Hablamos con Dagur Kári

Dagur Kári nos recibe en su habitación del hotel. Con aspecto cansado y un café en la mano, el director de ‘Corazón Gigante’ mira distraído la mesita donde preparamos todo para grabar. Nos disculpamos por los minutos de retraso, el tráfico en Madrid puede ser muy dañino para ser puntual, sin embargo, Kári parece no escucharnos. Asiente y sigue mirando.

Su aspecto y su sencillez nos recuerda a Fúsi. Puede que un personaje tan personal y especial como este tenga mucho de él.

Es fácil darse cuenta, tan pronto como comienza a hablar, que su mente funciona a otro nivel. Activa, incansable y muy lejos de la realidad. Nos cuenta por qué eligió a Gunnar Johnson para el papel de Fúsi. Su candidez y su aspecto fueron determinantes, prácticamente creó el personaje basándose en el actor como referencia. Es un papel creado por y para Johnson.

Durante unos segundos permanece en silencio mientras piensa sobre su intención con la película. Un reflejo de como la sociedad ataca a los más débiles, como se ignoran los posibles problemas de cada uno y como un pequeño gesto puede cambiarlo todo.

Imagen de Fúsi y su pequeña vecina

El director y su actor

Con ese tono reflexivo nos cuenta como fue la primera vez que vio a Gunnar Johnson y la atracción que surgió hacia él. Es un director hablando de su actor fetiche, de esa obsesión que lo ha perseguido hasta terminar la película. Como la obsesión de Fúsi por la segunda Guerra Munidal. El planteamiento de este interés vienen de contrastar una personalidad tan bondadosa como la del hombre de 40 años con uno de los episodios más aciagos de de la historia Mundial.

El contraste es un tema recurrente en la película ‘Corazón Gigante’ y parece que es algo que atrae mucho a Kári. Nos relata de forma apasionada como creó ese personaje que parece tan simple y, que sin embargo, resulta tan complejo. Cuando hablamos del paso que supone para Fúsi salir de su círculo de confort, parece que lo sacamos a él del suyo. Se encoge un poco más en el sofá y nos responde escuetamente de forma afirmativa. Fúsi tiene miedo de ir más allá pero lo hace con las clases de baile.

Antes de irnos le preguntamos por su próxima película y con el mismo tono distraído, con su mente enfrascada en otro lugar nos responde ‘Sí, estoy en Dinamarca ahora’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here