Descanse en… ¿paz?

Sean Bean. Todos conocemos sus dotes para la actuación y el buen reconocimiento que tiene como actor en su larga trayectoria, pero no podemos evitar, que al oír su nombre, se nos vengan a la cabeza todas esas escenas en las que se le ha dado fin a su vida. Sean Bean es uno de los actores que más finales trágicos ha tenido y hemos querido hacer un repaso seleccionando algunos de ellos. Para que haya variedad (ya que hay donde elegir) remarcaremos cinco muertes que sean bien distintas. He aquí el resultado final.

5. Ulrich (Black Death, 2010)

Ulrich, Black DEATH

Black Death es una película ambientada en la Inglaterra del siglo XIV, asolada por la peste negra. En la película, Sean Bean interpreta al mercenario Ulrich.

Vayamos al grano. Debido a que Ulrich no cede a las peticiones de Langiva de renunciar a su fe en Dios, las extremidades del guerrero son atadas a unos caballos, que tiran de ellas con fuerza, desmembrándole. Poco antes de morir, Ulrich pide a Osmund (Eddie Redmayne) que le quite la camiseta para que todos los pueblerinos vean que ha sido infectado con la peste y que, por tanto, ha llevado la muerte al pueblo, que estaba seguro de la enfermedad hasta ese momento.

4. Dr. Bernard Merrick (The island, 2005)

The island scene

Una película de ciencia ficción y acción trepidante del director Michael Bay. En La Isla, nuestro querido Sean es ahorcado por el protagonista, Lincoln (Ewan McGregor), cansado de que el doctor jugase a ser dios. El Dr. Bernard creaba vida, clones, a los que consideraba meras herramientas, creyendo que sus vidas les pertenecían y podía hacer con ellas lo que quisiera.

Lincoln acaba asfixiando con un cable metálico al doctor, y mientras lo hace, el puente sobre el que ambos están se derrumba, provocando que nuestro Sean acabe colgado del cable, ahorcándose con él.

3. Alec Trevelyan, Agente 006 (GoldenEye, 1995)

Sean Bean in Golden Eye

En esta ocasión Sean Bean se pone en la piel del agente 006, ex-compañero de Bond, que fue tomado por muerto en una misión junto al agente 007. Nueve años después resulta que Trevelyan sigue vivo, y que se encuentra al frente de la organización terrorista Janus. El objetivo de dicha organización es dejar a Inglaterra en banca rota, transfiriendo todo el dinero electrónicamente a su organización, para después destruir Londres con ayuda del arma soviética GoldenEye. En la antena del satélite con el que pretenden realizar el impulso electromagnético, es donde los agentes 006 y 007 tienen su lucha final. Trevelyan acaba precipitándose al vacío tras ser soltado por James Bond, que lo mantenía sujeto.

– For England, James? 

– No. For me.

Trevelyan aún seguía vivo tras la impresionante caída, pero poco después, el satélite se le cae encima y es aplastado por él.

2. Ned Stark (Game of Thrones, s01e09: «Baelor»)

Ned death

La muerte de Eddard Stark no podía faltar en esta lista. Ser Ilyn Payne, tras la orden de Joffrey Baratheon, fue el encargado de decapitar al padre de familia de los Stark. Ned quería revelar que Joffrey, el rey ocupante del trono de hierro por ese entonces, era un bastardo hijo de Cersei y Jaime Lannister. Acusado de traición, su cabeza fue cortada en el Gran Septo de Baelor para ser clavada posteriormente en una pica.

1. Boromir (The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring, 2001)

Muerte de Boromir

Llegamos al número 1. La cabeza de la lista tenía que ser para Boromir, uno de los personajes más conocidos de aquellos interpretados por Sean Bean, y uno de los que más nos dolió ver morir. Boromir, Dúnedain de Gondor, tuvo su momento de debilidad al intentar arrebatarle el anillo único a Frodo, pero ya sabemos que el anillo de poder goza de voluntad propia y que es difícil resistirse a él.

No obstante, cuando Frodo se marcha y la compañía del anillo se encuentra luchando contra las fuerzas enviadas por Saruman, Boromir defiende a los hobbits Merry y Pippin dando su propia vida en el intento. Un uruk-hai le dispara varias flechas que acaban con él. Antes de que le disparase la definitiva, a la cabeza y a muy poca distancia, Aragorn sale en su defensa y mata al uruk-hai, permitiendo que Boromir pudiese despedirse y partir en paz.

«Te habría seguido, mi hermano, mi capitán… mi rey».

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here