BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Batman v Superman y sus 10 fallos en la película

[dropcap size=small]M[/dropcap]enos de una semana ha pasado del estreno de Batman v Superman y todo Internet está que echa humo. A estas alturas ya habréis leído algún que otro artículo por lo que no tendría sentido hacer una crítica completa. Solo decir que entre todos los integrantes de Moobys las reacciones han variado desde la desilusión hasta el «preparad las horcas y las antorchas«, con algúnligero «no está tan mal» por ahí. Con eso en mente, vamos a destacar lo a diez puntos más desastrosos de la que pretende ser la precursora de La Liga de la Justicia.

Eso sí, si os parece un texto muy largo, al final tendréis también mi opinión en video, a ver que os opináis.

[alert type=yellow ]Claro está, este artículo va a tener spoilers a tutiplén. Avisados quedáis[/alert]

1. Tomarse demasiado en serio

Esta claro que Zack Snyder no es Christopher Nolan y que Superman no puede ser tratado igual que Batman. Esto que parece una obviedad no está tan claro en la mente de los dirigentes de Warner y es uno de los lastres más grandes de la película, arrastrado y amplificado desde Man of Steel. Claramente que DC está haciendo muchos esfuerzos por evitar todas las fórmulas que tan bien han funcionado en Marvel y no está dispuesta a crear una superproducción que puedan disfrutar tanto los jóvenes como los adultos.

El nolanverso donde cohabitan los héroes siempre está nublado y gris y no hay lugar para una sonrisa o un momento alegre. El chiste de «¿pero ella no estaba contigo?» del trailer es, literalmente, el único momento ligero de la película y llega durante la pelea final, después de más de horas de ceños fruncidos y momentos solemnes. Porque está bien eso de dar un aire divino a Superman y llenarle de planos icónicos en cámara lenta… si fuese una historia de orígenes, pero siendo la segunda película, deberían intentar llenar el guión de contenido útil.

Batman v Superman

2. Montaje

Durante los primeros minutos de Batman v Superman nos damos cuenta de una cosa: todas las escenas se suceden demasiado rápido, como si estuviesen empezadas. Los personajes ya están situados en un sitio concreto, se plantea el nudo de la escena y se cambia a la siguiente si ver la conclusión. Raro, pero eso a veces funciona en películas con un ritmo trepidante, pero entonces ¿porque a la media hora estoy mirando el reloj? ¿Y porque tengo constantemente la sensación de que sobra metraje?

Recordar que tras muchos quebraderos de cabeza, Warner decidió unir lo que iban a ser dos películas en una sola, por o que inevitablemente el montaje tuvo que sufrir. Ya se ha anunciado que la edición en Blu-Ray contendrá más de 30 minutos de metraje eliminado, seguramente flashbacks y visiones innecesarias porque se ve que Snyder mantiene las escenas que le gustan, no las que son necesarias para la historia.

Una pareja adinerada que sale de la ópera. Un asaltante anónimo. Un collar de perlas rodando… Posiblemente Batman sea el personaje de cómic del que más veces se ha contado la historia de su origen (¡si la cuenta el mismo Zack Snyder en Watchmen!), ¿qué necesidad había de hacer pasar a los espectadores por eso otra vez? No sólo perdemos los primeros cinco minutos de la cinta viendo exactamente la misma escena que ya conocemos hasta la saciedad, sino que hasta en tres ocasiones podemos ver la pesadilla en la que Bruce Wayne es acosado por murciélagos. ¡Tres veces! Si al menos aportase algo, pero el hecho de que Batman es un personaje atormentado ya es algo que nos podemos hacer una idea sin necesidad de te lo restrieguen por la cara.

3. Presagios y cameos

Muy relacionada con la anterior, los presagios y los cameos de otros personajes de cómic es una de los elementos tan decepcionantes, como desaprovechados de Batman v Superman.

Obviamente, el mayor cameo de la película se trata de Wonder Woman, cuya aparición estelar queda absolutamente arruinada gracias al trailer. Gal Gadot resulta impresionante en el papel de Diana, pero pensemos un momento en contribución a la película:

  • En la fiesta de Lex Luthor, no habla con nadie y roba el cacharrito roba-datos de Bruce.
  • Bruce la localiza sin ningún esfuerzo en la próxima fiesta de la jet set. Intercambian un diálogo insulso y ésta la devuelve el cacharrito.
  • Batman ve una foto de ella (Guiño a la futura peli de Wonder Woman)
  • Aparece en un avión (product placement de Turkish Airlines) pero se une a la pelea contra Doomsday
  • Ella y Bruce intercambian  un diálogo que perfectamente podría haber tenido el Caballero Oscuro con Alfred.

Lo siento, pero no me creo que este personaje estuviese en el montaje inicial. Por muy importante y molón que sea, resulta absolutamente prescindible. Lo mismo ocurre con el espectacular guiño a la siguiente película. Aparece Batman con el uniforme de Hijo Rojo y un Superman malvado. Pero colocando esa escena en la mitad del metraje me rompe el poco ritmo que puede tener la historia. Por eso Marvel se guarda todo eso para las escenas post-créditos. Pero claro, DC necesita ser diferente y esas escenas están coladas sin ton ni son.

4. Padres

La familia Kent es una familia de traca. Normal que no tengan descendencia, seguro que ni sus hermanos les dejan que cuiden a sus hijos. Recordemos que en la anterior película, Man of Steel, tuvimos los grandiosos consejos de Kevin Costner en el papel de Jonathan Kent, ese «claro que prefiero que muera un autobús lleno de niños antes que alguien conozca tu secreto» y el mejor de todos, ese «no hijo, déjame morirme y que me pille el tornado, que me apetece un rato, tu quédate ahí…». En esta película Pa Kent vuelve a tener un momento de consejo insulso en plan visión trascendental, pero ahora es la madre la que comunica la sabiduría ancestral de los Kent.

En un momento en el que Superman ha perdido la fe en la humanidad, Martha Kent le suelta un consejo como el siguiente «Hijo, la gente te exige mucho. Tu puedes hacerlos caso o no. Tu mismo, eh». Todo eso con un tono muy serio y sobrio, sin tomar drogas ni alcohol casero.

5. Lois Lane

Lois, el Mcguffin hecho persona. Es una pena que un personaje con tanto carisma en los cómics no haya podido ser adaptado bien nunca a la gran pantalla, más allá de servir de princesa en apuros y de reclamo para invocar a Superman doquiera que esté. Un ficus que grite «¡Sálvame!» haría el mismo trabajo.

En Batman v Superman, Amy Adams vuelve a ponerle ojos llorosos y un eterno puchero a una de las peores Lois vista en cine o televisión, con una subtrama que carece de interés como de sentido. Ajá, Lex Luthor ha llevado a un grupo de mercenarios paramilitares a África con armamentos experimental para provocar una masacre al saber que Lois anda por ahí y culpar a Superman de un montón de cadáveres acribillados.

Claro.

Si al menos tuviese alguna relevancia en la película…

6. Villanos

Por mucho asco que le tenga, Jesse Eisenberg no lo termina de hacer del todo mal… si fuese el Joker. Lex Luthor es sin lugar a dudas el mayor villano que tiene Superman y está calificado como la mayor mente criminal de todo el universo DC, pero en lugar de eso vemos a un Mark Zuckerberg pasado de vueltas, que ha abusado del café o algo peor. Esa interpretación llena de histrionismo y gallos no ayuda en absoluto a un personaje que solo busca el caos por el caos, quedando incluso por debajo de los sinsentido interpretados por Gene Hackman y Kevin Spacey.

Como buena película cutre de superhéroes, si no sé buscarme una historia atractiva o un villano decente, añadamos otro enemigo adicional. En este caso, veremos la aparición de Doomsday, aunque el propio director negara en rotundo que se trataba de ese monstruo del cómic. Si quieres mantener esa ilusión al menos no hagas que un personaje no le llame por ese nombre en el momento en el que aparece, digo yo. Debido a que este Doomsday viene a ser una aberración kriptoniana, tiene superfuerza, lanza rallos por los ojos, medio vuela… y estalla en ondas de energía, todo muy lógico.

Al menos no tiene un botón en el pecho para volverse más fuerte como Bane en Batman y Robin, que si no…

Nos acercamos a los momentos finales de la película y merecen ser desgranados en detalle

7. El plan maligno de Lex

Lex Luthor es un tipo listo. Al menos en teoría. Todo su esfuerzo se concentra en matar a Superman, porque claro, ya sabemos por ciencia infusa que Lex odia al hombre de acero. Lex tiene un gran plan para eliminarlo, lo que viene a ser la trama general de la película, pero este plan tiene unos agujeros de guion tan preocupantes que llama la atención que los hayan dejado pasar:

  • Lex desea la kryptonita, pero necesita un tratado de comercio que se le es negado. A pesar de ello la trae sin aparentemente ningún problema.
  • Para demostrar que la kryptonita debilita a los alienígenas hace pruebas con el cadáver de Zod, pero resulta que obtiene dicho cadáver DESPUÉS de haberle mostrado sus resultados a un senador.
  • Cuando Batman le roba la piedra, pone en marcha su malévolo plan de crear a Doomsday para destruir a Superman, el mundo o lo que se cruce en su camino, no lo deja claro.
  • Ya que está y sin que quede explicado en la película, conoce la identidad secreta de Superman, por lo que secuestra a Lois Lane y Martha Kent, que usa para chantajear al héroe para que luche a muerte contra Batman, no vaya a ser que la criatura que está creando específicamente para ello tenga algún problema en hacerlo.

Menos mal que esta película ha estado varios años en desarrollo, que sino pensaría que han tirado papeles al aire para hacer el guion.

8. La gran pelea de Batman v Superman

Si, ni siquiera el gran enfrentamiento de la película se salva. No voy a juzgar la pelea en sí ya que es posiblemente, una de las mejores escenas de la película, sino el cómo se llega hasta allí y el final de dicha pelea:

  • Motivos de la rivalidad
    • Superman: ve a Bats como un peligro de la sociedad, ya que asusta y pega palizas a la escoria criminal de la ciudad, actuando como juez, jurado y verdugo. Bats no ha matado directamente a nadie, aunque muchos de sus criminales mueren en la cárcel al ser marcados por el murciélago. Superman cree que Bats debe responder ante la justicia.
    • Batman: ve a supes como un peligro de la sociedad, por bueno… literalmente haber matado a cientos de personas en la pelea contra Zod y además actúa como juez, jurado y verdugo de los criminales a los que atrapa (en especial con los que amenazan a Lois). Batman cree que Supes debe responder ante la justicia.
  • Motivo del fin de la lucha: Habiendo ganado la pelea y apuntando a Superman con una lanza de kriptonita, 18 meses de puro rencor de batman envejecido en barrica de roble se esfuman al oír el nombre de «Martha». Vaya por dios, ¡resulta que Superman tiene una madre también y se llama Martha! ¡Ya no hay ningún motivo para ser enemigos, seamos colegones inmediatamente!

Batman v Superman

9. La escena de la lanza

Esta escena resulta tan vergonzante que merece su propio punto, digna sucesora de la escena del tornado de Man of Steel.

Después de que Superman rescate por cuarta o quinta vez a Lois de morir intentando recuperar una lanza de kriptonita para derrotar a Doomsday, la pareja mantiene un breve intercambio de miradas (porque Lois y Superman apenas hablan entre ellos, solo se miran compungidos) que parecen decir: «tranquila, no te canses mucho, ya voy yo a por la lanza esa que me debilita».

En la escena siguiente aparece Superman inconsciente flotando en el agua, por lo que Lois se ve obligado a rescatarle a él y a la lanza.

Además de este increíble sinsentido, el efecto de la kriptonita carece de ningún tipo de coherencia interna ya que si la piedra es capaz de debilitar hasta el punto de dejar inconsciente a Supes, difícilmente le debería dejar volar con velocidad suficiente para arremeter contra Doomsday.

Preciosos 10 minutos de metraje que hubiesen subido la nota global de la película.

10. Referencias al cómic

La última de todas es la que más duele a mi friki interior.

Constantemente estoy viendo que una de las mayores virtudes de esta película, incluso entre los que opinan que no es una gran película (siendo suaves), es la gran cantidad de referencias a los cómics que hay en Batman v Superman. Gran error. Hay referencias, si pero muy mal entendidas, como si al guionista le hubieran contado por encima de que van esos cómics pero sin llegar a leerlos en profundidad.

El Regreso del Caballero Oscuro tiene ese gran enfrentamiento entre Batman y Superman, con ese Batman enfundado en una armadura, pero el contexto de esa pelea no se ve por ningún sitio en la gran pantalla. En el cómic, Superman es una marioneta del gobierno en un futuro distópico y Batman un peligro real para el status quo, pero decir que el enfrentamiento de los héroes representa al cómic sería tan simplista como decir que El Padrino trata de un señor mayor que concede favores.

La otra «gran referencia» es, sin duda, La Muerte de Superman. Porque Superman, bueno… muere. Y luchando contra Doomsday. Pero éste muere de una manera absolutamente altruista, teniendo que contenerse para evitar vidas civiles y siendo ese impresionante héroe blanco que es el en cómic. Si hundo un barco en una película no estoy haciendo una referencia a Titanic, ¿no?.

Si prefieres algo visual aquí te dejamos NUESTRO VIDEO, suscríbete y dale ME GUSTA!

2 Comentarios

  1. Bravo, algún detalle ni me lo había planteado. Bastante de acuerdo en todo lo que mencionáis.

    Snyder desde Sucker Punch se ‘ofusca’ entre tanto efecto especial. Se ha convertido en el Michael Bay de la ciencia ficción y el fantástico.

    Pero el mayor problema es que quieren contar demasiadas cosas en tan poco espacio, que no duración. Mucha prisa es lo que veo yo por crear el universo extendido, cosa que Marvel ha realizado mejor, poco a poco.

    Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here