BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Desde que Mario Casas apareció en el panorama cinematográfico, ha sido tan amado como odiado. Pero lo que no cabe duda, es que el actor ha seguido ampliando su filmografía. De hecho, el día de Reyes nos trajo un estreno. Se trata de Contratiempo, un film de Oriol Paulo que tiene el mismo estilo thriller que su anterior película: El Cuerpo.

Una infancia de no parar quieto.

Mario Casas nació en el verano de 1986, en Galicia. Poco duró allí, pues con cuatro años se trasladó con su familia a Barcelona. Al actor le gustaba todo y soñaba con ser futbolista o bombero, hasta que se topó con el mundo de la interpretación. Fue entonces cuando se inició en la publicidad y trabajó para conocidas marcas como Telepizza, Scalextric, Renfe o Barbie Sirena. Pero estos proyectos se le quedaban pequeños y, aunque le costó dejar a sus amigos allí, decidió marcharse a Madrid y llevarse con él a toda su familia. Ya con mayoría de edad, pudo formarse en la Escuela de Interpretación Cristina Rota.

1455183489234
El actor junto a un amigo.

El intérprete viene de una familia numerosa. Sus padres le tuvieron con solo 17 y 19 años, pero su hermana Sheila vino un año y poco después. Mario tiene tres hermanos más, Christian, Óscar y Daniel. Su familia es algo que, según él, le ha marcado. Y literalmente pues, a día de hoy, el actor tiene tatuadas las iniciales de todo ellos en distintas partes de su cuerpo.

Todo trabajo tiene recompensa.

Su primer contacto con la pequeña pantalla fue en 2005 de la mano de RTVE, en una telenovela llamada Obsesión. Continuó en televisión con Motivos personales o SMS. Pero si hubo una serie en la que se dio a conocer de verdad, fue Los Hombres de Paco. El actor apareció en ella en 2007 y se quedó hasta el final. Su papel de Aitor, un policía novato, dio mucho de qué hablar. En ella, compartió pantalla con Hugo Silva, Michelle Jenner o Paco Tous, entre otros.

Fue en 2006 cuando, ni más ni menos, el actor y director Antonio Banderas le escogió para lo que sería su primera película: El Camino de los Ingleses. Pero a pesar de su debut en el cine, hasta 2009 no se dio a conocer en este ámbito; con el estreno de Fuga de Cerebros y Mentiras y Gordas, que recaudaron buenas cifras en taquilla.

En el año 2010, estrenó Tres metros sobre el cielo. La famosa adaptación del libro de Federico Moccia fue un éxito entre el público joven; así fue que no dudaron en contar con él para esa segunda parte, Tengo ganas de ti (2012). A partir de aquí, el interprete logró hacerse un hueco en el mundo cinematográfico. Pero como todo éxito, también tiene sus haters. Y es que hay gente que le ha encasillado ahí. Y como tal, no logra ver más allá de ese chulo que enseña los abdominales. Esto tiene relación con su papel en El Barco, la exitosa serie de Antena 3 que parece no gustarle a nadie pero que todo el mundo ha visto, en la cual compartía escena con Blanca Suárez y ejercía otra vez ese papel de chulito guaperas.

campera-100-cueromario-casas-3-metros-sobre-el-cielo-d_nq_np_531021-mla20680498070_042016-f

Dándose a conocer con Álex de la Iglesia.

Tras el éxito que le dieron esos papeles, le hemos podido ver en otro rol totalmente diferente. Así fue en 2013, cuando estrenó Ismael, película en la que ejercía de padre y, mucho más crecido como actor, compartía escena con Belén Rueda. Tal es, que el director Álex de la Iglesia se fijó en él y le dio un papel en Las Brujas de Zugarramurdi. Aquí interpretó a Tony, y le pudimos ver en un papel distinto a sus anteriores trabajos. Esta vez era él el que daba el toque cómico a la película. Y tanto le gustó al director, que en 2015 le dio otro papel en Mi gran noche, una comedia alocada en la que también aparecían Blanca Suárez, Carlos Areces o Carmen Machi, entre otros, y en la que se podía ver hasta al cantante Raphael dando el espectáculo.

mario-casas-en-los-premios-feroz_960x540_2245a537

En 2015 también apareció en otra película de su querido Fernando González Molina. Le vimos en otra adaptación a la gran pantalla, del best-seller de Luz Gabás, Palmeras en la Nieve. Se trata de una superproducción que tuvo como escenarios España, Colombia, Senegal y Gambia. Optó a dos premios Goya. Uno de ellos fue otorgado a Lucas Vidal que, junto a Pablo Alborán, compusieron la canción original del film. Este mismo año, el actor ha rodado por segunda vez con Antonio Banderas la película Los 33, estrenada en Chile y en EEUU.

A día de hoy

El pasado día 5 estuvimos con él en la premiere de su película Contratiempo. Allí nos contó sus futuros proyectos. El intérprete se está preparando para rodar Bajo la piel de lobo, película en que interpretará a un fornido montañero y compartirá escena con Laia Costa.

Aparte de Contratiempo, de la que Mario no nos quiso hacer ningún spoiler en la entrevista, nos trae otro estreno el 2o de este mismo mes: El Bar. Es su tercera película con Álex de la Iglesia. Además de esto, nos habló de El fotógrafo de Mauthausen, otro de sus futuros proyectos.

Sin duda, Mario Casas ha ido creciendo como persona y actor; y eso lo hemos podido ver reflejado en sus interpretaciones. Dicen que un/a actor/actriz crece según crecen sus papeles, y éste es un claro ejemplo de ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here