Cazafantasmas, ¿a quién vas a llamar?

La nostalgia vende, eso está claro. Hoy en día levantas una piedra y encuentras multitud de remakes, reboots y adaptaciones de obras de los 80 y 90. Pero la nostalgia es también un arma de doble filo y es uno de los mayores lastres de esta nueva versión de los Cazafantasmas.

Erin Gilbert (Kristen Wiig) es una insegura aspirante a profesora universitaria que un día ve su carrera profesional truncada por la interferencia de su antigua amiga Abby Yates (Melissa McCarthy) y su excéntrica ayudante Holtz (Kate McKinnon). Parece que sus teorías de juventud sobre fantasmas y entidades sobrenaturales no estaban tan desencaminadas y ahora reciben una petición de ayuda de una casa-museo que está siendo acosada por un fantasma furioso.

Cazafantasmas

La nueva película de los Cazafantasmas viene precedida por una polémica servida hace años. Se han hecho varios intentos por continuar la franquicia original, incluyendo un guión terminado que, según los rumores, un Bill Murray en un modo más diva que nunca decidió tirarlo a la basura calificandolo de ‘basura’. Esta vez, con un reparto protagonista enteramente femenino y ganas de empezar una nueva franquicia con nuevos fichajes, el actor y director de comedias Paul Feig (Espías, La boda de mi mejor amiga…) ha sido el encargado de llevar a flote este proyecto.

Como he escrito antes, la nostalgia puede ser un enemigo difícil también. El reparto femenino no entusiasmó a los fans. El confuso trailer (no se sabía si era un reboot, un remake o el tono de la cinta) consiguió ser el trailer de cine con más dislikes de la historia de Youtube. El listón estaba muy alto para una saga de películas que los recuerdos las ponían demasiado arriba.

Saturday Night forever

La primera Cazafantasmas fue una idea loca de un grupo de cómicos del programa americano Saturday Night Live. Mucho ha llovido desde entonces, pero en esta nueva versión, las cuatro protagonistas y una gran parte del reparto siguen militando habitualmente en el mismo programa. Los tiempos han cambiado, el estilo y el humor también. Kristen Wiig, Melissa McCarthy, Kate McKinnon y Leslie Jones consiguen dar un soplo de aire fresco a unos personajes que les cuesta demasiado quitarse la losa de sus equivalentes masculinos. Mucho más humor y muchos más efectos disimulan un guión flojillo pero sin baches insalvables. Es quizás la última parte donde se deja más de lado la historia y los personajes para convertirlo en un castillo de fuegos artificiales y CGI que incordian un poco a lo que hasta el momento estaba siendo una diversión bastante aceptable. El personaje de Chris Hemsworth ha sido criticado y con razón ya que resulta excesivamente tonto y hipersexualizado, estirando demasiado la parodia y cayendo en la exageración.

Cazafantasmas Chris Hemsworth

Porque una vez más, la nueva Cazafantasmas es diversión sin pretensiones. La estructura del guión es bastante parecida a las anteriores (teniendo en cuenta que Cazafantasmas 1 y 2 prácticamente tenían la misma estructura también) e intentan contentar a los nostálgicos con gran cantidad de cameos y referencias. La cinta hace gala de gran cantidad de humor blanco y unas actuaciones bastante divertidas (sobre todo Kate McKinnon como Holt, que roba la escena a las demás constantemente).

Sin duda una buena película palomitera para refrescarse lo que queda de este verano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here