Cuando una serie se siente fuera de época

Hay muchas series que son atemporales porque tratan de temas, conflictos, situaciones que se manifiestan de diferentes maneras en cada época pero que al final, en su esencia se refieren a la misma cuestión que suele ser la supervivencia a la vida diaria por lo que aunque ciertos detalles nos chirríen, tienen sentido y no necesitan ni siquiera modificación. Sin embargo, otras series que intentan colarse en una etapa que no es la suya, pinchan en hueso, se quedan obsoletas, pues los temas que relatan están demasiado apegados a los elementos característicos de la época en la que se producen. Aquí va nuestro top 5 de series que si se estrenasen ahora no encajarían.

1. La casa de la pradera

Esta serie que vio la luz gracias a la película del mismo de nombre y estrenada meses antes, tuvo gran repercusión en la generación de ese tiempo y en las posteriores. Gira en torno a la vida de Charles Ingalls, un hombre familiar y patriarcal que tiene dificultadess para asentarse con su familia en un pueblo de Minnesota por lo que se traslada con su esposa Caroline a Walnut Grove, en busca de una comunidad de progreso mientras crían a sus tres hijas: Mary, Laura y Carrie. Los temas que van emergiendo con el paso de los episodios siguen siendo válidos por su carácter general pero su contexto no encaja con el que prima en el presente.

mgr_630_casa_en_la_pradera


2. La familia Adams

Esta telecomedia de la ABC basada en la historia original de Charles Adams de la que salieron varias películas ha sido emitida desde su estreno en 1964 innumerables veces a nivel internacional pero a día de hoy se quedaría coja.

El humor de la series engancha sobre todo porque deja ver el choque cultural que hay entre ellos y el resto del mundo. El tono fue decidido por el productor Nat Perrin, quien era un amigo cercano de Groucho Marx y escritor de varias películas de los Hermanos Marx. Esta familia tan peculiar quizá se haya quedado demasiada anticuada para los tiempos que corren, a pesar de vivir al margen de la sociedad, deben actualizarse si quieren sobrevivir y comunicarse más con el nuevo mundo tecnológico y sobreinformado.

addams


3. MacGyver

La serie se vuelca en las misiones que realiza el personaje principal, Angus MacGyver (Richard Dean Anderson) para distintas instituciones, y resuelve todos los problemas que se le presentan haciendo uso de su inteligencia, su conocimiento en ciencias e ingeniería y su habilidad para la construcción de herramientas con elementos cotidianos de su entorno. En las últimas temporadas las tramas comienzan a desarrollar problemas sociales como el control de las armas de fuego o los problemas de la juventud de la época.

Está claro que los elementos del día a día y los problemas que tenían los jóvenes de los ochenta poco tienen que ver ya con los nuestros, tres décadas después. Por ejemplo, los adolescentes de este periodo no sufrían de ansiedad porque no tenían suficientes followers en su cuenta de twitter.

MacGyver (ABC) 1985-1992 Shown: Richard Dean Anderson (as MacGyver)


4. Los vigilantes de la playa

Esta serie de los 90 está basada en los socorristas de la playa de Santa Mónica, en la costa de Los Ángeles, California. Tuvo un gran éxito, especialmente en el extranjero, y derivó en dos secuelas.

Protagonizada por el propietario del coche fantástico, David Hasselhoff, se centraba en el trabajo de los socorristas y en sus respectivas relaciones con escenarios relacionados con la playa y otras actividades pertenecientes al modo de vida californiano. Aquí lo que no encajaría del todo con nuestra sociedad seria la forma en la que los socorristas rescatan a la gente pues ahora esto se hace mucho más rápido y de forma más efectiva gracias por ejemplo a los avances en comunicación, o a los nuevos materiales de salvamento y protección.

o-LOS-VIGILANTES-DE-LA-PLAYA-facebook


5.
Lleno, por favor

Las privadas empezaban a realizar series con más presupuesto y multitud de exteriores. En esta serie de Antena3 la gasolinera era el centro de esta producción de Vicente Escrivá quien camelaba al público gracias a un costumbrismo de largos diálogos en el cual se identificaba un público adulto especifico, el que había crecido a la par del protagonista, Alfredo Landa.

Retrata en su trama la España de la lucha, el sufrimiento, las creencias, la herencia de la dictadura y la evolución de la pobreza al Estado de bienestar, y su humor estaba en plena armonía con la sociedad de aquel momento concreto que se veía reflejado en las vivencias por las que pasaban sus personajes y por lo tanto no encaja la sociedad vigente.

706

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies