¿Cómo, cuándo y por qué se convierte una película en un clásico? Son preguntas de difícil respuesta, aunque en realidad, más o menos se puede intuir si una cinta o no llegará un momento en el que lleve el título de clásico si se cumplen varias de estas condiciones: gustar al público, gustar a la crítica o marcar un hito en el momento de su estreno.

Por tanto, siguiendo estas premisas, he hecho una selección de 16 películas a las que se las puede (o se las podrá) clasificar dentro de los Clásicos del cine tomando como referencia el 1 de enero del 2001.

1. El viaje de Chihiro (2001)

Aunque para mí la mejor película de Hayao Miyazaki es La princesa Monoke, lo cierto es que esta cinta del 2001 fue la que coronó al director japonés como uno de los grandes del cine de todo el mundo. Sin ir más lejos, ganó el Óscar a mejor película de animación, siendo la primera de anime en conseguirlo, y el Oso de Oro en el Festival de Berlín, siendo la primera cinta de animación en obtener este premio.

2. Chicago (2002)

Ahora que los musicales vuelven a estar en primer plano con La La Land no está de más recordar este musical de Rob Marshall que se hizo con seis de los trece Óscar a los que optaba, entre ellos Mejor película y Mejor actriz de reparto para Catherine Zeta-Jones cuyo sensual ‘Cell Block Tango’ ya forma parte del imaginario popular.

3. Trilogía de El Señor de los anillos (2001 -2003)

Con 17 Óscar en su haber está más que claro que estas tres películas marcaron un antes y un después en el cine, sobre todo en lo que se refiere a la recreación digital de escenarios y gente transformada en criatura fantástica, por no hablar del inolvidable trabajo de Andy Serkis dando vida a Gollum. No hay ni un plano, ni un personaje, ni una melodía despreciable en esta trilogía a rebosar de puro cine, que Peter Jackson está condenado a no repetir (solo hay que ver cómo le ha salido El hobbit).

4. Chicas malas (2004)

Cierto es, que esta cinta adaptada al cine por Tina Fey, es un clásico generacional y quizá no llegue a cumplir 100 años en la memoria colectiva. Pero mientras la generación que vivió su estreno se siga manteniendo en pie está claro que Chicas malas va a seguir siendo una de las grandes referentes en lo que se refiere al cine de instituto y al de la comedia en general.

5. Brokeback Mountain (2005)

Puede que dentro de unos años en el cine en cartelera haya el mismo número de parejas homosexuales y heterosexuales representadas en pantalla, pero desde luego en el año 2005 no era así. Quizá por eso esta valiente cinta de Ang Lee marcó un hito en su momento, sobre todo al tratar el tema de los clichés sociales, y estar protagonizada por dos de los actores del momento que, además, eran heterosexuales. No se llevó el Óscar que tanto merecía pero le queda la consolación de que nadie se acordará de Crash en unos años…

6. El laberinto del fauno (2006)

Sin duda una de mis películas favoritas. No sólo por su gran calidad, sino porque supo trasladar más allá de nuestras fronteras el horror que se vivió en España tras la guerra civil. Rodeado de grandes actores de cosecha española, Guillermo del Toro consiguió recrear un mundo tan mágico como terrorífico.

16 clásicos

7. No es país para viejos (2007)

Los hermanos Coen son historia del cine en sí mismos y muchas son sus películas consideradas clásicos, pero siempre va a haber un lugar especial para esta, la cual les otorgó tres de sus cuatro Óscar y aupó a Javier Bardem a la cima de Hollywood.

16 clásicos

8. El caballero oscuro (2008)

Como he comentado al inicio del artículo, los clásicos del cine son aquellos que marcan un hito en el momento de su estreno, tal y como hizo esta segunda parte de la trilogía dirigida por Christopher Nolan. Más allá de ser recordada por conservar la última gran interpretación de Heath Ledger antes de morir, esta cinta marcó un antes y un después en el cine de superhéroes dándole un toque más humano al llenarlo de rabia, dolor y psicópatas muy cercanos a los que existen en la realidad.

16 clásicos

9. Celda 2011 (2009)

El cine español siempre ha sido maravilloso y gracias a esta película mucha parte del público consiguió reconectar con él. Acertadamente cruda, violenta y llena de acción, Daniel Monzón demostró que no solo los estadounidenses pueden conseguir que te muerdas las uñas de impaciencia. A pesar de que todos los actores están estupendos, la interpretación de Luis Tosar como Malamadre sobresale por encima de las demás.

10. La red social (2010)

Por supuesto que esta no será la única cinta por la que David Fincher será recordado, pero esta siempre ocupará un lugar especial en la memoria colectiva, no solo por su magnífico trabajo tras la cámara y el guion de Aaron Sorkin, sino también por contar la historia del nacimiento de uno de los grandes líderes de nuestra generación: Mark Zuckerberg.

16 clásicos

11.The Artist (2011)

Hay veces que mirar al pasado es la decisión más acertada… En una sociedad ansiosa de efectos especiales, rapidez e imágenes en altísima calidad, Michel Hazanavicius consiguió triunfar con una sencilla película muda y en blanco y negro en la que uno de sus protagonistas es un adorable perrito.

12.La cabaña en el bosque (2012)

Por España pasó muy de puntillas, pero en Estados Unidos fue todo un éxito. Aclamada por la crítica y el público, esta reinvención del cine de terror por parte de Joss Whedon consigue tanto hacernos reír como temblar, para al final dejarnos con la duda de si realmente hemos entendido todo lo que ha pasado en la última hora y media.

13.El lobo de Wall Street (2013): Martin Scorsese consiguió ganarse tanto a la crítica como al público con esta desenfrenada comedia sobre los gángsters de finales del siglo XX. Leonardo DiCaprio y Jonah Hill forman el tándem perfecto para esta cinta, que muy pocos han visto tan solo una vez. Será por el subidón que te deja cuando terminas de disfrutar de sus tres horas de puro cine.

14. La isla mínima (2014)

A pesar de su gran parecido con la primera temporada de True Detective, este thriller de Alberto Rodríguez es una muestra de la buena forma en la que está el cine español en los últimos años y que las marismas del Guadalquivir poco o nada tienen que envidiar a las de Luisiana.

15. Marte (2015)

Por mucho que le pese a Matt Damon, esta película espacial de Ridley Scott siempre será recordada por haber ganado el Globo de Oro a Mejor comedia o musical, y ciertamente se lo merecía, pues aparte de los efectos especiales, el humor del Mark Watney es lo mejor de la cinta.

16. La La Land (2016)

Quizá es un poco precipitado calificar a La La Land como un clásico, pero después de ver cómo ha arrasado en las entregas de premios ya celebradas y su pronóstico para los Óscar parece más que evidente que tanto su espectacular escenografía, como su mágica banda sonora van a permanecer en nuestra memoria durante mucho tiempo.

P.D: Esta lista está construida bajo criterios puramente personales e intransferibles. Cada uno puede opinar como quiera, pero yo opino así.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here