Hay muchos videojuegos que atrapan, que los empiezas y no puedes dejar de jugarlos hasta que te los terminas o comienzas a ver doble la pantalla. Aquí va una lista con cinco de esos juegos, más o menos conocidos, que recomendamos por tener una jugabilidad muy atrayente y ser bastante adictivos.

5. Pandemonium

Juego pandemonium

Grandísimo juego que salió en 1996 para Playstation 1, desarrollado por Toys For Bob y distribuido por Crystal Dynamics. Pandemonium es un juego de plataformas que combina el 2D con el 3D y crea maravillosas perspectivas con la cámara a medida que el jugador avanza por la pantalla. Puedes elegir como personaje a Nikki (una bruja) o a Fargus (un bufón) y cada uno tiene una potencia de salto y ataque distinto. Fargus ataca mejor pero Nikki tiene doble salto (es preferible). El objetivo del juego es conseguir llegar a la máquina de los deseos para lograr expulsar al monstruo Yungo de la tierra de Lyr. En el juego hay que saltar muchísimas plataformas y algunas son bastante complicadas, como no des el salto en el momento preciso caerás al vacío y a empezar de nuevo. Es un juego adictivo y uno de los videojuegos de plataformas más entretenidos de esta consola.

4. MediEvil

juego medievil

Este juego, también de Playstation, vio la luz en 1998 de la mano de Sony Interactive Entertainment. Como su propio nombre indica, se trata de un juego de terror ambientado en la Edad Media.

El protagonista de la historia es el caballero Sir Daniel Fortesque, que luchó en una batalla contra un poderoso mago llamado Zarok, desterrado del reino de Gallowmere por nigromante. Daniel murió al comienzo de dicha batalla debido a una flecha que le clavaron en el ojo, pero la leyenda no refleja esto y le atribuye una gran victoria que no consiguió.

Zarok fue derrotado por el ejército real de Gallowmere y huyó de la batalla, pero 100 años más tarde volvió buscando venganza. Zarok resucitó a los muertos con un libro de hechizos, despertando también el cadáver de Daniel, que ahora buscará la forma de hacer realidad esa falsa leyenda heróica infundada sobre él, y derrotar, por fin, a Zarok.

El juego consta de 22 niveles en los que tienes que ir superando plataformas y derrotando enemigos con las distintas armas que vas consiguiendo a lo largo de la aventura. Tienes una barra de vida de 300 puntos que puedes ir rellenando en distintas zonas en las que hay fuentes de vida, y también con ampollas de energía. Hay puertas bloqueadas que deberás abrir con llaves y runas escondidas en los niveles. Además, deberás llenar de almas un cáliz (derrotando enemigos) que solo se hará tangible cuando llegue al 100% y que podrás recoger y jugará una parte importante en el final del juego. MediEvil tiene una jugabilidad atrayente, es un juego divertido y una vez lo empiezas no puedes dejarlo. Es uno de esos grandes clásicos que de vez en cuando viene bien recordar.

3. Tekken

Juego tekken

¿Quién no ha jugado alguna vez a alguno de los juegos de la saga Tekken? Este videojuego, distribuido por Namco Bandai Games en 1995 para Playstation (anteriormente se jugaba en máquinas recreativas) es un juego de lucha que gira en torno a los conflictos de poder dentro de la familia Mishima. Se trata de la historia de venganza de un hijo (Kazuya Mishima) contra un padre que renegó de él cuando era pequeño y lo lanzó a un acantilado para comprobar si el niño era fuerte y un heredero respetable de la familia. Kazuya sobrevivió y años más tarde se presentó al torneo Tekken organizado por la familia para derrotar a su padre Heihachi. El juego básicamente trata de una lista de personajes, cada uno con unas técnicas distintas de artes marciales y otros estilos de lucha, que se irán enfrentando en combates cuerpo a cuerpo (dos rondas por combate) hasta llegar al jefe final del juego y derrotarlo para ganar el torneo y demostrar quién es el más fuerte. Y bueno, llevarse la recompensa. Según los comandos que pulses lanzarás una serie de ataques más o menos efectivos, así hasta dejar K.O al oponente. Y cuando esté K.O. en el suelo, le podemos seguir dando patadas hasta que se cargue la siguiente ronda…

2. Crash Bandicoot

juego crash

Ooga Booga. Crash Bandicoot es un videojuego desarrollado por Naughty Dog y distribuido por Sony Interactive Entertainment en 1996. El protagonista del juego es Crash, un bandicoot (marsupial) mutado genéticamente por el doctor Neo Cortex en uno de sus experimentos. Crash escapa y debe detener los planes del Doctor y salvar a su amiga Tawna. Para ello debe recorrer distintos niveles en las islas Wumpa, sorteando todo tipo de enemigos, tanto secuaces del doctor como animales que hay por el camino obstaculizando su paso.

En todos los niveles hay cajas que puedes romper saltando sobre ellas o girando, los únicos ataques que Crash puede hacer durante el juego y que usas también para derrotar a los distintos enemigos. Repartidos por los niveles y dentro de las cajas hay frutas Wumpa, que se recogen para conseguir una vida (cuando llegas a 100 frutas). También hay cajas TNT que explotan a los tres segundos si saltas sobre ellas o directamente si les das mientras giras. Hay cajas que te dan vida, y otras que representan los puntos de control. Hay varios jefes que debes vencer hasta llegar al último, que es el propio Neo Cortex y en cada nivel debes ir recolectando una serie de gemas, que te dan al final si rompes todas las cajas de ese nivel. Esto resulta algo complicado a veces, ya que hay cajas que puedes dejarte atrás, sobre todo en las fases en las que vas sobre un jabalí, ya que este va a cierta velocidad y no te permite retroceder, o cuando cambia la perspectiva de cámara y corres mirando hacia ella mientras una piedra gigante te persigue. Como te pares, la piedra te aplasta y has de empezar de nuevo.

Hay máscaras Aku Aku en los niveles que te ayudan hasta que te hieren y también niveles de bonus para recoger fruta o vida. El videojuego te hará jugar una y otra vez cada nivel deseando romper todas las cajas y conseguir todas las gemas posibles mediante un sistema de plataformas variado y muy entretenido. Crash Bandicoot es uno de los juegos más conocidos y queridos por los jugadores y no es para menos.

1. Maldita Castilla

Videojuego maldita castilla

Maldita Castilla es un arcade de aventuras, un juego independiente de plataformas con temática de caballería que fue desarrollado por Locomalito y lanzado en 2012. El juego surgió con influencias claras del Ghosts’n Goblins, un arcade de plataformas de 1985 desarrollado por Capcom, en el que el protagonista es un caballero llamado Sir Arthur que debe derrotar enemigos y rescatar a una princesa. Asimismo Maldita Castilla se inspira en otros juegos también de los años 80 como Tiger Road, Shinobi, Rygar, etc., y en libros de caballería como Amadís de Gaula.
La historia de Maldita Castilla de desarrolla en el año 1081. El jugador ha de manejar a Don Ramiro, un caballero de Castilla, que tiene que detener a un demonio que ha usado las lágrimas de una moura (mujer de la mitología gallega que habita bajo tierra o bajo el agua) para invadir el reino de Castilla con una horda de demonios y otros seres sobrenaturales. Don Ramiro tiene la misión de limpiar el reino de los horrores desatados. El juego recuerda un poco al Castlevania de 1986, un juego de 8-bits también de progresión lineal, con varios niveles y enemigos.

Maldita Castilla juega con la memoria del jugador. Los enemigos, cofres y demás objetos con los que interactuar siempre se encuentran en la misma posición cada vez que comienzas el mismo nivel, igual que en juegos como I wanna be the guy. Cada vez que un enemigo te elimina y has de volver a empezar, juegas mejor porque recuerdas dónde te van a atacar, y te mueves por la pantalla de juego cada vez con más desenvoltura. El movimiento del personaje es simple y fluido pero las plataformas se van volviendo más complicadas a medida que avanza el juego, convirtiéndose a veces en el peor obstáculo a superar por encima incluso de los enemigos (o incrementadas por estos).

Nuestro Ramiro puede coger distintas armas a lo largo del juego. La principal es su espada, que siempre lleva, y lanza ilimitadamente a los enemigos como cuchillos arrojadizos. Aparte de la espada también puede lanzar hachas, mazas, garfios, etc., es decir, un número variado de armas que van apareciendo en los cofres que tenemos que abrir. A medida que juegas te vas dando cuenta de que cada arma es más propicia según a qué enemigo te vayas a enfrentar.
Los jefes finales de los niveles son cada vez más complejos de vencer. Cada vez que llegas a uno nuevo, te ríes por haber pensado lo difícil que había resultado el anterior. También tendrá que ver con el tiempo que lleves jugando, ya que el juego se basa en los reflejos, y en repetir y repetir y repetir.

Es un juego de notable dificultad debido sobre todo a su sistema de plataformas y a esos complicados jefes finales, pero esto solo consigue que no quieras dejar de jugar, animado también por esa sensación de que poco a poco vas conociendo mejor las pantallas y dónde te surgen los enemigos y te es algo más «fácil» avanzar. Un juego recomendadísimo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here