¿Alguna solución para esos precios tan altos?

Vivimos en tiempos en los que ir al cine ya no es tan económico como antes, y a lo tonto, entre entradas, palomitas y bebida se te va mucho más de lo que esperabas. Muchos claman que las entradas tienen un precio exagerado, y eso sin los regalitos del 3D, IMAX, iSens, Dolby Atmos y demás excusas para cobrar más, uno se plantea entre ir al cine o quedarse tranquilamente en casa, y eso no beneficia a nadie en absoluto.

Sin embargo, hay opciones de poder sumergirte en el maravilloso mundo que cada sala esconde sin tener que poner el riñón sobre la mesa, como por ejemplo los cines Palacio de la Prensa de Madrid, donde las entradas valen 6 euros, y están disponibles las últimas películas y la cartelera más actualizada. Eso sí, no son salas ultra modernas y con calidad y confort del nivel de muchas otras franquicias, pero pasa con nota.

Admission box office

Sin embargo, ¿por qué hemos de tener que buscar a fondo dónde poder ir al cine a un precio razonable? ¿Qué ha pasado desde que las entradas no fuesen tan caras? Parece que ahora más que nunca se ha antepuesto lo económico sobre el poder ofrecerle a la gente la oportunidad de disfrutar de una película en todo su esplendor. Y mucho más teniendo en cuenta que el séptimo arte en España no está precisamente en su mejor momento en cuanto a financiación.

Así que, si bien no es barato, los amantes del cine seguiremos yendo a nuestro pequeño santuario, ese paraíso en miniatura que es para nosotros una sala de cine. Y bueno, vosotros intentad aprovechar todas las oportunidades y descuentos que ofrecen diferentes cines y tirar de semanas por 3 euros la entrada. Y sobre todo, no dejéis de lado el cine por estos inconvenientes. Eso nunca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here