Una nueva ojeada a la figura de David Lynch

Este documental profundiza en los inicios artísticos de Lynch, desde su más tierna infancia y a través de una visión más íntima y personal del director. David Lynch: The Art Life, data desde su etapa en Montana donde vivió su niñez, hasta su alborotada estancia en Philadelphia, donde comenzó a desarrollar su creatividad y estilo plasmado por el momento en sus cuadros.

Dentro de sus múltiples talentos, se centra sobre todo en su fase como pintor, y en su lucha por lograr hacerse un hueco en este mundo, para terminar tocando grosso modo la dimensión de director de cine.

david lynch

La historia se narra por capítulos que se cierran con escenas mellizas de Lynch que a golpe de caladas a un cigarrillo, reflexiona acompañado de la música que suena de fondo, creando un enigmático ambiente.

Poco hay aquí del creador de la mítica serie de los 90, Twin Peaks o Terciopelo azul, pero queda bien patente su estilo surrealista, presente en muchas de sus películas, así como su curiosidad por la mente humana.

Es sin duda un material imprescindible para los fans más acérrimos del polifacético director, sin embargo poco valor tendrá para otras personas que pretendan descubrirlo con su visionado, ya que los datos que arroja no dicen mucho de la imagen icónica que conocemos.

David Lynch: The Art Life

Lynch narra todo lo que se dice en el documental e incluso en alguna ocasión se le puede ver grabando en su garaje lo que está relatando. Cobra gran importancia también en su narración, aquello que expresa visualmente mediante sus pinturas y esculturas.

Tiene una mirada más cercana a diferencia de la que se nos proponía en Lynch One, film que gira también en torno al cineasta producido por Jon Nguyen , co-director en este documental.

Se trata de revelar y ayudar al espectador a comprender mejor en que piensa Lynch cuando crea sus obras, pero finalmente este se percatará de que no consigue superar su principal cometido. Antes ya habían fallado otros films, intentado en tiempos pasados desentrañar la caótica mente de este genio, como Dont‘look at me o Pretty as a Picture: The Art of David Lynch.

Pues bien, creo que ya es hora de que nos resignemos pues está más que visto que, sobre David Lynch, siempre persistirá un gran nubarrón de misterio además del de nicotina.

Director: Rick Barnes, Jon Nguyen, Olivia Neegaard-Holm

Musica: Jonatan Bengta

Fotografía: Jason S.

Estreno: 30 marzo de 2017

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here