La pasada noche del domingo 29 de Enero se celebró en Estados Unidos la 23ª edición de los  SAG Awards (Screen Actors Guild Awards), o lo que es lo mismo, los premios que entrega el Sindicato de Actores norteamericano a las mejores actuaciones realizadas por sus compañeros durante el último año. En una temporada de premios acaparada por el destello musical de La La Land, esta fue la noche de los premios reivindicativos.

Como era de esperar con la actual situación que vive el país, la gala se vio ensombrecida por las múltiples, aunque necesarias, críticas a las políticas del nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y más concretamente a sus políticas de inmigración. El resultado fue una noche en la que celebrar las mejores actuaciones del año fue lo de menos, mientras que celebrar la multiculturalidad del sector cinematográfico se convirtió en lo principal.

Dejando atrás la política, los ganadores de los SAG Awards de este año fueron:

CINE:

En el apartado del séptimo arte, hubo pocas sorpresas. La protagonista de La La Land, Emma Stone, se hizo con el premio a Mejor Actriz Protagonista, en lo que ya parece un mero trámite en su imparable camino hacia la estatuilla dorada de los Oscars.

La categoría de Mejor Actor Protagonista fue algo más inesperada, consiguiendo Denzel Washington el primer SAG de su carrera por Fences, y haciendo de paso que las apuestas por el Oscar se vuelvan un tanto impredecibles. Ya no parece tan segura la victoria de Casey Affleck.

En las categorías de Mejor Actriz de Reparto y Mejor Actor de Reparto fueron a parar respectivamente a Viola Davis por Fences y Mahershala Ali por Moonlight. Mientras que en los Oscars, Mahershala Ali competirá en la categoría de principal, dándole más vidilla si cabe a la pelea por el premio junto a los citados Affleck y Washington; Viola Davis volverá a competir en la categoría de reparto. Parece difícil por tanto que alguien les plante cara a Emma Stone y Viola Davis tras el historial de victorias que llevan acumuladas en la temporada de premios.

La categoría estrella de esta gala, el premio a Mejor Reparto fue sin embargo el premio más sorprendente de la noche, yendo a parar a Figuras Ocultas, la película protagonizada por Taraji P. Henson, Octavia Spencer y Janelle Monae que cuenta la historia de varias matemáticas afroamericanas que colaboraron con la NASA durante la famosa carrera espacial. El elenco aceptó el premio con un discurso donde reivindicaron el carácter integrador de la película.

«Esta historia es sobre lo que ocurre cuando dejamos nuestras diferencias a un lado y trabajamos todos juntos como raza humana. Cuando ocurre esto, todos ganamos. El amor siempre gana.»

Además de esto, el premio a Mejores Especialistas fue para la cinta bélica de Mel Gibson, Hasta el último hombre.

TELEVISIÓN:

El apartado de la pequeña pantalla se hizo más grande que nunca gracias a las sorpresas.

En el apartado de comedia, Julia Louis-Dreyfus ganó el premio a Mejor Actriz por la serie Veep, quien lo celebró con una imitación Trump en su discurso. William H. Macy hizo lo propio en el apartado de Mejor Actor, ganando por Shameless. Por el contrario, en su discurso, Macy fue contracorriente y agradeció irónicamente a Donald Trump por «hacer que su personaje de Frank Gallagher parezca un tio normal.»

El premio a Mejor Reparto de Comedia terminó en manos de las chicas de Orange is the New Black por tercer año consecutivo, imponiéndose a las populares Modern Family y The Big Bang Theory, que parecen haber caído en el olvido tras años de reinado en la comedia americana.

Con respecto a las categorías de drama, la auténtica triunfadora de la noche fue Netflix. Los ganadores a Mejor Actriz y Mejor Actor fueron respectivamente Claire Foy y John Lithgow, ambos protagonistas de la serie The Crown.

Y el momento más viral de la noche llegó por parte del elenco de Stranger Things con su victoria a Mejor Reparto de Drama, frente a auténticas favoritas como eran la todopoderosa Juego de Tronos o la incansable Downton Abbey. Una vez en el escenario, David K. Harbour, uno de los protagonistas de la serie, pronunció el discurso más aplaudido de la noche.

«Como actuamos en la continuidad narrativa de Stranger Things, nosotros, como ciudadanos del medio oeste de 1983, rechazaremos a los abusones. Le daremos cobijo a los bichos raros y los marginados, a los que no tienen casa. Superaremos las mentiras y cazaremos monstruos. Y cuando estemos perdidos entre la hipocresía y la violencia de ciertos individuos e instituciones, nosotros, como el Jefe Jim Hopper que soy, golpearemos en la cara a todos aquellos que intenten destruir a los débiles. Y todo esto lo haremos con el alma, con el corazón y con alegría. ¡Os agradecemos la responsabilidad!»

Mientras el público aplaudía atónito ante el entusiasmo vertido por el actor en el discurso, las redes sociales ardían con los memes de la cara de Winona Ryder, quien en poco más de 3o segundos dejó un auténtico repertorio de muecas y expresiones totalmente hilarantes. Una vez más y como dijese Johnny Depp: Winona Forever.

El premio a Mejores Especialistas en televisión fue para Juego de Tronos, en una temporada marcada por la famosa Batalla de los Bastardos.

En el apartado de miniseries, los ganadores fueron Sarah Paulson por The People v. O. J. Simpson: American Crime Story y Bryan Cranston por All the Way. En su papel de Lyndon B. Johnson, el presidente de los Estados Unidos al que interpreta en la miniserie, le mandó un recadito al actual presidente: «No mees en la sopa de la que todos hemos comido.»

Visto el devenir de la primera gala de premios de la era Trump, ya se puede ir preparando para la que le va a caer en la madre de todas las celebraciones cinematográficas. El 26 de Febrero le esperan los premios Oscars. ¡Ya falta menos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here