BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Entre tanto «hit» veraniego hay películas que pueden pasar desapercibidas muy fácilmente, no veréis el trailer en la tele ni el cartel en las paradas de autobús. Por ejemplo la película que ahora nos ocupa, Hello, my name is Doris. Aunque esté protagonizada por la doblemente oscarizada Sally Field (En un lugar del corazón, 1984), acompañada por caras tan conocidas como los veteranos Tyne Daly (La Juez Amy, 1999) o Stephen Root (No es país para viejos, 2007), o el más joven Max Greenfield (New Girl, 2011) apenas hay información sobre ella. ¿Y por qué? Es una buena pregunta, analicémoslo

Doris 1

¿Es que es una mala película? No, no lo es. Es una película que entretiene (es una comedia al fin y al cabo), con una estructura sólida de la mano de Michael Showalter (Baxter, 2005). La película es fluida y no cae en los incómodos tiempos muertos en los que a veces caen este tipo de producciones. Es más, es un largometraje bastante original en su planteamiento, y rompe ciertos moldes. Por un lado invierte la relación habitual de persona mayor quiere a otra más joven. Generalmente se nos presenta al hombre maduro tras la jovencita, y aquí tenemos precisamente la situación inversa. Eso ya le da cierto mérito.

Entonces, ¿fallan las actuaciones? Pues tampoco. Sally Field borda su papel de mujer madura, insegura y con ciertos problemas que busca una nueva vida tras la muerte de su madre. Doris es un personaje complejo, y Field lo hace creíble, llegando a hacer que nos riamos o que nos avergoncemos según se busca. El resto del elenco le acompaña bastante bien, con interpretaciones sólidas en los que demuestran su experiencia ante las cámaras. De hecho el que más atrás se queda es Greenfield, relegado a cara bonita de la película.

Doris 2

En resumen, poco falla. Es un film bastante redondo en todos los sentidos. Así pues, ¿cómo ha pasado tan desapercibido? Porque se sale de lo comercial, porque rompe moldes pero no de forma espectacular, porque sus protagonistas no son de una edad atractiva, y eso habrá hecho que los luminarias que deciden a qué película se le da bombo y a cuál no esta haya quedado casi en la cuneta. Sólo hay que ver las fechas de estreno. Casi un año desde su presentación a su estreno en EEUU, y cinco más para su llegada a España (y eso ya es algo, ojo).

Hello, my name is Doris es una película que se merece más que pasar desapercibida en agosto. Así que recomiendo que si tenéis un hueco y ganas de ir al cine, no ignoréis este largo tranquilo pero bien traído, que también es cine de calidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here