La esperada segunda entrega de la trilogía de 50 sombras de Grey, basada en las novelas homónimas de E.L. James, conquista los cines. Estrenada el 10 de febrero mundialmente, la secuela de 50 Sombras de Grey, 50 sombras más oscuras, está siendo un éxito en su primer fin de semana en los cines.

grey y steele

En esta segunda entrega seguimos los pasos de Anastasia Steele (Dakota Johnson) y Christian Grey (Jamie Dornan), que tras una ruptura muy dolorosa deciden darse una segunda oportunidad, pero no se lo pondrán nada fácil. Con nuevos personajes entre los que se encuentran el jefe del nuevo trabajo de Ana o una de las antiguas sumisas de Christian, la película muestra más momentos de acción aunque la pareja protagonista sigue siendo el principal reclamo de una película que cuenta con muchísimas más escenas de sexo, aunque bastante más light.

ascensor_50sombras

Sorprende gratamente la química entre los actores protagonistas, que fue nula en la primera entrega y también el hecho de que su nuevo director, James Foley, le añada momentos cómicos que sin duda la película necesitaba. Quizá lo menos reseñable sea que los conflictos quedan en su segundo plano y no se les da la gravedad que merecen en ocasiones. Rita Ora es un soplo de aire fresco en esta segunda entrega, con mucho más protagonismo que en la primera mientras que la interpretación de Kim Basinger deja bastante que desear.

La estética de la película también mejora notablemente respecto a la primera entrega, con un baile de máscaras glamuroso y un vestuario que enamora.

En conclusión, la segunda parte de 50 sombras de Grey encantará a sus fans, bastante decepcionados con la primera entrega, parece ser que el cambio de director le ha sentado muy bien a esta franquicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here