Dos poderosas sonrisas

¡Esta vez nuestro Enfrentados trae al ring a dos hermanos! Por un lado tenemos archiconocido actor de comedia y ahora profesor de cine James Franco y su joven pero no menos talentoso hermano Dave Franco. Con la misma sonrisa socarrona los dos se han hecho un hueco tanto en comedias como películas románticas, parece que su carrera está siguiendo caminos muy similares. Ahora la pregunta es: ¿A quién recordaremos con el paso de los años?

[column size=one_half position=first ]

[authorbox authorid=»26″ title=»James Franco: Más que una sonrisa bonita»]

¿Por dónde empezar a hablar de este señor? James Franco es una de las personas más polifacéticas de Hollywood. No sé de dónde sacará tiempo para tantas cosas, pero hace de todo. A lo largo de su vida se ha interesado por ser actor, director, productor, guionista, pintor, fotógrafo, escritor, e incluso se ha interesado por el mundo de la música con su banda Daddy.

Desde su papel como Daniel Desario en la serie de culto Freaks and Geeks, James no ha hecho más que acumular papeles que poco a poco le han ido dando una fama más que merecida. Entre sus primeros trabajos destacan películas como Whatever It Takes, Never Been Kissed, o James Dean: An Invented Life, en 2001, en la que personaliza al joven Dean y muestra los problemas que tuvo en su vida mientras desarrollaba su corta carrera como actor.

No obstante, la mayoría del público comenzó a seguir a James más de cerca gracias a su rol como Harry Osborn en la saga cinematográfica Spider-man dirigida por Sam Raimi. En ella encarna al mejor amigo de Peter Parker (Tobey Maguire), haciendo una interpretación magnífica como el hijo de nuestro querido Duende Verde y convirtiéndose más adelante en el propio Duende Jr.

Además de su famoso debut como Harry, James ha actuado junto a Sean Penn en Milk, de Gus Van Sant, interpretando a Scott Smith, la pareja de Harvey. A James le gusta pensar que es homosexual en su vida artística y heterosexual en su vida privada, según comentó él mismo en una entrevista para The New York Magazine, en la que menciona que, de todas formas, la prensa se enfoca demasiado en su sexualidad.

James también ha participado en Annapolis, This is the EndDate Night, An American Crime (junto a una joven Ellen Page), Oz the Great and PowerfulRise of the Planet of the Apes, Spring BreakersEat, Pray,Love, junto a Julia RobertsFlyboys, en la que interpreta a un joven piloto norteamericano de la Primera Guerra Mundial.

Nos enamoró haciendo de Tristán en Tristan and Isolde, nos divirtió con su papel de Saul en Pineapple Express y nos conmovió poniéndose en la piel de Aron Ralston, en el biopic 127 Hours, de Danny Boyle, que retrata el accidente real que tuvo Aron haciendo barranquismo en el Blue John Canyon, en el que tuvo que amputarse un brazo para liberarse de la roca que le tenía aprisionado.

Dejando el cine a un lado, cabe mencionar que James ha estudiado literatura, filología inglesa, teatro, poesía, y escritura creativa en distintas universidades y en 2010 publicó su primer libro: «Palo Alto: Stories», una colección de historias sobre adolescentes, inspiradas en sus propias vivencias y de otras personas a las que conocía.

James Franco

Queda claro que no teme enfrentarse a nada nuevo y por si acaso te pierdes algo, no deja de subir fotos y vídeos en su cuenta de Instagram.

A James le encanta el humor y puede comprobarse en sus aportaciones para Funny or Die, como las tomas falsas del comercial que protagonizó para Gucci, nombrándolo como «Gooki by Gooki». También hizo varios episodios en los que enseñaba técnicas de actuación a su hermano Dave, llamados «Acting With James Franco», en los que, entre otras cosas, le enseña cómo llorar frente a cámara o cómo controlar el glider; el transporte que usaba Harry como Duende Jr. en Spider-Man 3. Dave, pese a que lo intenta, no le hace sombra a su hermano mayor, el hombre con la sonrisa más bonita de todo Hollywood. Lo siento Dave, pero James ha demostrado que es de otro mundo.

El primogénito de los Franco nunca decepciona.

[/column]

[column size=one_half position=last ]

[authorbox authorid=»19″ title=»Dave Franco: Dejen paso a la nueva generación»]

Antes de nada comenzaré explicando que desde que tenía 10 años y vi por primera vez a James Franco interpretando al Duende verde en Spiderman, he tenido una debilidad demasiado grande por este actor. Pero creo que como cualquier intérprete, tiene sus rachas buenas y malas, y desde hace años James ha entrado en una espiral de fracasos profesionales y ciertos escándalos de la que le está costando demasiado salir. A veces a determinados actores habría que recordarles que eso de ser tan polifacéticos (ahora además de actor también es cantante, escritor, director y pintor) no es un punto a su favor, sino todo lo contrario, tanto quieren abarcar que al final no terminan centrándose en nada. Y con todo el dolor de mi corazón, creo que a el mayor de los Franco le ha pasado exactamente eso, y que por ese mismo motivo hace años que no protagoniza una película medio decente. Conclusión: James Franco no es ni la sombra de lo que fue.

Pero chico/as no preocuparse, James nos ha abandonado pero a nuestras vidas ha llegado la persona perfecta para ocupar su puesto; Dave Franco, su hermano menor. El pequeño de los Franco reúne las cualidades idóneas para ser un digno sucesor de James en sus mejores tiempos. Dave Franco no solo está preparado para reemplazar a su hermano, también para superarlo. Y si todavía tenéis dudas, aquí os doy unas cuantas razones para despejarlas:

Dave Franco

1.Tiene dos películas actualmente en cartelera. Muy pocos actores tienen el privilegio de poder estrenar dos películas prácticamente a la vez y él lo ha logrado. Este verano ha hecho triplete y ha estrenado tres films: Malditos vecinos 2, Nerve y  Ahora me ves 2 (de las dos últimas aún podéis disfrutar en cartelera). Tan solo lleva seis años metido en la industria cinematográfica y ya ha logrado tener dos películas a la vez en cartelera, algo de lo que muy pocos actores pueden presumir. ¿Cuánto talento no le quedará por mostrar al mundo?

2.Nunca quiso ser «el hermano de». Cuantos actores no se aprovechan de contar con un apellido de renombre y pertenecer a una familia de artistas, teniendo ya prácticamente todo ganado. Sin embargo, Dave Franco nunca se ha aprovechado del éxito de su hermano mayor, todo lo contrario, aunque en numerosas ocasiones ha mostrado la admiración tan grande que siente por su hermano, siempre ha querido desvincularse de la carrera de él para conseguir papeles y ser conocido por su talento y no por ser «el hermano de James Franco».

3.Tiene un talento innato para la comedia. A diferencia de su hermano mayor que nos tiene acostumbrados a más dramas que otra cosa, Dave ha querido enfocar su carrera a un género muy complicado y a veces no tan valorados como otros: la comedia. Infiltrados en la universidad, Malditos vecinos, Infiltrados en clase, Supersalidos o la serie Scrubs son muestra de ello. Encima de tener talento y ser guapo también nos hace reír, ¿todavía seguís teniendo dudas de esta joven promesa?

4.Su eterna sonrisa. Da igual el papel que interprete, las horas de promoción de una película, las miles de entrevistas a las que tiene que acudir o los photocall interminables, él siempre muestra su mejor sonrisa.

Estas son solo algunas de las razones por las que Dave Franco está camino de desbancar a su hermano en el ranking de los más deseados, agradables y futuras promesas de Hollywood. Por último solo puede decir que si James no quiere volver a ser el que era, ya no nos importa ni lloraremos por las esquinas, ahora tenemos a Dave en nuestras vidas. 

[/column]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here