Hablamos del capítulo 9 de la T6 de Juego de Tronos, La batalla de los bastardos

Atención que hay SPOILERS desde el inicio, ¡no digáis que no avisamos! 

Desde el minuto 1 vemos acción, empezando con la lucha de los antiguos amos de Mereen que quieren recuperar su ciudad, pero tal osadía ante nuestra Khaleesi, no se puede permitir, ¡por amor de Deu! Nuestra siempre luchadora y Madre de Dragones acompañada de su fiel séquito dice que nada de nada, que los deben de arrodillarse son ellos, ante tal ofensa los amos se sorprenden de tanta arrogancia, pero claro está que Daenerys tiene 3 ases bajo la manga, LOS DRAGONES!!! Ni corta, ni perezosa se monta en Drogon y con el ejercito de Dothrakis pone fin a la batalla en un santiamén.

bastardos

Mientras, cerca de Invernalia, Jon Snow también acompañado de su séquito y con su hermana Sansa como mano derecha y consejera, que no olvidemos que estuvo cautiva bajo las garras del maquiavélico Ramsay Bolton, o mejor dicho Lord Bolton y le guarda mucho rencor en un tarro. Lo primero es un encuentro cara a cara, Jon le propone un duelo a Lord Bolton, pero este le dice que nada de nada, que sabe como lucha, ha oído rumores y que no se la juega, que él tiene su ejército y le ganará con él. No estamos para tirar tanto dinero en extras y efectos visuales, esto no es el principio de Troya.

Jon junto a Davos planean el ataque, mientras trata de tener alguna idea para pretender recuperar a Rickon, Sansa le tilda de iluso, ya que sabe como es Ramsay, no lo liberará tan solo esta jugando con ellos. Ya conocemos lo psicópata que es Lord Bolton por afición, pero Jon insiste en que pueden recuperar a su hermano; mientras Sansa solo pretende ganar a pesar de que para ello tenga que perder a su hermano menor. Sin duda esta chica ha dado un cambio impresionante, ahora lo que busca es mandar, y recuperar su hogar a costa de todo.

bastardos

Mientras tanto volvemos a Mereen, donde nuestra Khaleesi favorita se encuentra reunida con Theon y su hermana Yara, planean un pacto para cubrirse ambos las espaldas, y entre ligoteos de la hermana y risas de Daenerys, logran el cometido peor estableciendo unas normas por las cuáles no podrán robar, ni saquear, ni nada. Es decir, todo lo que Yara hacía para sobrevivir junto a su fiero team, ya puede darlo por olvidado. Se ve que el saqueo y latrocinio como forma de vida sostenible no es opción bajo el mando de la Khaleesi. Quizás debería probar a decirle eso mismo a los dothrakis a ver que opinan.

Antes que de comienzo la fiera batalla, Jon se reúne con Melissandre y le dice que POR FAVOR, que si muere, no le vuelva a traer a la vida, que ya se quiere quedar de comida para los gusanos. La respuesta de la atractiva y peligrosa Melissandre (siempre y cuando lleve el collar) es lo siento pero no, solo sigo ordenes de su jefe, que lo siente pero va a ser que no. Las Audiencias El Dios Rojo manda y se hará lo que el quiera.

Vemos como Lord Bolton se acerca con Rickon, le suelta y le pide que corra, al estilo «corre Forest, corre», y el menor de los Stark obedece, yendo cuál veloz rayo al encuentro de su hermano Jon, pero no todo es fácil como quiere hacer parecer Ramsay, se hace con un arco y una flecha y como si cazara un conejo especialmente torpe, se dispone a disparar a Rickon, que muere casi, casi al llegar a las manos de su hermano.  El más que enfadado Snow, antiguo Lord Commander, esta desesperado y sin más dilación se lanza en una super batalla, que como advirtió Sansa, Ramsay tiene sus estrategias para derrotar a Jon Snow y que su amada esposa vuelva a su lecho.

bastardos

Mientras vemos caballos lanzados por el gran Wun Wun, el gigante parte del séquito de Jon Snow, cabezas decapitadas, tripas cobrando vida fuera del estomago de los valientes guerreros, sin duda una batalla épica que ya teníamos ganas de ver. Vemos cuerpos acumulándose unos encima de otros formando un gran muro dentro del campo de batalla, no cabe duda que los del Team Snow están cayendo como moscas, eso no es nada bueno…

Ramsay mira fijamente desde lo alto, enviando a la caballería para rodear al enemigo, sin duda una gran estrategia, mientras estos están rodeados no podrán pelear, ni escapar. Davos ya desesperado junto a los arqueros decide adentrarse en el combate para ayudar a sus compañero y claro a Jon, que yace dentro del campo, lleno de sangre, y cada vez más acorralado.

bastardos

Llega el terrible momento, vemos a Jon Snow que cae bajo multitud de cuerpo que le sobrepasan, se puede sentir tan cerca la angustia del personaje, no poder escapar, temiendo por su vida, pero con un esfuerzo máximo logra salir, parece que es el fin.

Lord Bolton ve desde lo alto, impecable y sonriente como esta al borde de la victoria, pero OH GRANDIOSIDAD, se oye una gran caballería y cuernos de guerra que se acercan y en primer plano a Sansa y a su lado a Meñique, ambos con una sonrisa, como el que dice: No sabes nada, Ramsay…

bastardos

El nido de águilas es un mega ejército, que con una facilidad pasmosa se abre paso ante el ejército de Lord Bolton, de una manera impresionante y rápida pone fin a todos sus guerreros. Ramsay con un rostro ahora de PERO QUÉ…! decide dar media vuelta, porque ve por ahí 3 cabecitas asomadas que van a su encuentro Jon, Tormund y Wun Wun.

El psico killer de Ramsay se encierra, cierra su puerta y les dices a sus arqueros que disparen, pero nada de esto logrará detener al gigante Wun Wun, que entra con una fuerza increíble a pesar de tener flechas por todo el cuerpo, cae de rodillas mientras Jon Snow le mira fijamente porque sabe que es el último combate que luchará; cuando cae la última flecha en el ojo derecho de Wun Wun, disparada por Ramsay. Ante esto trata de batirse en duelo con Jon pero es tarde y él lo sabe, se vuelve loco con su arco y dispara tres flechas que caen en un escudo de Jon Snow, esté le abate con el, cayendo encima de Ramsay y le propina una buena tanda de golpes en la cara, dejando mal herido a su enemigo.

Sansa mira atentamente como golpean a su marido, en los muros de Invernalia se ve como descuelgan las bandera de los Stark que reclaman de nuevo su hogar.

Vamos llegando al final, en un siguiente plano vemos a Ramsay atado a una silla, mientras Sansa le dice:

Tus palabras desaparecerán
Tu casa desaparecerá
Tu nombre desaparecerá,
Los recuerdos de ti desaparecerán.

Le explica que aquellos perros a los que no dio de comer en siete días están alrededor, y que no quedará absolutamente nada de él, ante la negativa de Lord Bolton tratando de decir a sus fieles canes que QUIETO PARA’O, pero estos con el hambre que tienen poco caso le hacen y A COMER SE HA DICHO!

La última toma Sansa viuda de Lord Bolton sale con una sonrisa en los labios…

bastardos

Pedazo de capítulo eh!, sin duda es lo que me esperaba y mucho más, aunque no puedo negar y a riesgo de que me matéis que echaré de menos a Ramsay, porque admitámoslo, en el fondo el chico se deja querer.

Hasta aquí todo, la semana que viene más y mejor, good night diablillos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here