Una vez pasado la vorágine del primer fin de semana, el Festival Internacional de Cine de San Sebastián coge un poco de aire y se relaja. De todas maneras esta edición está demostrando tener un nivel muy por encima del que nos tiene habituados, no solo por una sección Perlas que nos está trayendo auténticas maravillas de otros festivales sino también por una sección oficial con un nivel muy alto.

Si ayer pudimos disfrutar con Que Dios Nos Perdone, con Antonio De la Torre y Roberto Álamo, hoy era el turno de la rueda de prensa. Rodrigo Sorogoyen estuvo muy ágil respondiendo a todas las preguntas de la prensa, explicando los entresijos de este «thriller de personajes» como el lo calificó. Aunque Roberto Álamo sí que estuvo un tanto callado durante las preguntas, no tardó en bromear con Antonio De la Torre respecto a su estado físico durante la película. A pesar del aviso de los productores para no hacer spoilers, no tardaron en aparecer preguntas acerca de los asesinatos del conocido como «mataviejas», casi desvelando la identidad del culpable.

lady macbeth

Lady Macbeth

Después, de milagro pudimos entrar en la sala principal del Kursaal para ver Lady Macbeth. Basada en la novela homónima (que no en la obra cñasica de Shakespeare), la segunda producción que veo en este festival de BBCFilms (la primera fue Florence Foster Jenkins) que me sorprende para bien. Katherine es una joven esposa de la alta sociedad que vive atrapada en un asfixiante matrimonio sin cariño apartada de todo contacto social. Cuando su marido se ausenta por trabajo, Katherine decide olvidar el tedio de su rutina diaria manteniendo un romance con uno de los mozos de cuadras.

Lo que a priori parece un argumento aburrido y propio de novela rosa, William Oldroyd consigue darle profundidad, personalidad y gracias a la interpretación de Florence Pugh, una fuerza irresistible. Al igual que en la cinta de Verhoeven del día anterior, Lady Macbeth destaca por la fiereza de la protagonista, pero en esta historia, aunque convencional, queda más redonda y sin altibajos.

Después del pase de prensa, hablamos con el director y reparto en una entrevista muy divertida y distendida. Todos estaban realmente emocionados y sorprendidos del gran recibimiento que estaba recibiendo la película en las redes sociales. Aunque para muchos era su primer festival de cine, supieron superar su nerviosismo y disfrutar de la experiencia.

lady macbeth

Colossal

Para cerrar el día vimos una de las películas con más expectación por parte del público del festival, Colossal de Nacho Vigalondo. El director cántabro nunca deja indiferente y este trabajo podía ser de lo mejor o de lo peor del Zinemaldia. Anne Hathaway interpreta a Gloria, a una joven que no tiene claro cual es el rumbo de su vida. Después de dejarlo con su novio, vuelve a su barrio natal donde retomar viejas amistades. Todo parece muy cotidiano hasta que Gloria comienza a sospechar que el monstruo gigante que está destrozando Seúl, tiene una relación directa con sus movimientos durante la noche.

El planteamiento de Colossal es tan surrealista como parece. Un monstruo gigante que es controlado inconscientemente por una joven en la otra punta del globo suena cuanto menos curioso. Si además de la trama de los kaijus sumamos una crisis de la mediana edad, el alcoholismo y la importancia de las decisiones vitales, la película ya suma varios enteros. Anne Hathaway convence desde el primer minuto pero a mi parecer es Jason Sudeikis quien gana más en la cinta. Conocido principalmente como comediante, esa mirada seria le viene perfecta para interpretar a un personajes con tantas capas y actuar como contrapunto de Hathaway. Hacer una película tan pequeña y a la vez tan colosal es una cosa que solo Vigalondo puede hacer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here