BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

¿Qué hay si el Tenorio cobrara vida en nuestros tiempos, sí sí, en el 2016?¿Y si decide quedarse en la Gran Vía, en pleno centro de Madrid, e instalarse allí? ¡Pues ha llegado ese momento!

Ya hace un tiempo, Don Juan y Don Luis Mejía habían hecho una apuesta para ver quien,  de los dos durante el transcurso de un año sabía obrar peor, con mejor fortuna y quien de los dos se batía en más duelos y quien de los dos seducía a más doncellas.  La historia comienza cuando ya ha pasado ese año dese que hicieron esa apuesta y ahora Don Luis Mejía y Don Juan se vuelven a encontrar en una hostería en Sevilla y allí empiezan a comparar sus hazañas.

descarga

Como Don Luis ha salido perdedor en esta apuesta, vuelve a desafiar a Don Juan diciéndole que lo que le falta para que esa lista este completa es seducir a una novicia. Y Don Juan sin ningún problema acepta la apuesta aunque parezca complicado seducir a una novicia.

Para conquistar a esta novicia, Doña Inés, hija del Comendador, Don Juan le manda una carta cuyas palabras le llegan a Doña Inés hasta lo más hondo de su ser. Esta carta la canta la novicia en alto, con una voz espectacularmente deliciosa.

Después de esto entra Don Juan a la celda y esto hace que Doña Inés se desmaye.

Andando el tiempo, pasan 10 años y ahora Don Juan vuelve a Sevilla buscando las tierras de su familia, y resulta que encuentra que hay un cementerio en el que hay enterrada gente conocida, otros que han sido victimas de las propias fechorías de Don Juan y encuentra otro sepulcro que jamás creería haber visto, el de Doña Inés. 

La novicia murió de pena al intentar asumir que no podría estar jamás con su amado Don Juan. 

Estando allí la figura de mármol de Doña Inés cobra vida y Don Juan se asusta porque cree que es un fantasma, cree que se ha vuelto loco.

Aparecen dos de sus compañeros allí y no creen lo que les cuenta, así es que preso de esa locura, invita al Comendador, que está muerto, a que les acompañe a cenar, pero no en cualquier lugar, en casa del propio Tenorio es donde se llevaría a cabo.

El Comendador aparece en esta cena pero solo lo ve Don Juan, lo que pasa que no ha ido a cenar, ha ido a llevarse al Tenorio a los infiernos, a este se le acaba la vida a la velocidad de la arena de un reloj de arena.

Una lucha por sobrevivir que al final no gana, Don Juan muere. Pero este no es el final, Doña Inés intercede para que no quede en los infiernos y le lleva con ella a los cielos.

Puede sonar a clásico rollo, pero os digo que es espectacular. Tened en cuenta que es un musical y la puesta en escena es sublime.

Toni Bernetti es el encargado de dar vida a este Don Juan y Doña Inés interpretada por una gran profesional como es Estíbaliz Martyn, dos voces que casan a la perfección que consiguen que unos personajes nada nuevos vuelvan la realidad.

¿Mi consejo? Iros al Teatro de la Luz Philips Gran Vía y comprobad un clásico renovado que os enganchará desde la primera vez que el telón suba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here