El primer largometraje de László Nemes, El hijo de Saúl ha conseguido numerosos premios y reconocimientos por toda Europa. Sin duda una historia dura que nos lleva a recorrer la trágica historia de Saúl Ausländer, un prisionero húngaro que trabaja juntos a muchos como él, incinerando cadáveres en el horno crematorio de Auschwitz. Un día, mientras levantan los cuerpos de personas que perecieron de forma desastrosa, ve en el rostro de un joven a su hijo, Saúl hará lo que sea por darle un entierro digno. De esta forma se meterá en muchos problemas por tratar de conseguir un rabino para que le de eterna sepultura. Dejará tras de sí muchos planes de rebelión que tenía con sus demás compañeros y se verá envuelto en esta noble causa, quizás para calmar su conciencia, aquella que le juzgaba por no haber sido un buen padre.

el hijo de saúl

No cabe duda que la fotografía, montaje y dirección son lo mejor de esta película tan alabada por la crítica en varios festivales, y personalmente, voy a sumar también al protagonista Géza Röhrig por tan magnífica interpretación de Saúl, que sin esa todo montaje o dirección no hubiesen dado a basto. Juntos forman la perfecta toma que te adentra en el film, haciéndote partícipe de toda la terrible historia que se vivió en Auschwitz.

Es un film duro, realista, pero a la vez cautivador, sensato, que te deja inmovilizado ante tanta crudeza que las personas tuvieron que soportar, pero más aún ante aquello que no ves y logras captar por imágenes subjetivas lo tremendamente duro y violento de poder hacer nada más que obedecer y callar, de lo contrario te esperaba un disparo y con ello el adiós.

El personaje de Saúl un padre que ve en un joven a su hijo, quizás porque tenía ese remordimiento dentro de él, no haber sido un buen padre, esposo y estaba cegado por ello, en querer darle una entierro a ese chico, porque en algún momento le hubiese gustado que hicieran lo mismo con su hijo. Sorprende sobre todo la fuerza que saca para buscar a toda costa a un rabino que recé por el alma de ese desdichado joven que encontró la muerte sin haber experimentado la vida.

Director: László Nemes

Reparto: Géza Röhrig, Levente Molnár, Urs Rechn, Todd Charmont, Sándor Zsótér, Marcin Czarnik, etc.

no hay problema para perros

Deja un comentario