La película, se centra en el concierto del cantante de la gira 20/20 Experience World Tour en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas.

Para todos los seguidores de Justin Timberlake, desde el pasado 12 de Octubre podemos disfrutar de su concierto, ya que esta plataforma nos sorprendía con el film Justin Timberlake + The Tennessee Kids. Una gira que ha durado dos años y ha realizado 134 conciertos por todo el mundo.

25 miembros de la banda The Tennessee Kids, actuaciones impresionantes, plataformas que se elevan y pasan por medio del público… Todo ello bajo la batuta del director Jonathan Demme, conocido por otros títulos como “El silencio de los corderos”, que capta el alma del concierto, músicos, bailarines y una gran estrella: Justin Timberlake.

Cuando vi el primer tráiler que enseñaba Netflix sobre mi cantante favorito se me pusieron los pelos de punta, las escenas, la música, todo me hizo recordar a ese momento que viví en directo durante su gira mundial 20/20 Experience World Tour en París. Más de 80.000 personas disfrutamos de esa experiencia y fue, a día de hoy, el mejor concierto al que he asistido en toda mi vida.

Justin Timberlake

El concierto

La puesta en escena desde el segundo uno es un espectáculo increíble con más de dos horas de duración sin parar que hace que se te pase el tiempo volando. El vestuario de Tom Ford unido a los centenares de coreografías que el propio Justin diseña, junto a la iluminación marcando el uso del láser y esa gran energía por parte de todos los componentes de la banda hace que se te impregne en la piel unas ganas increíbles de atravesar la pantalla y no parar de bailar.

Lo que en esta ocasión podemos ver al principio de la película es como empiezan a montar todo el escenario, cómo llega Justin y controla todo, secuencias antes de salir o imágenes del cantante de espaldas que durante el espectáculo como público no puedes ver.

Si tengo decir algo bonito del concierto, diré que todo, cada momento es precioso y hace que no pares de bailar y cantar (incluso a alguien que no le guste Justin un show así en directo hace que sin querer baile), pero uno de los momentos más bonitos que recuerdo es cuando decenas de miles de luces iluminaron el recinto. Y con el que me quedo sin lugar a dudas es con el final, la canción “Mirrors” en la que te emocionas como la que más.

Lo único malo que puedo decir de la película es que cortan bastante la duración del concierto (entre 30-45 minutos) además se nota que hay un gran corte mientras lo ves y en ese entran canciones muy exitosas de la trayectoria del cantante.

Os recomiendo a todos que lo veáis porque, pese a ese punto negativo de la duración, todo lo demás se vive como estando en directo y ¡es increíble!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here