BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Una historia de odio y valentía

Ya ha llegado. Ya tenemos aquí la esperada adaptación de la novela homónima de la ganadora del Premio Planeta 2016 Dolores Redondo,  El guardián invisible.

En primer lugar, estas líneas hablan del largometraje dirigido por Fernando G. Molina y del guion adaptado de Luis Berdejo, es decir, no había leído la novela previamente al visionado de la película. Es posible que quienes leyeran antes la novela de Redondo, consideren, como así suele suceder, superior el libro al largometraje, pero me ceñiré a este último.

Le pese a quien le pese, hacía tiempo que una película no me atrapaba tanto, hasta el punto de no mirar el reloj en toda la proyección (es algo que siempre hago cuando me dicen que tiene una duración de dos horas). Espero que, al verla (o al leerla), el espectador no se haya quedado en la trama policíaca o crean que es un thriller más, porque El guardián invisible es mucho más que eso, va más allá de unos asesinatos y de una historia de género negro.

El esqueleto construido por Dolores Redondo es en sí mismo un mecanismo engranado a la perfección, cuyas tramas se entrelazan con una coherencia y una cohesión admirables. Amaia Salazar (Marta Etura) es una inspectora de la policía foral de Navarra que tendrá que hacer frente a un truculento caso sucedido en su pueblo, Elizondo. Con este pretexto, el de solventar los sucesos que están atormentando al pueblo, Amaia vuelve a sus orígenes y deberá mirarse al espejo para reconocer sus fantasmas del pasado y poder vencerlos. Para ello, primero tendrá que aceptarlos y tomar distancia si quiere resolver quién es el autor de los diferentes asesinatos que se van sucediendo a lo largo del film.

Con una gran carga psicológica, El guardián invisible se presenta como un largometraje que oscila entre el realismo mágico y la truculencia, ya que otra de sus tramas cuenta la leyenda del guardián del valle del Baztán y en la orilla de su río será donde aparecerán los cadáveres de las niñas.

el guardian invisible

Los personajes están perfectamente construidos, son redondos, cada uno de ellos tienen uno o varios conflictos antes de que todos se vean involucrados en los sucesos del Baztán. Una mochila a la espalda llena de piedras es lo que tienen Amaia, Flora (Elvira Mínguez) y Ros (Patricia López), tres hermanas de un mismo matrimonio, pero queridas por sus padres de una forma muy distinta. Su familia era dueña de Mantecados Salazar, un importante obrador que actualmente regenta Flora, por herencia familiar. Una trama que muestra hasta qué punto nos marca la educación que recibimos durante nuestra infancia. En el caso de Amaia estuvo marcada por la no-relación con su madre y aquí –y esto me parece sublime– es donde nace el arte de El guardián invisible. Se presenta el tema literario de la relación madres e hijas, ya tratado por autoras como Carmen Martín Gaite, Laura Freixas o Carmen Laforet, entre otras. Un tema poco abordado que ya era hora de poner sobre la pantalla, pero así, con toda la crudeza y realidad, sin maquillar nada.

Algo que también me resulta admirable es reflejar que nuestra sociedad sigue siendo machista, puesto que Amaia tendrá que vivir situaciones poco agradables, pero que solventará con valentía y talento. Ella, junto a su escudero Jonan (Carlos Librado) –como si fueran un tándem cervantino– intentarán hacer frente a todas esas circunstancias que les irán siendo cada vez más adversas.

No puedo opinar demasiado en la adaptación del libro, porque todavía no lo he leído, pero la atmósfera creada, con esa tonalidad grisácea y la lluvia como una constante en el largometraje, creo que es muy, muy acertada para una película de este género, negro, si queréis.

Elizondo parece fantasmagórico, un pueblo invisible en medio de un valle que tiene mucho de mágico y cuyo eco y voz vienen acompañadas de un música excelente, obra de Fernando Velázquez. Todos los elementos entran en una simbiosis que engancha al espectador desde el primer segundo. Las imágenes que podemos ver del espacio seleccionado para el rodaje de la película me parecen maravillosas, con unos planos y unos desenfoques que conceden un punto a favor en el desarrollo de las tramas: los claroscuros de la vida.

En definitiva, El guardián invisible es un largometraje que todo el mundo debería ver, dejando a un lado la etiqueta general y tópica de género negro, porque no solo es eso, por suerte. Es una miscelánea de otras muchas cosas que atrapa, revuelve y enriquece nuestro interior una vez vista. Un gran apuesta de nuestro cine, unas sublimes interpretaciones y una historia que no va a dejar indiferente a nadie, para bien o para mal.

Y tú, ¿te atreves a descubrir el valle del Baztán?

Duración: 109 minutos.
Estreno: 3 de Marzo.
Director: Fernando G. Molina.
Guion: Luis Berdejo.
Reparto: Marta Etura, Elvira Mínguez, Patricia López, Carlos Librado, Francesc Orella, Pedro Casablanc, Paco Tous, Manolo Solo, Itziar Aizpuru, Mikel Losada, Ramón Barea, Miquel Fernández.

Si quieres leer el libro antes o después de la película, lo puedes comprar aquí.

cuidado perrunos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here