No todas las películas románticas son Titanic, Pretty Woman o Notting Hill

En Moobys siempre hemos sido unos fieles defensores de los buenos romances, pero a veces tendemos a confundir algunos conceptos relacionados con este género cinematográfico. Una película cuyo hilo argumental es el amor, y las relaciones en pareja no necesariamente tienen que ser lacrimógenas, empalagosas o en términos más coloquiales, una gran ñoñería.

De hecho, y por desgracia, gran parte de estas películas suelen ser así, historias demasiado dulzonas que cumplen siempre los mismos estereotipos. Chico conoce a chica, chico y chica se odian pero finalmente se enamoran o chico y chica no pueden estar juntos porque lo suyo es un amor imposible, y así un largo etcétera.

Sin embargo para nosotros, como ya demostramos hace meses en otro artículo, una buena película (ya sea comedia o drama) relacionada con la búsqueda del amor puede ser entretenida y divertida sin la necesidad de tener que escupir purpurina cada cinco minutos, además de aportar alguna moraleja interesante.

Aquí tenéis la segunda parte de nuestras películas románticas (sin ser empalagosas) favoritas:

1. Submarine

Esta maravillosa coproducción entre Estados Unidos y Reino Unido, nos cuenta la historia de Oliver, un peculiar quinceañero con dos objetivos en la vida: impedir que su madre abandone a su padre y encontrarse a sí mismo aunque sea a través de una chica. Su frescura y el notable debut en la dirección de Richard Ayoade, hacen que te enamores inmediatamente de esta adaptación del libro de Joe Dunthorne.

Películas románticas pero no empalagosas

2. Los amantes del círculo polar

Otto y Ana. Ana y Otto. Dos nombres capicúas, dos niños huyendo por distintos motivos a la salida de un colegio y una historia de amor secreta y de lo más apasionada. Una película para dejarse llevar y envolver por los protagonistas, y el ejemplo más claro de que cuando Julio Medem quiere, sabe hacer buen cine (maticemos, solo cuando quiere). Solo por frases como esta merece la pena verla: “Voy a quedarme aquí todo el tiempo que haga falta. Estoy esperando la casualidad de mi vida, la más grande, y eso que las he tenido de muchas clases. Sí. Podría contar mi vida uniendo casualidades.”

Películas románticas pero no empalagosas

3. Like Crazy

La película protagonizada por las entonces desconocidas Felicity Jones y Jennifer Lawrence, y el reciente desaparecido Anton Yelchin nos habla de una manera delicada e inteligente del primer amor, de las relaciones a distancia y sobre todo, de las subidas, bajadas y encrucijadas en las que se ven envueltas, en algún momento, todas las parejas.

4. Nick y Norah, una noche de música y amor

Nick, es un joven sensible con el corazón roto después de la ruptura con su novia, que frecuenta todos los locales de música indie de Nueva York, su gran pasión. Una noche una chica le pide que se haga pasar por su novio durante cinco minutos para esquivar a una anterior pareja. Así conoce a Norah y desde ese momento comenzarán a vivir una noche de lo más peculiar. Una película sencilla y agradable, sin ningún tipo de pretensión. Cumple su objetivo: entretener a través de una historia de amor atípica.

Películas románticas pero no empalagosas

5. Drinking Buddies

Nuestra lista la completa Drinking Buddies, un elenco atractivo, unos personajes que desprenden una química encantadora, y la importancia de los pequeños detalles hacen de esta película sobre dos compañeros de trabajo inseparables -cuya atracción es más que evidente-, una pequeña joya con la que es muy fácil sentirse identificado.

Películas románticas pero no empalagosas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here