros de la trama me hacen sentir que me están tomando por tonto. Y si, para rematarlo, escogemos a unos actores infantiles que no solo no son buenos sino que sus propios personajes son inaguantables, tendremos la que posiblemente sea la película mas olvidable de toda la filmografía de Tosar.

Con un cabreo importante, salimos del teatro Principal, corriendo para el hostal, para que el sueño olvidase la película que acabábamos de ver.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here